isabelcincoeuros

Migrar de Blogger a WordPress: todo lo que tienes que saber

Migrar de Blogger a WordPress es una de las decisiones más complicadas que tiene que tomar un blogger, y de las más importantes también. Digamos que es como cuando tienes que decidir si te casas o no con alguien, pero en el aspecto blogueril. Las dudas son muchas. Cambias de parecer de un día a otro. No tienes claro el coste. No tienes claro si te merece la pena. Hay quien te ha contado historias de terror sobre su migración. Hay quien te ha contado maravillas…Y no te decides.
Hace unos días completé mi migración número 100 desde que creamos el estudio, así que creo que puedo hablar con conocimiento de causa. He tenido migraciones que han ido como la seda y otras que han sido insufribles. Pero tengo que decirte algo: aún no he conocido a nadie que se haya arrepentido-o si lo han hecho a mí me han dicho lo contrario.
Pasar de Blogger a WordPress es cambiar de mundo virtual, y cuesta adaptarse. Nada funciona igual. Tienes que ocuparte de cosas que antes te hacía Blogger. Pero también se te abre la puerta a un universo nuevo, a plantillas maravillosas, a landings espectaculares, a crear una tienda con un click, a manejar la estética de tu blog sin tener que saber HTML y CSS al dedillo. Qué te voy a decir yo que dejé Blogger hace más de diez años.
Hoy quiero hablar de algunas cosas importantes que debes saber antes de decidirte. Espero con ello solventar algunas de tus dudas:

1-Migra sólo si estás convencida

No vale “Es lo que hace todo el mundo”, “Es lo que me recomiendan”, “Dicen que es más profesional”…No. Tienes que estar convencida TÚ. Que hayas visto blogs de WordPress y empieces a sentir que Blogger “no es lo tuyo”. Que te gusta más su estética. Que investigues o hagas cursos y veas sus inmensas posibilidades. Todo eso tiene que crearte una decisión interna tuya personal. No vale que te lo diga tu mejor amiga, o que tu directa competencia lo haya hecho.

2-Las migraciones no son perfectas

Eso no significa que vayas a perder contenido. El contenido migra por completo, y las fotos se quedan en Blogger, con lo que tampoco desaparecen. Pero a veces se pierde la edición de los textos. Aparecen en el nuevo blog descolocados y hay que hacerlo a mano. Y lleva tiempo. Otras veces no es posible trasladar exactamente alguna característica que tenías en el blog antiguo. Y pierdes algunos privilegios de Blogger, como el hecho de que (al ser de Google) ponga siempre en los primeros puestos de resultados del buscador a sus propios blogs.

3-Vas a tener que manejar WordPress

WordPress no es que sea más difícil que Blogger, es que es distinto. Y si no tienes ni ideas, tendrás que aprender. Eso implica cómo actualizar, cómo instalar y desinstalar plugins, cómo configurarlos…Si te haces tú misma el diseño tendrás que aprender también a cambiarlo a tu gusto, a subir un header, a instalar un cajetín de suscripción. Tiene una curva de aprendizaje, aunque, eso sí, no muy complicada. Si no manejas muy bien estos temas te aconsejo que contrates el servicio de mantenimiento que solemos tener todos los diseñadores para esos primeros meses complicados.

4-Vas a tardar un poco en recuperar tu SEO

Una migración bien hecha no afecta al SEO. Pero hasta que las arañas de Google indexan el sitio nuevo, comprueban que no está duplicado el contenido, te analizan y te dan de nuevo su “nota”, no volverás a subir a los puestos que tenías. Y eso lleva tiempo (unos quince dias). Es muy normal que el cliente te escriba alarmado diciendo que tenía un post número uno para la búsqueda tal y que ahora aparece en la página 3. Te va a pasar. Pero luego todo vuelve a la normalidad.

5-No lo hagas sola si no estás segura

He leído en muchas ocasiones comentarios tipo “En tal web hay un tutorial muy bueno y lo puedes hacer sola”. Ojo. Claro que puedes pero sólo si estás cómoda con los temas técnicos y te manejas con ellos. Por favor, no lo hagas si eres casi una recién llegada o te has peleado con tu blog de Blogger desde que lo creaste. No es la primera vez que nos llega un cliente que ha perdido su contenido o parte de él por haber seguido “el tutorial de la página tal” y no haber logrado hacer las cosas bien.
Espero que este post te haya servido para aclarar algunas de las dudas que tuvieras sobre la migración de Blogger a WordPress. Nos vemos el mes que viene.

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *