Mi-Boda-DIY_Invitaciones-de-boda_portada_1040

MI BODA DIY (II) – Invitaciones de boda

En el momento en que una se pone a organizar su boda hay que poner un orden de prioridades y saber qué quiere y cómo lo quiere. Y si no lo sabes, le pides a alguien que te lo organice… Pero yo no soy de esas, a mi me gusta tenerlo todo atadito y a mi gusto 🙂 Al fin y al cabo, es un día muy especial.

Por eso, cuando comencé a organizar la mía tenía claro que las invitaciones serían un punto muy clave para la personalización de la boda y aquello en lo que podía volcar toda mi creatividad… ¡y con mi base preferida: el papel!
Después de Pinterestear un montón, ojear bocetos y colores, nos decidimos a crear un diseño modernete y medianamente recargado sobre papel verjurado y letras en azul oscuro. Mi querido me frenó un poco, porque mi idea original era recargadísima (sorpresa total, ¿a que sí? ja, ja) Además añadimos una tarjeta con las indicaciones para llegar a la iglesia y a la celebración posterior, ya con más colorido.
Encontramos éstos preciosos sobres en Amazon y no dudamos que la combinación quedaría perfecta. Bueno, en realidad comenzamos buscando los sobres porque sus medidas iban a determinar la de los tarjetones, y como además era una compra por internet queríamos asegurarnos de que lo que compramos era lo que realmente queríamos.

Siempre recuerdo un par de bodas de amigos que realmente nos hicieron sentir muy queridos a todos los invitados. Son bodas en las que cada pareja de novios, a su modo, puso un extra por hacer partícipes a los invitados ya sea con un momento especial por vivir en la ceremonia, un detalle en la celebración… Y me encanta, ahora que nos toca a nosotros, poder poner esos extras para que nuestros familiares y amigos se lo pases bien y disfruten el día. Y las invitaciones son el principio de todo para ellos. Por eso quisimos escribir cada nombre a mano en los sobres.

Llevo ya un tiempo absorbiendo todos los conocimientos que puedo sobre lettering y caligrafía, y éste ha sido un buen momento para ponerlos en práctica. Por eso pedí a Estamposhop ésta tinta y esta plumilla de la foto. La tinta era el color perfecto, azul profundo (azurite, según dice el botecito) y la plumilla escribe espectacular. Ya me lo dijo Raquel, de Cocoloko, cuando se lo comenté al terminar su curso de caligrafía de DIY HUNTERS DAY, y efectivamente lo es.

Nos queda un pequeño detalle: el cierre. Como sabrás, me encanta el correo tradicional, el lento, y me gusta muchísimo el uso tradicional del lacre, tiene un aire medieval, misterioso incluso… Y como en internet se encuentra de todo descubrí necesitounsello.com y pudimos encargar nuestro sello y nuestro lacre para poner la guinda a las invitaciones. ¿No queda genial?

¡Bueno! Había dicho que sólo faltaba una cosa pero no es cierto… Queríamos reservar una sorpresa para los amigos, un adelanto del fiestón que queremos compartir con ellos… ¡¡¡Confeti de colores!!!

El confeti fue mucho más complicado de preparar de lo que pensaba, pero ahora he pillado un truco que si te apetece, puedo enseñártelo, utilizando papel de seda, con lo que las combinaciones de colores pueden quedar preciosas 🙂

Por otro lado, aunque aún queda mucho por preparar, y ya te iré enseñando por aquí, creo que estas invitaciones serán de las cosas que más satisfecha quede por la dedicación que tienen hacia nuestros familiares y amigos y los granitos de arena que también han puesto algunos de ellos (¡mil gracias, Carmen!)

Te seguiré manteniendo informad@ sobre MI BODA DIY 😉

¿Te casas? ¿Estás ayudando a algún amig@ en su boda? Acepto ayudas y sugerencias sobre futuros post 🙂

¡Nos vemos también en las redes sociales! 🙂
                                                         

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *