Lámina motivadora para casa

Hoy traigo una lámina motivadora para casa e inspirada en las palabras de unos payasos muy especiales, los pallapupas. Payasos de los que soy blogger de narices desde casi, casi los comienzos  del blog. Y es que el fin de semana del 9 y 10 de junio se celebra en Barcelona Un dia de nassos, (un día de narices), un fin de semana muy especial ya que muchas entidades de ocio se unen para recaudar fondos y conseguir así que esta maravillosa causa pueda llegar a muchos hospitales más. Si no puedes ir, puedes hacer un donativo. Cualquier ayuda es buena por pequeña que sea.

Uno de sus lemas es reír llena de vida y con estas palabras y el mix media he hecho mi lámina motivadora. Porque las circunstancias de la vida no las puedes cambiar, pero sí puedes cambiar tu manera de enfrentarte a ellas.

No sé si has oído eso de que reír de verdad moviliza 400 músculos del cuerpo, genera endorfinas, combate el estrés y favorece la productividad. O lo de que reír durante 5 minutos equivale a 45 minutos de gimnasia aeróbica.
Así que que mejor motivación que no olvidarse de reír cada día un rato!

Te explico el proceso. 
Las letras las he escrito aparte, las he recortado y con tinta de scrap les he dado un toque vintage.
Para la lámina, primero he llenado de gesso toda la lámina y una vez seco, he hecho un decoupage con una servilleta bonita. Después he estampado con una plantilla de stencil y pasta acrílica.

Como no me acababa de convencer el resultado, he vuelto a poner gesso en parte de mi lámina y antes de que se secara, he pegado en el mismo gesso papeles diversos . así cuando se ha secado, estaban totalmente integrados.
He vuelto a estampar con el stencil y la pasta acrílica y para acabar, he rociado con pintura en spray toda la lámina.
Ahora solo me queda colocar mi texto repartido por la lámina.

La verdad es que queda muy alegre y decora una barbaridad.

Con esta entrada participo al reto Diy Handmade, día mundial de las madres y los padres organizado por la revista digital Handmade Blogueros.

Dedico mi lámina a todos los niños enfermos, a sus madres y padres que les toca estar allí y ser fuertes, a los payasos de hospital, a ti, a mi y a todo el mundo porque después de un buen rato de risas, las cosas se ven de otro color. 
Y ya sabes, si estás por Barcelona el finde del 9 y 10 de junio, tienes una cita maravillosa con los pallapupas. Ya verás que genial!

Edito para comentar que llevo también esta entrada a los Viernes Handmade de Little Kimono.


Posdata: El 16 de junio abro el reto 3Rmas1conarte con el tema reciclar en verano. Anímate a participar!

HANDBOX



Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *