Entradas

Iniciación al punto: cuello

¡Buenos días!

Esto de grabar vídeos, ya sabía yo, que iba a ser complicado y que, de alguna forma, alguna que otra iba a liar, jejeje

Así que vais a perdonarme la torpeza, pero tengo que repetir “cómo cerrar los puntos” y “cómo rematar con la aguja lanera”.

Os prometo (jurando solémnemente sobre mi máquina de coser), que los subiré a youtube con otra lana. La del siguiente proyecto, ni más ni menos, para ser más precisa.



Por ahora os dejo por aquí con mi cuello y con un pequeño vídeo de cómo unir dos ovillos de lana. Como sabéis, para este cuello usé dos ovillos de 100 gramos, así que a mitad tuve que averiguar cómo hacer para continuar con el siguiente ovillo sin que se note el cambio 😉


Al terminar el cuello hay que dejar más o menos tres veces el largo de las agujas para rematar y cerrarlo.


Además, he añadido al post anterior algo muy importante. Lo primero que me enseñó mi tía al empezar con el punto es que la postura que tomemos es muy importante. Debemos estar cómodos y asegurarnos de tener la espalda recta para evitar problemas y dolores en el futuro.

Ahora ya me quito el “modo madre” y os deseo un feliz jueves a todos 🙂
¿Alguno se ha animado a empezar con el punto?

¡Besos! 🙂

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

DIY: Amigurumi

Como algunos seguidores ya sabéis mi reto del verano era aprender ganchillo para así retomar otra de las labores de la abuela (en este caso paterna) y la verdad es que estoy bastante contenta con el resultado de este DIY.



Encontré este patrón que es bastante sencillo en la web www.patronesamigurumi.org (una mina de patrones de amigurumi por cierto) y enseguida me lancé a ello. Ya sabéis que me encanta hacer cositas para los peques de la familia.

El material necesario:

Ovillos de lana blanco, rosa y gris y cascabeles, todo ello de la mercería online de Cobián.
Relleno de un cojin
Ganchillo apropiado al grosor de la lana (en este caso del 3) y aguja lanera.

Para los que sabéis ganchillo no tiene ningún misterio, son todo puntos bajos con sus aumentos y disminuciones, solo hace falta seguir el patrón.
En la cabeza tenéis que meter los cascabeles. Yo recomiendo que utilicéis algo redondo como una pelota de ping pong pero en su defecto vale una cajita como la que he utilizado. No los metáis directamente con el relleno ya que así casi no suenan.
Si no tenéis cascabeles podéis llenar la cajita con arroz hasta la mitad.

¿Qué os parece? no es una monada?

Visita la entrada original AQUÍ