Entradas

DECO DIY – VELA CASERA

Hola coquetos,
hoy os quiero enseñar la segunda propuesta que hice para el reto #ReKhiels, que consistía en reutilizar los envases de sus productos para continuar con toda su filosofía eco. Así que el otro día os enseñé a hacer un florero muy fácil y rápido con un bote de crema y hoy os quiero mostrar cómo hacer una vela con cosas que tenemos por casa y en 5 minutos.

Lo único que nos hace falta es: un potito vacío (este de crema viene muy bien porque al ser de vidrio no se va a derretir), agua, un poco de aceite, un trocito de plástico (como la base de una botella de agua, por ejemplo), papel de cocina o de baño y unas tijeras.

Lo que hay que hacer es limpiar el bote de crema y llenar casi todo de agua. Después vertemos un poco de aceite, que será nuestro combustible.
A continuación, cogemos el trozo de plástico, lo cortamos en forma de círculo y hacemos un pequeño agujero en el centro pinchando con las tijeras. Con el papel de cocina cogemos un trocito de papel y lo enrollamos, esta será nuestra mecha. Metemos el papel por el agujero del trozo de plástico y lo cortamos hasta que tenga el tamaño justo.
Ya sólo falta meter nuestra mecha en el bote. Hay que colocarla suavemente sobre el aceite y procurar que se quede flotando, por encima de este líquido, para que no prenda toda la vela sino solo la mecha.
Y una vez que encendamos el papel con el mechero o la cerilla ya tenemos nuestra vela preparada para que nos dure un buen rato. Y cuando se acabe, echamos más aceite, un trocito de papel nuevo y a seguir disfrutando.
¿Qué me decís, un diy muy útil para estas nochecitas de verano, no? Espero que os haya gustado y que os sirva para haceros un montón de velas.
Feliz finde,

Lee el post original

>

DECO DIY – FLORERO RECICLADO

Hola coquetos,
hoy os quiero enseñar un diy muy sencillo que he hecho reciclando un botecito de crema. El caso es que llevaba tiempo buscando un florero pequeño para una mesita muy alargada que tengo y no encontraba ninguno que me gustara, eran todos muy alargados o muy anchos así que me cansé y decidí hacerme uno yo misma.
Así que este diy es perfecto para decorar alguna mesita lateral que tengamos por casa porque es más o menos pequeño pero caben unas cuantas flores que alegren y se puede hacer en cualquier color que nos venga bien para la estancia.
¿te gusta la idea?

Lo que se necesita es: pintura en spray del color que hayamos elegido (yo he optado por el antique pink de pinty plus evolution que le tenía ganas a este color), unas tijeras y un botecito de crema que tengamos por casa y se nos haya acabado. Esta en concreto es de Kiehl”s, una marca de cosméticos naturales que estoy segura que conocéis.
La semana pasada nos invitaron a una de sus tiendas para que conociéramos sus productos y nos dieron un par de botes para que hiciéramos algún diy reciclándolos. Yo cogí este bote de aceite y otro botecito de crema que ya os enseñaré.

Lo que hay que hacer es cortar la parte superior del bote con unas tijeras. Luego quitamos la pegatina y limpiamos por dentro y por fuera para que quede sin restos de crema ni de pegamento.
Ponemos el bote bocabajo sobre papel de periódico o alguna superficie que no nos importe que se manche con spray. Y rociamos una fina capa a unos 25cm. Si vemos que no ha cubierto del todo damos otra fina capa pasados unos 5 minutos.
Luego podemos darle algún toque extra como anudarle un trozo de cordón en la parte superior para que nos quede un jarroncito más delicado y de aspecto más rústico.
Y ya sólo queda llenarlo con un poco de agua y meter dentro las flores que hayamos decidido poner. Yo soy un poco desastre con esto de cuidar flores y plantas así que para no ponerme nerviosa directamente he comprado unos claveles blancos de mentira, que si no iba a estar siempre lleno de flores muertas jejeje
Y ya tenemos listo nuestro pequeño florero para poner en ese rinconcito y darle un toque más fresco a nuestra casa de cara a la llegada del veranito.
Espero que os haya gustado esta segunda vida que le he dado al botecito de Kiehl”s y que os parezca útil y la llevéis a cabo porque no puede ser más fácil y resultona. ¿a qué sí?
¡Ah! y si tenéis botes de Kiehl”s podéis llevarlos a reciclar a las tiendas y cuantos más llevéis más regalos os hacen.
Buen comienzo de semana,

Lee el post original

>

Tutorial Oxidando una botella de cristal

Lo prometido es deuda. Comenzábamos la semana hablando de las posibilidades que tiene el proceso de oxidación en diversas superficies. Me encantan esos tonos turquesas que se puede lograr en metal, madera y sobre pintura. Si quieres verlos, puedes visitar el post AQUÍ.

Decorar una botella de cristal

Después de unos días el resultado final de nuestra botella de cristal es éste. Como se ve en la foto parece salida del Titanic. Yo creo que gana personalidad, aunque entiendo a quien no le guste envejecer de forma artificial los objetos. Para oxidar nuestra botella hemos seguido unos pasos muy sencillos, aunque a diferencia de la mayoría de proyectos que propongo, en esta ocasión necesitamos materiales que pueden ser un poco más difíciles de encontrar.
Diy decorar cristal
Envejecer cristal pintado.

PASO 1: PONEMOS LA CINTA DE CARROCERO

Para cambiar de color cualquier objeto de cristal podemos usar este proceso. Es muy sencillo y lo explico porque creo que tiene muchas posibilidades para cualquier tipo de bote que nos apetezca reciclar. Colocamos la cinta de carrocero alrededor de la botella. Bueno, tampoco es necesario cubrirla toda. Depende del dibujo que nos guste. En este caso se me fue un poco la mano.

Tutorial para personalizar botellas
Cómo pintar botellas de cristal.

PASO 2: DIBUJAMOS CON UN LÁPIZ

Con un lapicero dibujamos la figura que hayamos pensado para personalizar nuestra botella de cristal. Como quería hacer un óvalo en el centro hice el contorno.

Pintar cristal
Tapamos la botella.

PASO 3: CORTAMOS

Con ayuda del cutter, es lo mejor, cortamos la cinta de carrocero y luego despegamos la parte que vamos a dejar descubierta, es decir, la zona que queremos llenar con pintura.

Tutorial reciclar botellas
Cortamos la figura que hemos diseñado.
Personaliza tus botellas con pintura
Retiramos el papel.

PASO 4: PINTAMOS

Con ayuda de un spray le damos ese tono dorado a nuestra botella. Sólo tenemos que dejar secar y retirar la cinta de carrocero.
Pintar con spray
Botella de cristal antes de pintar.

Pintar cristal
Pintura color oro.

Cómo decorar con color dorado cristal
Resultado de la pintura.

PASO 5: OXIDAMOS

Y aquí llega lo que todos estamos esperando: la oxidación. Mezclamos con agua Nitrato de Cobre. Tiene un color azul muy intenso que vamos a dejar en nuestros objetos. Cosas importantes: ponerse guantes cuando lo usemos. Es tóxico, pero no peligroso si se usa con cuidado. Como la legía o el amoniaco. Debemos hacerlo en un lugar abierto. Es lo mejor. Y lo venden en tiendas de productos químicos. Esto lo cuento por Isabel. Perdona que no te he contestado al comentario, pero como ves te tengo muy presente. Me acuerdo mucho de tí y tengo un montón de ganas de volver a hacer una quedada para buscar objetos vintage por Madrid. Si alguien se apunta, posiblemente será en junio.

Oxidar muebles con nitrato de cobre
Botella oxidada.

Para usarlo tenemos que mezclar dos cucharas soperas en una cantidad de agua que se asemeja a un vaso grande. El agua tiene que estar bien caliente para que se diluya bien. Luego, con un spray lo echamos sobre la superficie y con una pistola de calor hacemos que emulsione. Otra cosa importante: el secador del pelo no da suficiente calor. Y que no se me olvide: mucho cuidado con la pistola de calor. Te lías a emulsionar y cuando te das cuentas la dejas donde no debes y te quemas sin darte cuenta. Tengo una bonita quemadura de cinco centímetros en el brazo, que hace que hable por experiencia propia. Así que mucho ojo. Además, si nos pasamos con la pistola de calor podemos quemar la superficie y la emulsión. Esas pintitas negras que se ven en la foto anterior son quemaduras. Se quitan, pero es mucho mejor no dejar la pistola de calor quieta en el mismo punto. Vamos dando pasadas porque además con el aire que sale hacemos que el líquido se mueva. Como se ve en la siguiente foto, incluso va chorreando por la botella. El color azul se logra enseguida. Como os conté en otro post se pueden usar varios líquidos para oxidar, pero el azul intenso de la botella se logra con el nitrato de cobre. Con el vinagre, por ejemplo, obtendremos colores más pardos.
Oxidación color turquesa
Resultado de la oxidación.

PASO 6: PARAMOS LA OXIDACIÓN

Cuando aplicamos calor estamos iniciando una reacción en el nitrato de cobre. Esta reacción no para hasta que no apliquemos alcohol. En algunos casos, y según la cantidad que hayamos puesto en la mezcla y el tipo de material que estemos oxidando, el proceso puede ser muy rápido y tenemos que pararlo en una o dos horas. Como a mí me gusta ir experimentando, dejé que siguiera durante varios días, pero sólo en algunas zonas. No sé si se parecía bien en la foto cómo el dorado se ha vuelto algo más cobre y ha salido un cerco en algunas de las manchas turquesas.
Botella vintage
Botella tras varios días oxidando.

Eso sí, el azul verdoso sigue igual de intenso con una pequeña variación. Más adelante os contaré cómo va la oxidación en la caja de madera. Según el material existen pequeñas variaciones.

Botella envejecida diy
Detalle del resultado final.

¿Alguien se apunta a oxidar lo que tenga por casa? Si ya lo has hecho, comparte tu experiencia y cuéntanos. Si lo haces de otra formas, soy toda oídos. Creo que no hace falta que vuelva a dar las gracias a Julia Vicente, por todo. Sus consejos, experiencia, ganas de crear….
Como éste es un Diy muy sencillo, me sumo a los Findes Frugales de Marcela. Un placer, como siempre.Si tienes un hueco, Marcela, cuétanos cómo oxidas y así intercambiamos técnicas. Muchas gracias por esos Findes Frugales.

Lee el post original

El reto pinterest: DIY · portavelas de cemento

Hoy es día DIY , uniéndome una vez más al Reto Pinterest, que organiza el blog Scarlata y el Sr Don Gato II
El tema elegido para este mes eran unos portavelas de cemento , así que os traigo un paso a paso muy completo!
Empezamos con los materiales:
Empezamos?
Lo primero que tenemos que hacer es la mezcla del cemento con agua, añadimos 3/4 partes del vaso con el polvo de cemento y vamos añadiendo agua, cuando la mezcla se puede remover cómodamente sin ser excesivamente líquida es el momento de derramarla en nuestro molde.
Os aconsejo que antes de verter el cemento en el molde, lo untéis con un poco de aceite para que al desmoldarlo sea más cómodo.
Una vez que hemos vertido la mezcla en el molde, esperamos aproximadamente media hora y colocamos el molde de la vela calientaplatos en el lugar que elijamos, yo en este caso, opté por no centrarla y dejarla desplazada a un lado.
Para que el molde de la vela tenga consistencia durante las horas de secado de cemento, yo le coloqué unas monedas para darle el peso necesario. Dejar secar unas 24h. Ahora sí, llegó el momento de desmoldar, cortamos el bote de patatas y sacamos nuestro portavelas.
Lijamos la pieza y comprobamos que cualquier vela del estilo que hemos elegido encaja a la perfección.
Es el momento de decorar nuestra pieza, he de decir que personalmente me gustaba mucho muchísimo sin nada, pero finalmente decidí darle un pequeño toque…con ayuda de cinta de washi tape, marqué la zona a pintar…
Un poquito de Chalk Paint de La Pajarita en mint y listo!
La imperfección del cemento me parece taaaaaaaaaaaaaaan bonita…. que esa burbujita me tiene enamorada

Aprovechando que me sobró un poquito de cemento y que tenía un molde de galleta con forma de corazón…voilá!

Cómo véis si se siguen bien los pasos, y se respetan los tiempos de secado, se pueden hacer cosas muy chulas con cemento…
Y ahora sí, os invito a pasar por la fiesta de enlaces y ver las propuestas de mis compañeras…
Mañana es festivo y no habrá post, así que os veo el Lunes!!! feliz puente!!

Lee el post original

p>

Tutorial: cómo craquelar

Nunca ha sido una de las técnicas que más me han atraido. Y una vez más, los prejuicios se van con el conocimiento. Llevo un mes craquelando todo lo que encuentro: madera, DM, cristal… De hecho, ayer me preocupé al descubrirme a mí misma elegiendo en el super los yogures por el tarro de cristal en el que venían porque quería craquelarlos. Ya se sabe. En este vida del amor al odio hay un paso. Y yo dí ese paso, pero al revés, con el craquelado hace varias semanas. Lo bueno, es que he cometido todos los errores posibles y he hecho todas las mezclas habidas y por haber para evitaros fracasos innecesarios.
Como craquelar

Hay varias formas de usar la técnica del craquelado, pero para empezar hay que decir que el craquelado nace del paso del tiempo. Originariamente se denominado craquelado a las grietas que salen en la pintura por el deterioro que sufren con los años. Damos un efecto envejecido a nuestras piezas haciendo que la pintura se rompa. Para conseguirlo lo normal es emplear dos capas de secado distinto. Es decir, una base sintética, como puede ser la cola de carpintero o el alkil, y otra como la pintura acrílica que tiene una base acuosa. Los tiempos de secado son distintos y eso hace que se las tensiones que sufre la base sintética tire y rompa la pintura ya seca. Una vez explicado esto vamos a los que supongo importa:

¿Cómo hacemos un craquelado?

Como decía hay varias formas de hacer un craquelado en pintura. Ninguna es mejor que otra, pero sí es importante tener en cuenta cómo se hacen y los resultados que vamos a lograr para aplicar una u otra según el proyecto en el que estemos trabajando. Hoy empezamos por lo fácil. Un craquelado con dos pinturas acrílicas y liquido craquelador en DM.

Craquelar pintura
Caja de fresas de DM.

¿Qué necesitamos?

Para decorar nuestras cajas de fresas vamos a hacer un craquelado usando un líquido que ya viene preparado para craquelar. Si nos decidimos a comprar el craquelador, debemos saber que existen varios productos. Unos vienen en dos botes, que hay que aplicar sobre la superficie en momentos diferentes, y otras vienen ya preparados para dar simplemente una capa con un único producto.

Líquido craquelador
Craquelador.
Si queremos decorar un mueble, caja, botella o cualquier objeto con un craquelado es recomendable elegir dos colores que contrasten. Sé que esto parece muy evidente, pero tenemos que tener en cuenta que el color que va a predominar es el que ponemos encima. Para decorar esta caja de fresas de DM elegí un color rosa muy claro y el MARSALA, el color de 2015 según PANTONE. Ambas pinturas eran acrílicas al agua, lo que hace que el craquelado sea mucha más fácil de hacer en comparación con el esmalte, que tarda más en secar.

Rosa para nuestro craquelado
Rosa claro para la base de nuestro craquelado.

PASO 1: PINTAMOS CON EL COLOR BASE

Para empezar nuestro craquelado tenemos que pintar nuestra caja de ese rosa tan clarito que hemos elegido. Le damos un par de capas para lograr que la pintura cubra bien todo y conseguir una capa un pelín gruesa de pintura.

Pintura acrílica para craquelar
Pintura acrílica al agua.

PASO 2: APLICAMOS EL CRAQUELADOR

El craquelador tiene una textura parecida a la del barniz. Es denso y pegajoso lo que hace que pueda ser un poco engorroso aplicarlo con el pincel. Lo esencial es que cuando lo extendamos, logremos que la capa sea homogénea y que cubra toda la pieza. Según lo densa que sea esta capa, las grietas serán más grandes y anchas o más pequeñas y estrechas. Dejamos secar bien para poder pasar al siguiente paso.
caja craquelada
Craquelar muebles.

PASO 3: PINTAMOS CON EL SEGUNDO COLOR ELEGIDO

No nos apresuremos. El craquelador tiene que estar bien seco y no vamos a ver ninguna grieta hasta que pintemos con el segundo color. El craquelador rompe la pintura de arriba para que deje ver la de abajo.

Resultado del craquelado
Craquelado con dos colores.

PASO 4: PÁTINA CON CERA

¿Por qué dar cera teñida de blanco a nuestro craquelado? Tenemos que tener en cuenta que en muchos casos esas grietas que conseguimos son muy finas, casi imperceptibles. No es necesario, sólo una forma de acentuar ese efecto craquelado sobre la pintura. Si vemos que no se ve lo suficiente, todo tiene solución. Aplicamos cera teñida de blanco y sacamos a la luz todas esas pequeñas roturas que hemos provocado en nuestra superficie.

Caja de fresas craquelada a dos colores
Craquelado tras aplicar cera blanca.
El color de la pintura cambia un poco por la cera blanca, pero como siempre, si vemos que nos pasamos con el blanco, la cera con cera incolora se va. Podemos restar ese aspecto blanquecino aplicando más cera con un trapo.

Craquelados
Diferencia entre poner cera blanca (izquierda) y no ponerla (derecha).
De hecho, creo que voy a quitarle un poco de blanco en los bordes. Se me ha ido la mano. Y tengo que terminar el interior. Por ahora he colocado una cartulina y unos periódicos de 1953, que compré en nuestra última visita al RASTRO de Madrid. Si quieres ver todo lo que pudimos cotillear en los puestos, echa un ojo AQUÍ.
Decorar cajas de fresas con papel
Hojas de periódico de 1953.
Decorar caja fresas
Caja de fresas craquelada

Y ya os adelanto que esta semana seguiremos hablando de craquelado, pero en cristal. Un poco más complicado, pero creo que merece la pena intentarlo. Os dejo un pequeño adelanto:

Decorar botes de cristal con craquelado
Craquelado en cristal.
Decorar con servilletas cristal
Craquelado con servilletas.

No sé si os interesará un tutorial con todos los pasos para decorar vuestros botes de cristal con esta técnica. ¿Lo preparo?


Si te ha gustado toda la info, comparte en FACEBOOK y/o TWITTER.

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=BaldosasAmarillasBlogDeDecoracinLowCost&loc=es_ES

Lee el post original

Botes de cristal para San Valentín

Me estaba resistiendo a hacer un DIY para San Valentín. No por nada, simplemente porque no es una fecha que me apasione. Pero al final viendo todas las cosas chulas que hay por ahí y movida por “el culo veo, culo quiero” he decidido dar una vuelta a una propuesta que hice hace varios meses. Como me gusta ir experimentando e ir probando varias técnicas, he retomado una idea de hace tiempo, pero usando otra forma de pintar. El objetivo es ir viendo los diversos resultados según cómo lo hagamos.

reciclar botes cristal

Así que por un lado volvemos a pintar botes de cristal, pero con algunas variantes que por lo menos a mí me resulta interesante ir viendo.

tutorial decorar botes cristal
Tutorial pintar botes de cristal con esponja.
El pasado verano pinté unos botes de cristal con la receta de pintura de pizarra casera que uso habitualmente. (Más adelante os dejo el video con el tutorial para hacerla en casa o si os apetece ver todos los detalles, podéis echar un ojo en el post dedicado a este tipo de pintura, pinchando AQUÍ. ) Lo mismo parece una tontería, pero de verdad, que a mí me ha parecido importante. Los pinté en verano, julio para más señas, y las altas temperaturas creo que afectan bastante a este tipo de pintura y su capacidad de agarre. Otra cosa diferente, entonces usé pincel y ahora esponja. Y otra más. En ese momento me quedó bastante espesa y ahora mucho más líquida.

diy decorar botes cristal pintura pizarra
Bote de cristal decorado en color gris y hueso.

como hacer DIY san valentín
Bote de cristal para San Valentín.
Todo esto lo cuento no con la intención de decir qué está bien o qué está mal. Sinceramente creo que todo depende de qué efecto quieras y sólo cuento mi experiencia por si le resulta útil a alguien. Así que comenzamos con el paso a paso para pintar unos botes de cristal con pintura de pizarra casera y esponja y os voy explicando las diferencias.

¿Cómo decorar botes de cristal en casa?

PASO 1: PONEMOS CINTA DE CARROCERO

Como en la otra ocasión hice un corazón grande para que se viera el interior del bote y me gustó, pues ahora han sido decenas de corazones por todos lados y por todos los botes. Unos más grandes, otros pequeños. Así también podéis ver cómo quedan de diferente forma y tamaño. Al igual que la otra vez, ponemos la cinta, pintamos el dibujo que nos guste con un lapiz y retiramos la cinta que sobra.

cinta carrocero pintar cristal
Cómo pintar corazones en botes de cristal.

PASO 2: HACEMOS NUESTRA PROPIA PINTURA DE PIZARRA

receta chalk paint casera
Pintura chalk paint casera.

Para hacer nuestra pintura de pizarra en casa, yo uso cuatro cosas:

– Escayola.
– Cola de carpintero (la cola de conejo da más elasticidad a la pintura, pero por ahora no tengo).
– Pintura acrílica.
– Agua.

A mí me resulta muy sencilla de hacer y puedo variar su densidad según mis necesidades. Ni recomiendo, ni critico la compra de chalk paint. Sé que hay personas que están encantadas. Sólo os dejo unas fotos para que podáis ver lo que a mí me ha pasado. Como todo el mundo hablaba maravillas de ese tipo de pintura probé una marca y por ahora no creo que repita. Insisto, he probado sólo una marca y no estoy diciendo que no se compre. Os dejo primero la fotografía con una capa de chalk paint sobre un bote de cristal

pintura de pizarra mala calidad
Chalk paint sobre cristal sin agarrar correctamente.

Y os dejo la segunda mano de pintura casera extendida con esponja. Como decía antes, en verano seca mucho mejor y por tanto es más fácil ir sumando capas. Con el frío, te puede pasar que no esté bien seca y cuando presiones la esponja retires parte de la pintusa.

pintar con esponja
Pintura de pizarra casera extendida con esponja.

PASO 3:PINTAMOS CON ESPONJA

Aquí necesito vuestra ayuda. El otro día pinté una botella de cristal con rodillo por ver el resultado y como me habían recomendado usar esponja se me quedó la idea. Pero cuando leí algunos de vuestros comentarios recomendando esta técnica, pues me ha faltado tiempo para intentarlo. Fallo que creo que he cometido. Utilicé una esponja de lavar los platos con los poros bastantes grandes y puede que por eso el grano se haya quedado tan ancho. No sé si se parecia en la foto la rugosidad de la pintura sobre el cristal. Eso sí. La pintura agarra estupendamente con la esponja. Por favor, si alguien la usa habitualmente que nos deje un comentario contando su experiencia. Me he picado con la esponja y quiero ir probando más trucos.
corazones dibujados en cristal san valentín
Dejamos ver el interior de los tarros de cristal.

PASO 4: LIJAMOS

Aquí se encuentra una de las grandes diferencias entre pintar con pincel y con esponja. La textura que dejamos en la superficie es muy diferente. Con la esponja dejamos como un grano, que podemos quitar si lijamos. Con una lija fina, que si no nos quedamos sin pintura. Y con pincel quedan unas rayas o vetas, que al lijar pueden asemejar un efecto envejecido.

lijar pintura
Lijamos la pintura de los botes pintados con esponja.
botes cristal vintage handmade
Bote de cristal pintado con pincel y lijjado.

PASO 5: DECORAMOS CON CUERDAS

En esta ocasión me ha entrado un ataque de indecisión en el último momento y el bote de color blanco lo he trasformado en rojo.

chalk paint casera pintar cristal
Botes decorados con pintura de pizarra.
Botes reciclados portavelas
El mismo bote con dos colores diferentes.

Y os dejo más botes con diferentes colores y corazones de diversos tamaños por si os dan ideas.

botes cristal reciclados guardar gominolas
Bote para guardar regaliz.
diy san valentin botes cristal
DIY botes cristal reciclados.

Con este DIY nos sumamos a los “Findes Frugales” de Colorín Colorado.

Si tienes un blog y quieres dar a conocer tus contenidos, participa en nuestro intercambio de propuestas. Pincha AQUÍ y participa en la de esta semana.

Si te ha gustado toda la info, comparte en FACEBOOK y/o TWITTER.

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=BaldosasAmarillasBlogDeDecoracinLowCost&loc=es_ES

Lee el post original

DIY: reciclar botes de cristal en alfiletero

Llevaba tiempo queriendo terminar este DIY que tenía a medias por casa. Cuando hice una funda para mis tijeras reciclando un cd usado (puedes ver el paso a paso AQUÍ), me puse a la vez con un alfiletero. Pero entre una cosa y otra lo tenía abandonado. Y eso que es muy sencillo.

alfiletero

Para hacer nuestro alfiletero con nuestras propias manitas podemos reciclar. Sin duda alguna, los proyectos que más nos gustan son los que sirven para evitar que tiremos algo a la basura y darle una segunda oportunidad a un objeto que en apariencia no tiene valor.

diy reciclar decorar botes de cristal
Alfiletero con un bote de cristal reciclado.

¿Qué necesitamos para hacer nuestro alfiletero?

Lo primero es encontrar un bote de cristal que nos guste. Vale cualquiera, pero hay una marca de mermeladas que hacen unos tarros de cristal que me encantan. Son más estrechos por la parte de abajo que por la de arriba y los he usado mucho para pintarlos con pintura de pizarra y transformarlos en portavelas. Con muy poquito trabajo estos botes quedan muy chulos de rojo (lo puedes ver AQUÍ), o de color gris (lo puedes ver AQUÍ).

Tutorial para reciclar botes de mermelada
Bote de mermelada.

PASO 1: CORTAMOS EL CARTÓN

La idea es hacer un relleno acolchado para nuestro alfiletero. Para conseguirlo vamos a usar círculos de cartón y relleno de almohada. Tomamos medidas usando la tapa de nuestro bote de cristal.

Relleno de almohada para nuestro acolchado.

PASO 2: UNIMOS TODA LA ESTRUCTURA INTERNA

Como la idea es que la parte superior del alfiletero, es decir, dónde pondremos las agujas y alfileres, queremos que quede redondeada vamos a usar círculos de cartón de diferentes tamaños. Se puede ir jugando con las formas. Más rectangular y plano: mismo tamaño de los círculos. Más elevado: más capas.

Cómo hacer un pequeño acolchado
Estructura interna de nuestro acolchado.

PASO 3: PONEMOS LA TELA

Para nuestro alfiletero hemos elegido una tela de saco. Una arpillera con nudo pequeño, que nos va a permitir clavar las agujas sin problemas. Ponemos la tela sobre el relleno de almohada y rodeamos todo la estructura que hemos hecho. Vamos a pegar la tela en el cartón que ha quedado de base.

DIY entelar
Entelamos nuestra estructura.

Para ayudarnos a pegar la tela podemos usar unas pequeñas pinzas. Estas herramientas son muy útiles para unir materiales y asegurarnos que la cola de carpintero hace bien su trabajo.

pegar tela cartón
Pinzas para asegurar la tela.

PASO 4: PEGAMOS LA TAPA

Una vez que hemos dejado secar la tela y está completamente pegada al cartón vamos a montar la tapa de nuestro nuevo alfiletero. Ponemos cola de carpintero sobre lo que fue una tapa de metal para guardar mermelada de albaricoque.

Decorar tapas de metal
Pegamos la tapa metálica.

Pero queremos que quede bien pegado el cartón y que no se levante. Volvemos a sacar las pinzas y asegurarnos de que la superficie queda bien unida.

Decorar alfiletero handmade
Montamos nuestro alfiletero.
Y un truco que puede tener muchos usos. Para que no se vea el borde de la tapa metálica podemos pegar con cola de carpintero una puntilla o lazo. En este caso, uno de color rojo y blanco que tiene el ancho perfecto para que el tarro se pueda cerrar sin problemas mientras tapa todo el borde de color naranja.

Alfiletero con un bote reciclado
Alfiletero handmade.
Ya tenemos nuestro conjunto de costura 100% handmade hecho con material reciclado. El bote para meter las bobinas de hilo y poner los alfileres en la parte superior y una funda para las tijeras. Y como tenía por casa unos botones de madera tenía que darles un uso.

Botones de madera decorar
Botones de madera.
Por cierto, en la tela hice un transfer con papel decorativo, pero hoy no voy a explicar el paso a paso. Al final me salen los post muy largos y creo que puede ser un verdadero lío. Así, que muy pronto haré otro post dando todos los detalles sobre cómo hacer un transfer sobre tela, bueno… si os interesa, que lo mismo es una idea que no gusta mucho. ¿Qué os parece el transfer sobre tela?

Imagen vintage sobre arpillera
Transfer sobre tela.

Y como este DIY trata de reciclar y dar un nuevo uso a un bote de cristal me sumo a las Diogeneras. No podéis dejar de echar un ojo a su última edición.

Si te ha gustado toda la info, comparte en FACEBOOK y/o TWITTER.

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=BaldosasAmarillasBlogDeDecoracinLowCost&loc=es_ES

Lee el post original

Un limpiador para el retrete. DIY

Llevo tiempo buscando una receta para limpiar la taza del váter sin tener que utilizar productos como la lejía. Aunque suelo fabricarme muchos de los productos de limpieza que utilizo, esta parte del lavabo se me resistía y no acababa de encontrar nada que funcionara bien. Hasta hace unos días, cuando descubrí que mezclar vinagre y bicarbonato puede ser de gran ayuda. El resultado no acaba de ser igual que el de la lejía, pero que cada uno valore los pros y contras. Os dejo esta sencilla receta para que la podáis probar:

Ingredientes
Imagen: Organicus

Yo utilizo vinagre concentrado al 8%

Instrucciones
*Podéis mezclad en un bol una taza de vinagre con ¼ de taza de bicarbonato de sodio. Ya veréis que la reacción empieza a hace efervescencia porque la reacción ácido-base libera dióxido de carbono (no pasa nada). Ahora bien, a mi me parece más efectivo espolvorear el bicarbonato por el interior del retrete y luego tirar el ácido por encima para que haga más efervescencia en el lugar. Si hacéis lo primero, podéis añadir también algunas gotas de aceite esencial a la mezcla y si hacéis lo segundo se las podéis añadir antes al bicarbonato o al vinagre, a cualquiera de los dos.

Imagen: Organicus

*Dejadlo actuar durante 15 minutos.

*Pasado este tiempo, frotad la pasta con la ayuda de la escobilla por toda la superficie (¡con energía!) y tirad de la cadena.

¡Os animo a probar!

Lee el post original

Gyozas

Ya os conté cuando hablamos del kimono horribilis que me encantan los dim sum. Pero mi amor incondicional se puede hacer extensivo a todas las empanadillas y rollitos asiáticos, así, en general, particularmente si se hacen al vapor o a la plancha.

Hace muchos años, en una vida previa al trabajo en casa, hice con mi amiga Elena, durante la hora de la comida de nuestro trabajo en plantilla, un curso de cocina japonesa. Fuimos todos los días durante dos semanas a la hora de la comida a cocinar y a aprender a hacer los platos y a comer luego lo que habíamos preparado. Dos semanas de auténtico paraíso gastronómico durante las que aprendimos un montón de recetas que yo no sabía ni que existían.

Entre todos esos platos, además del curry casero, de las judías con aliño de miso y otros platos que nuestra profe, Miho, había aprendido de su madre, estaban las gyozas.

Todo lo que pueda decir sobre estas empanadillas es poco. En casa, no duran nada en la mesa. Siempre hago un montón pensando en congelar las sobrantes y nunca quedan ni las migas, por más que vaya gradualmente aumentando la cantidad que preparo.

No os voy a engañar, como cualquier empanadilla, son un poco laboriosas, pero el resultado vale muchísimo la pena.

¿Os atrevéis a probarlas?

Ingredientes:

– 1 o 2 paquetes de discos para empanadillas asiáticas (los mejores tienen harina de arroz glutinoso, los conseguís en cualquier súper chino)
– 300 gramos de carne de cerdo picada (el filete es una buena opción)
– 1 cebolla tierna
– 400 gramos de col verde (o china, mejor todavía)
– Salsa de soja
– Aceite de sésamo
– Sake
– Vinagre de arroz
– Sal y pimienta

Los discos para empanadillas se suelen vender congelados, así que tendréis que sacarlos del congelador un par de horas antes de empezar a trabajar.

Lavad las hojas de col y hervidlas con un poco de agua con sal hasta que estén blandas, pero no totalmente cocidas.

Escurrid la col y picadla fina. Picad también la cebolla tierna. Mezclad las verduras con la carne picada y sazonad la mezcla con 1 cucharada de salsa de soja, 1 cucharada de aceite de sésamo, 1 cucharada de sake y sal y pimienta al gusto.

Poned una cucharadita de esa mezcla en medio de cada disco de empanadillas. Humedeced el borde de la empanadilla con agua y cerradla haciendo dos o tres pequeños pliegues con la masa en la parte delantera.

Cuando ya tengáis todas las empanadillas listas, poned una cucharada de aceite en una sartén grande con tapa. Cuando esté caliente, colocad todas las empanadillas de pie sobre la sartén.

Hay que esperar a que la base de las empanadillas quede dorada y con aspecto crujiente. Las podéis ir levantando de una en una para comprobar cómo está la base. Cuando ya esté bien, añadid medio vaso de agua a la sartén y tapadla rápidamente. Dejad cocer hasta que se evapore toda el agua y ya podréis sacar las gyozas y servirlas con una salsa preparada con vinagre de arroz y salsa de soja a partes iguales.

Como veis son laboriosas pero no difíciles y están espectaculares. Probadlas y me contáis, pero no me echéis la culpa si os volvéis adictos, porque yo ya os avisé!

Lee el post original

Número para la casa con palet

A veces nos pasamos de escuetos, y por no poner, no hemos puesto ni número a la casa. Menos mal, que el cartero es súper majo y ya se sabe qué casa es cada cual.

Pero, cómo dije en mis propósitos de año nuevo, quiero empezar a arreglar un poco #Villadesastre y qué mejor sitio para empezar, que la entrada. La entrada, entrada, la de la calle ¡ya habrá tiempo para lo de dentro! – es lo que tiene la vida slow: los propósitos, nos los tomamos de cachondeo -.

DIY pallet house number by "I am a Mess"

Para hoy traigo un DIY súper sencillo, a la par que resultón. Podría haber pegado el número sin más en la puerta ¿pero qué gracia tiene eso?

materiales numero de palet

Materiales
– Recortes de palet
– Tu número o letra
– Sierra (ok, me la olvidé bajo la lluvia un par de días… o más)
– Lijas de grano grueso y medio
– Sargentos (cómodos, pero no imprescindibles)
– Cola
– Nogalina
– Aceite de exterior
– Trapo
– Brocha
– Pintura en spray

Debo decir que usé aceite de teca y nogalina, porque es lo que encontré por casa. Podría haber usado otro tipo de aceite de exterior y betún de judea ¡Siempre está bien rebuscar entre lo que ya tienes por ahí!

DIY pallet house number by "I am a Mess"

1. Cortar las tablas de palet a la medida que quieras -yo lo hice a unos 20 centímetros-. Líjalas un poco para eliminar astillas.

2. Diluir directamente la nogalina en el aceite. Depende de lo oscuro que lo quieras, tendrás que echar más o menos nogalina (lo que hay en la foto es bastante oscuro). Extender con la brocha y retirar el sobrante con un trapo. Como va a estar fuera yo le di dos manos más sólo de aceite.

3. Para la base, sólo queda pegar los dos lados. Usé T-tex, que pega que da gusto y los sargentos para mantenerlo en su sitio.

4. Como el número separado queda más chulo, corté unos trocitos más de madera (todos iguales) y se los pegué por detrás.

Lo dejé todo esperando de un día para otro.

Una vez que ya está todo seco ¡es hora del spray! Con la superficie bien limpia y un par de pasadas es suficiente. No hice fotos de este paso, pero ya sabéis que el color cobre me gusta un rato. Así que ¡en cobre!

5. Por último, hay que pegar el número a la base

6. ¡Y todo fuera para que se vea bien!

DIY pallet house number by "I am a Mess"

Es lo primero que se ve al llegar a la casa. Así que queríamos una forma diferente y con personalidad de poner nuestro número. Si estas en un piso puedes ponerlo en tu puerta ¡o en la puerta de tu cuarto!

¿qué te parece? ¿te he convencido?

Archivado en: DIY, Recycling / Upcycling

Lee el post original