Recuerdos de tus viajes

Como ya sabéis los que leéis habitualmente el blog… me gusta mucho viajar. 
Siempre que puedo y mi economía me lo permite, hago una escapada a algún sitio, aunque sea a pasar el día a un pueblo cerca de Zaragoza (si, también viajo por aquí cerquita. Pronto empezaré a subir alguna escapada por nuestro país, que es precioso y tiene una infinidad de lugares que visitar).
Odio los souvenirs, no compro nunca nada que ponga “recuerdo de…” o que sea muy típico de ese lugar (excepto postres, si hay algo típico allá donde viajo… lo pruebo/compro o reviento!), pero siempre me gusta comprar algo que me llama la atención o que me gusta para decir “me lo compré en…” (casi siempre suele ser un bolso, una camiseta, un vestido…).

El otro día, “cotilleando” en Pinterest, empecé a ver DIY relacionados con viajes y me pareció una manera estupenda de tener un recuerdo sin caer en los tópicos. Así que he seguido indagando un poco más y me he encontrado con muchas cosas molonas.

Por ejemplo, ¿Cuántos de vosotros coleccionáis monedas extranjeras y las guardáis en álbumes o cajas? Aquí tenéis tres ideas originales para hacer con esas monedas que guardáis (la pulsera no la descarto como un posible DIY para mi):

1, 2, 3

¿Habéis oído hablar de las monedas elongadas? Son esas que salen de máquinas al introducir una moneda de 1 €  y otra de 5 cent (o dólares). La moneda de 5 cent sale aplastada y grabada con algún monumento o imagen de la ciudad en cuestión.
Con ellas, también podéis hacer cosas como estas:

4, 5

También hay ideas para los playeros. 

Hay quien guarda arena de las playas que visita. Parece una locura, pero pero si se guarda de una forma tan ordenada como estos ejemplos…

6, 7, 8

Con un poco de orden y si no sufrís Síndrome de Diógenes (yo me puedo olvidar de esta idea), guardar algunas cosas de vuestros viajes en cajas puede ser una buena idea.
9, 10
Alguna idea más típica, pero renovada… un álbum de recuerdos 
11, 12, 13
Por si se os olvida dónde habéis estado, podéis controlarlo con un mapa:
14, 15
¿Y convertir los recuerdos en cuadros? Si sois muy viajeros, la primera de la dos opciones igual os deja sin paredes…
16, 17
Quizás, unos imanes DIY son menos “aparatosos” que la opción anterior. (si sois cerveceros, quedaos con la primera idea de las siguientes, podéis probar cervezas autóctonas y adornar vuestra nevera):
18, 19
Si sois más tradicionales y queréis un recuerdo fotográfico, aquí tenéis un par de ideas un poco más originales para acabar con las típicas fotos delante del monumento de turno:
20, 21
Y para terminar… ¿Qué se puede hacer con los mapas de la ciudades que vamos visitando? 
Conviértelos en posavasos!
22
Yo me quedo con la idea 3, 19, 20 y 21. A ver cuanto me cuesta llevarlas a cabo…

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *