El rayo de David Bowie en stringart


Si me preguntaran en qué me inspiro para hacer mis diy, diría que en todo. A veces siento que es como si tuviera un radar que está siempre encendido a la caza de algo que me inspire. Pinterest, blogs de diy, revistas, un paisaje, una película, un libro o una serie, como en mi último diy (que si no lo has visto aún, puedes verlo AQUÍ ).  

Esta vez, el diy de hoy está inspirado en una canción, una canción de ésas que te ponen las pilas, que hacen que te vengas arriba, que camines pisando fuerte y que salgas a la calle con ganas de comerte la vida a bocados. ¿Que qué canción es? Pues no podía ser otra que Heroes de David Bowie ♫♬ Y si pienso en Bowie, me viene a la cabeza su maquillaje con el icónico rayo rojo y azul. Él va a ser el prota, así que… ¡Vamos allá!

✔ Martillo
✔ Clavos de cabeza plana
✔ Una tabla de madera (aprovecha para reciclar, por ejemplo, alguna estantería vieja)
✔ Hilo rojo y azul (yo he usado los números 16 y 197 de Gütermann)
✔ Cúter o tijeras
✔ Alicates de punta fina
✔ La plantilla del rayo


El stringart o hilorama es una divertida técnica que consiste en crear la silueta del elemento escogido con unos clavos, para luego jugar con los hilos dándole color. Ahora veremos cómo.

Primero, imprime el rayo para usarlo como plantilla. Simplemente busca en google “rayo Bowie”, elige la imagen y pégala en un word, sin olvidarte de redimensionarla en el tamaño que se ajuste a tu madera. Puedes hacerlo en un word o, siendo más perfeccionistas, en photoshop. Creas un nuevo archivo con las medidas exactas de tu madera y adaptas la imagen. Luego imprímela y recórtala con un cúter. 

Pon celo de doble cara en la parte posterior y coloca la plantilla en la madera. ¡Es hora de coger el martillo!

Ayúdate con unos alicates de punta fina para clavar los clavos de cabeza plana siguiendo el contorno del rayo.Acuérdate de reseguir también el perfil interior de la parte azul.


Una vez hayas colocado todos los clavos, retira la plantilla. ¡A por los hilos! Verás que esta parte no es difícil, pero sí que requiere paciencia e ir despacito (suave, suavecito…jejeje) para evitar que el hilo se resbale del clavo.


Ya tienes la bobina azul en la mano…¿y ahora qué? ¿por dónde empezar? Don”t panic! ;) Ata el extremo del hilo en uno de los clavos y, a partir de ahí, resigue el contorno de la parte azul. 
TIP: Yo reseguí el contorno de la parte azul sin asegurar el hilo en ningún clavo. No obstante, ahora desde la experiencia, te aconsejo enrollar el hilo en algunos de los clavos  del contorno para fijar el hilo y evitar que se salga.  


Lo que acabamos de hacer nos ayudará a que, visualmente, la forma quede más definida y pulida. Ahora llega el momento de “jugar” con el hilo. Ve entrecruzándolo de lado a lado, enrollándolo en los clavos, cubriendo así uniformemente toda la zona azul. 


Una vez tengas acabada la parte azul, repito lo mismo con la roja y…

¡VOILÀ!

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas a hacerlo? ??



HANDBOX



Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *