13921187_10210086937309412_8843747822933374092_n

¡Se acerca la vuelta al cole! (Primera Parte)

¡Riiiiiiiiinnnnn! ¡La campanaaaa!

¡Hola preciosidades! Siii, siii, ya lo sé, aún queda verano por delante, pero también hay que ser un poco precavidos y pensar en septiembre y en la vuelta al cole (vale, soy un poco aguafiestas jejeje). 
Hoy os traigo de la mano un tutorial que a más de una os va a encantar porque, ya seas maestra o madre de niños pequeños, te va a venir de perla. Se trata de una pizarra portátil con la que tener a los niños entretenidos a la vez que desarrollan su creatividad. Así que si te interesa, coge lápiz y papel y apunta.

Para la pizarra.
– Retales de tela de diferentes colores y estampados: 13″5 x 6 cm.
Tela de pizarra: 42 x 30 cm.
Tela para el exterior (del tamaño final de la pizarra).
– Boata (del tamaño final de la pizarra).
– 3 rectángulos de tela: 42 x 10 cm. 
Tela plástica transparente: 42 x 10 cm.
– 3 rectángulos: 8 x 17 cm.
– Cinta y biés. 
– Un botón tipo sano.

Para el estuche:
– Una cremallera de 20 cm.
– 2 rectángulos de tela exterior: 19 x 13 cm.
– 2 rectángulos de tela de forro: 19 x 13 cm.
– 2 rectángulos de tela que combine: 4 x 4 cm.

Para ambas:
Hilo, tijeras, máquina de coser, alfileres,…


Paso a paso:

Lo primero que tendremos que hacer es recortar nuestros retales con las medidas que os he dejado en la cajita de información. A continuación, los uniremos de tal manera que iremos creando nuestro marco para la pizarra. Éste solo constará de tres lados, pues el lateral izquierdo lo confeccionaremos de otra manera que os explico a continuación.
Cuando tengamos nuestro marco preparado, pasamos al lateral izquierdo. Para ello, cogeremos nuestros tres rectángulos de tela más el plástico. Una de las verdes la coseré directa a la pizarra, siempre derecho contra derecho para poder dar la vuelta y que no se vean las costuras. Tras ese paso, cogeremos la de confeti y la otra verde y, a parte, coseremos derecho contra derecho y volveremos a dar la vuelta. Una vez tengamos la verde pegada a la pizarra y las otras dos cosidas, las dispondremos una sobre la otra como muestro en la imagen para formar así la carpetita lateral de la pizarra.
Rectángulos.
Primer paso.
Segundo y tercer paso.
Tras esto, colocaremos el biés al plástico para que se vea bonito, y a su vez, lo coseremos a nuestra carpeta. Quedará de esta manera.
Ahora pasaremos a coser el resto del marco. Para ello, cogeremos las tiras que anteriormente hemos creado y las dispondremos de la manera en la que queramos que quede nuestra pizarra. Las coseremos una a una y siempre derecho de la tira contra derecho de la pizarra, para ocultar las costuras. 
El resultado tiene que ser algo parecido a lo siguiente. Como veis, de los laterales sobran unos trocitos de tela que tendremos que recortar y dejar todo alineado. Ya se va viendo bonito, ¿verdad?
A continuación, pasaremos a hacer las tiras desde donde colgaremos nuestra pizarra. Yo he puesto tres porque, a parte de un estuche, he preparado una bolsita para guardar las tizas que voy a tener a mano, y desde una de esas tiras la colgaré para tenerlas siempre ordenadas. 
La manera de confeccionar las tiras es muy sencilla. Cogeremos los 3 rectángulos de tela de 8 x 17 cm y los doblaremos a lo largo y a la mitad cada uno, cosiendo un extremo y todo el largo. Luego le daremos la vuelta, le sacaremos bien las esquinas, y así tendremos listas y preparadas nuestras tiras. 
Tras ello, las colocaremos en los extremos superiores de la pizarra, a unos 5 ó 6 centímetros del borde. Coseremos la tira y pasaremos el pespunte varias veces para que se quede bien cogido. 
                 
Ahora es turno de cortar los sobrantes de tela y coser la cinta que nos hará de cierre para nuestra pizarra. La colocaremos en el centro de los laterales y coseremos de la misma manera que hemos hecho con las tiras de colgar.
A la cinta que hemos hecho para colgar la bolsita, le pondremos un snap para que cierre y abra cuando queramos coger la bolsa, y no nos estorbe cada vez que queramos escribir.
Una vez hechos todos estos pasos, tenemos que medir el perímetro de nuestra pizarra. Esto nos servirá para saber de qué medida será la tela de nuestro exterior y de la boata. Una vez medida, la reservamos. Cogeremos nuestra tela exterior y la uniremos con un zigzag a la boata para dejarla unida y rematada. En la foto no se aprecia mucho, pero si os fijáis, se ve rematada.
Una vez hecho esto, es hora de coserla a nuestra pizarra. Para ello, enfrentaremos derecho contra derecho y coseremos todo el contorno salvo una abertura de unos 15 cm desde donde daremos la vuelta. 
Una vez esté cosida y dada la vuelta, sólo nos quedará coser a puntada invisible el hueco que le hemos dejado. 

¡Y ya estaría nuestra pizarra portátil!
Éste es el resultado. En el próximo post os enseñaré cómo he hecho la bolsita para que podáis complementar vuestra pizarra. ¡Espero que os haya gustado y que lo pongáis en práctica! Y si lo hacéis, que me mandéis vuestras fotos. ¡Me encanta ver lo que hacéis!

Ya sabéis las vías de contacto: e-mail pinchando aquí y las distintas Redes Sociales pinchando en los banners de la esquina superior derecha. 

¡Un beso muy grande preciosidades!

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *