El primer #MASTERDIYERHUNTERSDAY

DIYear bajo presión con HandBox, Opitec y Yodona.
¡No sabéis lo que me pasó el sábado pasado! Todo empezó con tranquilidad [ porque la ignorancia es así ]. Comí, me arreglé y bajé a la calle en busca de un taxi que me llevase al HandBox Studio, que tenía que estar allí a las 17:00 para una cita sorpresa en la que calentar motores para el DIY Hunters Day (si aún no tienes tu entrada, ¡cómprala aquí!).

Había aceptado la invitación sin tener ni torta de lo que íbamos a hacer, porque esa era la idea. Una hora antes del sarao, las chicas de HandBox publicaban en Instagram una foto bastante reveladora de lo que nos íbamos a encontrar, pero repito: yo iba con tal torta que no fui capaz de atar cabos. Seguramente vosotras tengáis las neuronas más despiertas, jejeje. Ahora que ya sé lo que me encontré parece bastante obvio, ¿verdad?
Pues sí, ¡nos montaron un auténtico reto a lo MasterChef! Mi primera reacción fue de pánico, porque yo soy muy pachorra y me gusta consultar todos mis DIYs con la almohada y con Pinterest, así a lo reunión de resultados de los lunes. Me gusta hacer bocetos y darle muchas vueltas a los colores, los materiales… Pero mi segunda reacción fue “Oye, ¡si a mí me flipa MasterChef!”, así que me centré en lo que nos contaban y me dejé llevar, que es lo único que hace falta para pasárselo bien ante lo inesperado.

La cosa parecía sencilla: teníamos 20 minutos para pensar un DIY con el que colaborar en la decoración del DIY Hunters Day y contábamos con una hora y media aproximadamente para llevarlo a cabo. Recuerdo volverme un poco loca ante el súper de materiales que nos había preparado Opitec, ¡había de todo y no sabía por dónde tirar! Finalmente me decidí por un letrero de madera decorado con chalk paint rosa en spray, teselas, pinturas, washitapes y una especie de red de aspecto muy pesquero. Un totum revolutum rosa y azul, jeje.

La verdad es que fue la caña. Efectivamente DIYear bajo presión no es lo mío, pero disfruté como una enana con la experiencia [ pasado el estrés inicial ]. Además, me encantó ver cómo se desenvolvían mis compañeras [ las enlazo a todas más abajo, por si queréis cotillear ], cómo cada cual tiene sus materiales predilectos y una creatividad difícil de imitar. Precioso e inspirador al 100%.

Estas son las maravillosas señoritas con las que compartí plató, jeje:

Jessica, de Simplemente Jess.
María, de Mi papel preferido.
Cris, de Mi casa por el tejado.
Sara, de Fruto Samore [ ¡y la ganadora! ].
María, de Sonrisas de Papel.
Sandra, de So Sunny.
Patricia, de The Beautiful Project.

Todas las fotos que veis las hicieron las chicas de HandBox, que estuvieron “cubriendo” el evento tal como si se hubiesen encargado el equipo de realización de Masterchef. Hubo también vídeo y no me extrañaría que dentro de unos días salga a la luz, ¡ahí sí que nos vamos a reír! Espero no haber hecho demasiado el lelo, que se me da mejor que cualquier otra cosa [ incluso el DIY, jeje ].

Y nada más, chiquis. Que fue toda una experiencia y que me volví a casa con el guapo subido. Llevo una temporadita sola con las enanas y sin guarde, así que este ratito para mí, aunque no fue de relax, me vino genial para desconectar un poco. ¡Estoy deseando sacar la caja de herramientas para volver a DIYear un poco! Pero sobre todo estoy deseando que llegue el DIY Hunters Day… ❤ 

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *