picmonkey-image-4

Instrumentos musicales para niños DIY

Hola! Soy yo… hace muuuuucho que no aparezco por estos pagos. La vida por acá anda muy agitada y tengo poco tiempo para sentarme a escribir. Pero me siento más optimista y espero poder retomar este espacio que tanto me gusta.

Mis piccolas ya están de casi 3 y 4 años y sus mentes inquietas cada vez me piden más… trato de mantenerlas entretenidas, aunque el tiempo “aburrido” resulta ser muy bueno para dejarlas explorar su creatividad.

Me gusta proponerles alguna actividad para hacer y que ellas después sigan  jugando incorporando lo que hicimos.

Hace varios meses vengo juntando corchos y los “cositos” de las latas de bebidas (cervezas, todas mias, confieso). y hoy las pusimos en buen uso. Armamos unas castañuelas y unas maracas. Acá te cuento como.

Castañuelas

Materiales:

  • cartón firme (use una caja de helados palito)
  • tapitas de botella (las pedí en un bar 😉 )
  • pistola de calor
  • marcadores de colores para decorar.

Instrucciones:

Lo primero que hice fue recortar los cartones. Para eso coloqué la tapita para usar como medida de ancho. Una vez recortadas, se las dí para que las coloreen del lado blanco. (lado que quedará como lado externo). Para estos usamos unos marcadores para soplar, le da un efecto genial y ademas me ayuda con la piccolissima que necesita practicar un poco.

 

Luego pegué las tapitas en la parte interna con la pistola de calor, y listo!!! Creo que les voy a agregar un pedacito de elástico en un lado para ayudar a la más peque a que las sostenga y pueda sonar mejor.

Maracas

Materiales

  • muchos cositos de latas de bebida, muchos.
  • 2 corchos. (un corcho por maraca)
  • algunas cuentas de plastico para decorar
  • alambre maleable (use la estructura de unas alas de hada que se habían roto)
  • pistola calor

Instrucciones:

Lo primero que hice fue preparar la estructura para las chicas. Perforé el corcho con el alambre y usé la pistola de calor para fijarlo.

Luego ellas decoraron con un poco de cuentas de colores y les separé los cositos de las latas en dos, un poco para cada una. Y así, poco a poco con mucha motricidad fina, fueron armando las maracas. Para terminar otro poco de cuentas de colores y pistola de calor para fijar el alambre dentro del corcho.

Este les gustó más que las castañuelas.

Cuando terminamos…

Los usos son un poco obvios, y no tanto. Les puse música y se pusieron a bailar y cantar con sus maracas. Obvio.

Después las dejé solas y de pronto las veo inventar su propio juego con las castañuelas. Una hacia un “patron de sonido” y la otra debía repetirlo. Obvio que para cuando llegué con el teléfono a filmarlas ya habían pasado al siguiente juego que era simplemente correr sacudiendo las maracas por todos lados. Obvio again.

tas […]

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *