Portavelas refrescante

Hola!!.

Una semana mas estamos aquí en nuestra cita semanal, a la que intentamos no faltar, para traeros un nuevo diy de nuestra cosecha propia…………..hoy de nuevo con envasitis incluida y con algo de antitutorial (Miren ayúdanos que esas palabras no las podemos dejar de pronunciar ;-D )

Volvemos a trabajar con un material que nos gusta bastante, como es el mortero, del que hace no mucho tiempo os enseñábamos estos portavelas, y hace algo mas de tiempo esta mesita y este macetero tan frutal. Y como ya va siendo hora (o mejor dicho como ya nos ha pillado el toro) de empezar a pensar en nuestras zonas exteriores de relax os enseñamos a hacer un portavelas de mortero…………….de una marca de refrescos totalmente icónica ¿queréis ver de cuál? 😉
Materiales que hemos necesitado:

  • Mortero Portland.
  • Pintura roja.
  • Barniz al agua.
  • Botella de plástico de refresco.
  • Rotuladores, cuter, tijeras.
  • Lámina plástica.
  • silicona líquida.
  • Vela del tamaño deseado, la nuestra es de tipo té.
  • Piedrecitas para que hagan contrapeso.

Vamos allá, ya veréis que portavelas mas chulo podemos hacer de una manera muy sencilla con estos materiales, a nosotros la verdad es que nos ha encantado 😉

Os desvelo el misterio; que vamos a necesitar una botella de una muy conocida marca de refresco de cola, del tamaño de 500 ml de plástico. únicamente nos servirá unas que tienen las letras de esa conocida marca en relieve, esto es muy importante………………si queréis un portavelas igual que este que os mostraremos. Sino siempre podéis elegir otras botellas de plástico para conseguir otras formas y acabados. Este es nuestro molde.

Nosotros solo vamos a utilizar la parte superior, donde vienen las letras, para ello cortaremos la botella justo por debajo de donde terminan las letras. Nosotros nos ayudamos marcando una línea con un rotulador negro y así nos fue mas fácil seguir la línea y no cortar las letras.

El siguiente paso es un poco mas complicadillo porque en la zona del tapón la botella de plástico es bastante más rígida y nos costara mas cortarla; nosotros utilizamos el cúter, aunque ojo con los dedos no os cortéis ;-). Previamente habíamos marcado el diámetro de una vela de tipo té, creemos que es el tipo de vela que mejor le va a este portavelas por el tamaño de la botella que no es muy grande, aunque os lo podéis adaptar al tamaño que queráis simplemente cogiendo una botella mas grande ;-). Os aconsejo que empecéis cortando el diámetro un poco justo y los vayáis ajustando poco a poco; mejor eso que cortarlo muy grande y que al final no se os ajuste bien el portavelas. tener en cuenta que no hay mucho espacio y si cortáis mucho perderéis las letras del envase, que para nosotros es lo que le da el puntazo a este portavelas 😉

A continuación cogimos un trozo de lámina plástica, si es un poco rígida mejor, sino podemos apoyarla en una superficie mas rígida como un cartón o una madera, pero es fundamental que la botella este apoyada en la lámina plástica para que el mortero después se despegue bien y no se nos agarre. Para pegarla a la lámina plástica utilizamos una buena cantidad de silicona líquida y rematamos para asegurarnos echando una cinta de silicona líquida por el exterior de la botella de plástico. Hemos de conseguir impermeabilizar bien la zona para que al echar el mortero no se nos salga.

Una vez que tenemos la estructura preparada, llega la hora de preparar el mortero siguiendo las indicaciones del fabricante, aunque nosotros ya lo hacemos un poco a ojímetro intentando conseguir una pasta ni muy líquida ni muy espesa ;-D

Hay que ir echando el mortero poco a poco para que no se os despegue la silicona del borde porque tener en cuenta que el cemento soltara agua y la silicona es de base agua; nosotros no lo tuvimos en cuenta y el primero se nos abrio completamente por debajo mientras echábamos el mortero; aunque aún así lo conseguimos recuperar y nos parece que no nos quedo tan mal 😉 . Ves Miren como también hoy teníamos la parte de antitutorial ;-D

Es necesario también dar suaves golpecitos para que el mortero se nos reparta lo mas homogéneamente por todo el envase, pero con cuidado de que no se nos despegue el envase por la parte inferior, como os acabamos de contar.
Cuando lo tengamos casi lleno hemos de ir probando a colocar la vela de te por la boca del molde e ir echando o quitando mortero hasta conseguir que nos quede justamente a ras del envase y el portavelas encaje sin sobresalir, aunque veréis que eso es prácticamente imposible porque la parte superior del envase quedara tan fina que se os terminara rompiendo………….pero aún así veréis que no queda tan mal el experimento ;-D (otro antitutorial Miren)

Una vez que lo tenemos sacamos la vela y dejamos solo el envase plateado y colocamos unas piedrecitas dentro de él para que el portavelas no se salga mientras se seca el mortero…………………..y a esperar a que seque.

Pasados unos días cuando comprobéis que el cemento empieza a endurecer por el exterior podéis sacar el envase plateado de la vela y la base del plástico para que por allí le entre aire y se os seque mas rápidamente el interior del mortero…………………aquí de verdad mucha paciencia y no intentéis correr o el trabajo no quedara bien.

Pasadas una o dos semanas, dependiendo de la época del año en que lo hagáis y de donde viváis podéis comenzar a desmoldar vuestro portavelas. Podéis empezar por despegarlo de la parte inferior e ir arrancando como si pelaseis una naranja en espiral con un cuchillo……………….intentando no romperlo claro 😉

Ahora llega el proceso que realmente hará vuestro portavelas ese elemento icónico del que os hablábamos y es que sin su color rojo característico  no dice nada ¿verdad?.

Así que con nuestro inseparable pincel fino fuimos pintando las letras, intentando ajustarnos lo mas posible al relieve.

Mucha ciencia no tiene, aunque si hay que echarle un poco de paciencia y estar en una zona bien iluminada para hacerlo lo mejor posible y que las letras se lean después mejor y junto con el relieve haga que nos quede fantástico ;-D. Como el mortero suelta polvillo (por lo menos a nosotros nos pasa), decidimos darle una mano de barniz para que ese polvillo no le quite brillo a nuestras letras………………..pero como el acabado con polvillo nos gusta decidimos darle barniz solamente a las letras, para lograr un mayor contraste con lo basto del mortero…………………así que de nuevo momento paciencia y a ello.

Para terminar el trabajo y que no nos raye nada el portavelas le colocamos una base de fieltro que pegamos con cola blanca y listo………………¿qué os parece? ¿os gusta?

A nosotros nos encantan y nos parece un detalle chulísimo para decorar tanto el exterior como el interior de nuestra casa, terraza o balcón ;-). En las fotos veréis otros diys que ya os enseñamos como nuestra mesita de mortero y como adecuamos lo que llamamos nuestro rincón de pensar para disfrutar de nuestro pequeño rincón e intentar sacarle el máximo partido;-)

 

 

 

A ver si renovamos ya las plantas del balcón y compramos unas portulacas (las únicas que sobrevivien aquí), porque estos pensamientos tan monos ya se los ha cargado el calor………………y es que las fotos ya tienen unos meses ;-). En cuanto tenga lo tenga renovado ya os lo enseñaremos en insta ;-D. El que de momento no se ha dejado vencer por el calor es este cactus que os enseñamos a hacer en este post ;-D

Aunque tampoco queda nada mal en el interior para decorar cualquier mesa o celebración. Además como nos pareció que quedaría aún mejor si teníamos dos, porque se leería el mensaje completo……………..pues nos liamos la manta a la cabeza e hicimos otro 😉 ¿Os gusta como quedan?

 

Y si vosotros también sois unos apasionados de los portavelas podéis ver estos otros posts donde os enseñamos a hacer estos reutilizando muelles, este con envasitis incluida y en tono amarillo , este con un estilo mas shabby , este con un estilo mas nórdico o este totalmente lowcost y express …………….como veis las posibilidades son infinitas y tan solo dependen de vuestra imaginación y vuestros gustos ;-D

Y esta es nuestra propuesta para el cumple blog de Mª José nuestra “libélula” favorita…………..porque no puede haber un cumpleaños sin vela ¿no os parece? ;-D. Esperamos que te guste la idea, aunque no lleve tu color favorito……………aunque el rojo también es un color muy vibrante…………..como tu ;-). Deseamos que sigas inspirándonos durante muchísimo tiempo con tu fantástico blog ;-D. Si queréis ver el resto de las propuestas pinchar aquí.

Hasta el próximo experimento, que si no cambiamos de planes se tratara de un nuevo tutorial lleno de envasitis ;-D

Y como cada semana no nos queremos perder la cita semanal con el viernes handmade del Blog Little Kimono y los Findes Frugales de Marcela, ni tampoco nuestra cita mensual con Tere y su 3Rmas1conarte .

Sed felices y disfrutar

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *