0lana

Mi primera bufanda. Desafío Handbox.

Como has podido leer en el título del post, hoy voy a contarte mi primera experiencia tejiendo. Los culpables de todo esto es el equipo de Handbox junto con Lanas Rubi que lanzaron un desafío con lanas y yo tenía que aprender a tejer en vez de inventarme cualquier historia más fácil de hacer, al menos para mi, con lana.

Cuando me propusieron este desafío la verdad es que no sabía que decir, pero acabé aceptando y el último día hice mi pedido y enseguida llegó a casa una bonita caja con mis lanas junto a las agujas de tejer que había pedido.

Pedí a mi madre que me enseñara cómo se tejía y junto a algunos vídeos de la red me lancé a empezar mi primera bufanda. Era un lío, no me aclaraba y tuve que deshacer y volver a empezar unas 10 veces… cuándo ya la tenía encaminada detecto un fallo, un graaan fallo, me harté y la dejé sin terminar… Este primer proyecto de bufanda era con dos puntos del derecho y dos del revés y unos 24 puntos si no recuerdo mal. Ahora la tiene mi madre a ver si soluciona el lío que monté o toda volver a deshacerla toda.

Esta semana empecé una nueva bufanda, esta vez con todos los puntos iguales, porque sabía que sería la única forma de llegar a tiempo. En pocos días poníendome un par de horas cada día la he terminado, ayer uní ambos lados (aunque lo tiene que repasar mi madre porque queda muy suelta), y he conseguido hacer algunas fotitos chulas para este post.

Tengo que decir que si que me ha gustado esto de tejer, pero todavía me queda muchísimo que aprender como has leído mas arriba. El resto de ovillos se los quedó mi madre, ella está haciendo un par de bufandas también pero no os las puedo enseñar ahora que hasta la próxima semana no la veré.

Por las redes recibí muchos ánimos y consejos cuando os contaba mis frustraciones porque no me salía la primera bufanda, muchas gracias a todas.

Y tu, sabes tejer? Te costó pillarle el truquillo? Necesitas silencio absoluto para concentrarte como yo?

*Irene*

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *