kit-chalk-paint-1

Kit chalk paint: cómo aplicarla y trucos

Sin duda alguna, la chalk paint o pintura de tiza se ha convertido en uno de los materiales imprescindibles dentro del mundo del DIY. Contar con un kit chalk paint en nuestro taller, puede ser una herramienta sencilla y rápida para transformar cualquier mueble y conseguir personalizarlo a nuestro gusto. Os mostramos los componentes de un kit chalk paint, que os servirá para cambiar de color una pieza mientras conseguir aportarle un efecto envejecido.

kit-chalk-paint-1
Kit chalk paint.

Kit Chalk Paint para renovar nuestros muebles

La pintura de tiza o chalk paint nos sirve para cambiar de color de una forma muy rápida cualquier tipo de superficie gracias a que esta pintura agarra con facilidad tanto en madera, como cristal o plástico. Pero además, la chalk paint nos permite aportar a la pieza un acabado mate y vintage, que nos encanta. Os contamos los elementos imprescindibles que tiene que tener un kit chalk paint.

estopa-1
Estopa, brochas y lijas para decorar con chalk paint.

Materiales

  • Brocha: Brocha con fibras de alta calidad, perfecta para la aplicación de la chalk paint, ya que no deja casi marcas sobre la pintura.
  • Almohadillas extraflexibles: Lijas que se adaptan a cualquier forma de la superficie que vayamos a decorar.
  • Lijas: De grano medio y fino para preparar la superficie y acabados lisos.
  • Guantes: Guantes finos que nos permiten protegernos y no mancharnos mientras mantenemos una buena movilidad en los dedos.
  • Agitador: Herramienta para remover la pintura y lograr mezclar todos sus componentes de una forma homogénea sin añadir aire a la mezcla.
  • Estopa: Para pulir la pintura de tiza y conseguir un acabado con brillo y extra liso.

Cómo aplicar la chalk paint

  1. Preparar la superficie: Para un acabado liso es imprescindible preparar la superficie antes de pintar. Con la lija damos una pasada insistiendo en las zonas donde existan imperfecciones. Si se trata de un material con relieve, pasaremos primero la lija de grano medio para igualar y posteriormente, la lija de grano fino para dejar suave la zona antes de pintar. Una vez que hemos lijado retiramos el polvo con un trapo o con la ayuda de la brocha.
lijas-madera-1
Lijas para preparar la superficie.

Si vamos a pintar un mueble con formas circulares, como pueden ser las patas, es conveniente contar con una almohadilla flexible, que nos permite llegar a cualquier punto de la superficie sin retorcer la lija.

lijar-madera-1
Almohadilla flexible para lijar cualquier superficie.
  1. Agitar la pintura: Una vez que hemos retirado la tapa del bote de la pintura debemos introducir el agitador y remover de forma vigorosa en función de la densidad de la chalk paint. Tenemos que asegurarnos que la capa más aceitosa de la parte superior queda completamente diluida con el resto de componentes de la pintura. Removemos hasta lograr un color uniforme.
agitador-pintura-1
Agitador para remover chalk paint.
  1. Pintamos: Si la brocha es nueva, debemos peinar sus fibras con los dedos. Cada brocha lleva cosidas centenares de fibras extremadamente finas y debemos de asegurarnos antes de pintar que no ha quedado alguna suelta. Nos colocamos los guantes y cogemos pintura con la brocha. Siempre vamos a pintar, en el caso de la madera, siguiendo el sentido de la veta.
brocha-chalk-paint-1
Fibras de la brocha para pintar con chalk paint.
  1. El acabado: Una vez seca la capa de pintura podemos usar las almohadillas extraflexibles o la estopa para retirar parte del color y sacar a la vista el color original del mueble. Al emplear la estopa estaremos puliendo la pintura, lo que sellará la capa de color evitando que entre suciedad mientras añadimos brillo.
chalk-paint-madera-1
Patas de madera pintadas tras pasar estopa.

Otras técnicas y trucos

  • Barridos de color o pincel seco: Si nuestro mueble es de madera y queremos que la veta quede a la vista, podemos coger pintura con la brocha y descargar parte del color en un paño. Con muy poca cantidad de pintura vamos dando pasadas rápidas sobre la madera para dejar pequeños matices de color.
  • Aguadas: Otra forma de cambiar el color de la madera, pero dejando la veta a la vista son las aguadas. Podemos diluir la chalk paint en agua, pero nunca en el mismo bote de pintura. Echar agua varía la composición de la pintura y acelera su proceso de deterioro en el caso de que nos sobre.
  • Decapados: Podemos utilizar la lija y la estopa para hacer decapados y dar un efecto envejecido a nuestras piezas. Tanto si aplicamos una sola capa de color, cómo si empleamos dos colores diferentes, podemos pasar la lija o la estopa por las zonas donde queremos levantar la última capa de pintura y dejar la zona de abajo a la vista.
envejecer-madera-1
Diferentes efectos con chalk paint y ceras.

 

Os dejamos un vídeo con diversas técnicas para decorar madera usando chalk paint:

La entrada Kit chalk paint: cómo aplicarla y trucos aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *