Pinzas I: ¿dónde? y ¿cómo?

Hoy vamos a seguir aprendiendo a hacer nuestros patrones y nos vamos a centrar en un tema importantísimo: las pinzas.

Las pinzas suelen ser bastante puñeteras y darnos muchos quebraderos de cabeza, pero son fundamentales para que nuestras prendas queden perfectas.

Su función, como podeis imaginar, es dibujar las curvas, absorbiendo las diferencias entre las medidas más grandes y las pequeñas, como por ejemplo, entre la cintura y la cadera y hacer curvas las rectas del patrón base.

Ahora que ya tenemos clara su función, vamos a ver donde tenemos que ponerlas y como se colocan porque, aunque es verdad que las pinzas nos ofrecen muchas posiblidades para adaptar el diseño de las prendas, su ubicación ha de seguir unas instrucciones concretas.

Eso sí, aunque sigamos unas reglas, nunca olvidaremos que los cuerpos no siguen reglas estandar y que siempre tenemos que adaptarnos al cuerpo de la persona. ¿Eso que significa? Pues que aunque haya uns ditribución bien definida, hay que considerar que hay quien tiene más barriga que otras, entonces los mismo hay que distribuir la medida en más de una pinza de cuerpo; hay quien tiene la espalda más ancha que otras, con lo que puede que la pinza de centro espalda haya que modificar y dar un poco más de 1 cm.; y hay quien tiene el culo más respingón que otras, con lo que hay que dar más volumen a las pinzas de la parte posterior de la falda.

Comenzamos con las pinzas superiores, que se van distribuyendo tanto en la espalada como en el delantero y cuya función es absorber la diferencias entre la medida de pecho y la cintura.

Antes de seguir, recordaros que, tal y como vimos en el reciente tutorial, hay medidas que se dividen en cuartos, como los contornos, otras en medios, como la espalda, el busto o el pecho y otras se toman enteras, como la altura de pecho, la caída de cadera, etc.

En la espalda las pinzas básicas serían tres, todas ellas en la cintura, cuya medida viene definida por la diferencia entre la medida de pecho y la de cintura.

Para ello podemos usar la fórmula:

1/2 contorno pecho – 1/2 contorno de cinura = resultado / 2 

La medida resultante se ditribuye en tres pinzas: una de ajuste central de la espalda, que suele ser de 1 cm.; una de ajuste en el centro del cuerpo, cuya medida general será de 3 cm. y una en el costado, que suele resultar de unir la sisa y la cintura.

No nos olvidemos de que para esta pinza de centro de cuerpo debemos tomar el punto medio de la medida de cintura usada (1/4), y los 3 cm. que demos de pinza irán sumados a esa medida de cintura.

Ejemplo: cintura 80 y pecho 100

40 – 50 = 10 / 2 = 5 cm. 

Distribución: 1 cm. centro espalda + 2,5 cm. pinza centro cuerpo + 1,5 cm. lateral

En ocasiones podemos añadir una pinza en el hombro, básicamente cuando tranajemos con telas voluminosas como lanas o pelo.

espalda

En el delantero se complica un poco la cosa porque, además de las pinzas de ajuste en la cintura, vamos a necesitar otras que absorban el volumen del pecho.

Para las de ajuste de cintura nos vale la fórmula anterior, pero en vez poner tres pinzas pondremos dos, una en el centro del cuerpo y otra en el costado.

Así que, siguiendo el ejemplo anterior, distribuiríamos los 5 centímetros en una pinza de centro del cuerpo de 3 cm. y otra de costado de 2 cm.

Con respecto a las pinzas que definen el volumen del pecho, podemos hablar de varios tipos y formas, que nos dejan bastante libertar a la hora de crear modelos.

Eso sí, no podemos perder de vista tres líneas y un punto: la línea de busto, la de sisa y la de pecho y el punto que resulta de tomar la altura de pecho.

Podemos ubicar pinzas en el tirante, desde mitad de hombro hasta el punto de altura de pecho; pinzas en la sisa; en la mitad d ela sisa; pinzas bajo la sisa; en el escote: en el pecho, a lo largo de la línea de separación de pecho; incluso si tomamos juntas la pinza de tirante y de centro del cuerpo, podemos cortar y definir una forma concreta muy usada en vestidos, el corte princesa.

delantero 1

De todas formas, las pinzas más comunes son la de tirante y la lateral bajo la sisa, que os enseño en la siguiente imagen.

Como véis, para definir el ancho de esta pinza podemos usar una formula que toma la medida de contorno de pecho y la divide entre 20.

Para hacer el patrón correcto, tenemos que añadir la medida de la pinza al lateral, en el punto de la línea de busto que queda en la sisa, y que altera el dibujo del cuerpo hacia arriba y hacia fuera. Espero que quede claro en la diapositiva.

En el caso de la pinza lateral bajo sisa, también hay que añadir los centímetros en la parte inferior para que no nos quede el cuerpo levantado.

Lo que no podemos hacer el multiplicar pinzas por doquier, porque quedará mal y, además, no tiene sentido.

Así que, por ejemplo, si ponemos pinza en el tirante, no pondremos pinza en el lateral, ni tampoco en el escote, y si ponemos una pinza en el medio de la sisa no pondemos una lateral.

delantero 2

Por supuesto que, todo esto está sujeto siempre a vuestra imaginación y creatividad, que al fin y al cabo es lo que define nuestro estilo.

Por hoy, os dejo con toda esta información (que es bastante), para que vayáis leyendo y aplicando….pero muy pronto vuelvo con un segundo tuturial de pinzas, porque queda mucho aún por aprender.

Espero que os ayude muchísimo.

¡Nos vemos muy pronto!

Tagged: corte y confección, patronaje, patrones, pinzas

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *