DIY: Pomos personalizados

Hace tiempo que os comento por las redes sociales que me declaro fan incondicional del yeso, la escayola y del cemento, y es que con esos materiales tan económicos se pueden llegar a hacer infinidad de cosas.
Ayer por la tarde, pensando en que podía enseñaros a hacer hoy, dí con algo que me llamó mucho la atención, así que quiero compartirlo con vosotros, ya que creo, que es una manera de ahorrarnos unas “pelillas” y además os vendrá super bien.

Después de enseñaros a hacer la letra con escayola, hoy os quiero enseñar como hacer vuestros propios pomos para los muebles. Sí, sí, habéis leido bien, vuestros propios pomos, así que ahí vamos con la explicación, que como veréis es muy sencilla.
Para nuestros pomos necesitaremos:
– Pintura
– Cinta o precinto
– Cartón
– Tijeras
– Molde de nube (podéis descargarla aquí)
– Pincel
– Boli
– Cutter
– Aceite
– Cemento, o yeso
– Tornillo con rosca
Así que una vez que tengamos el material…. empezamos!

Una vez que tengamos impresa nuestra plantilla de nube, pasaremos a calcarla encima del cartón. Depende del grueso que queramos, cortaremos más o menos plantillas.
Una vez tengamos las plantillas marcadas, con el cutter y las tijeras, cortaremos las plantillas, y también cortaremos las nubes, creando así un hueco en su interior.
Ahora, colocaremos una plantilla encima de otra y pasaremos a engancharla con el precinto o cinta de carrocero y forraremos también el interior.

Ahora cortaremos un trozo igual de grande que nuestra plantilla pero esta vez, no le dibujaremos la nube. Simplemente, forraremos ese trocito con precinto y lo engancharemos en la parte de abajo de nuestro molde.
Si habéis forrado con cinta de carrocero, tendréis que pintar el interior con aceite con la ayuda del pincel, para que la pasta no se os quede enganchada, si lo habéis forrado con celo, podéis saltaros ese paso.
Y por último, clavaremos el tornillo en nuestra base. Recordad que la punta del tornillo (por donde lo apretaríamos) nos tiene que quedar dentro de nuestro molde

Ahora solo nos queda esperar a que se seque. Una vez seco, apretamos el tornillo y nuestro pomo saldrá solo.
Por último solo nos queda pintar del color que más nos guste e instalarlo en el mueble.

Y tachán!!! Ya tenemos nuestro pomo listo. Recordad que podéis recortar cualquier forma y personalizar vuestros muebles a vuestro gusto.

Via

Y vosotras
¿Os gusta personalizar los muebles o los dejáis tal cual los compráis?


¡Sígueme y no te pierdas nada!


Comparte este post en:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lee el post original

HANDBOX



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *