DIY: Pintar un ciervo en la pared

Como os comenté hace unos días atrás, estaba buscando inspiración para añadir un poco más de decoración en casa. Esta vez, querría optar por incluir en la decoración algún tipo de animal, y después de darle unas cuantas vueltas me decidí por pintar un ciervo.


Busqué propuestas y os las enseñé en el post Ciervos decorativos y al final me decidí por el de “punto de cruz”, ha sido el que más me ha gustado, así que os he hecho el tutorial para que veáis como se hace por si os animáis vosotros.

Tengo que decir que lo ha hecho y lo ha pintado todo mi marido, como véis también es un manitas, y es que estos días he estado un poco liadilla ultimando cosas para cuando viniera Leroy Merlín a casa, así que mientras yo terminaba unas cuantas cosas por mi parte, él me hizo el ciervo.

Bueno aquí va la explicación:

El material que necesitáis es:

– El dibujo elegido
– Una cinta métrica o metro
– Lapiz (mirad antes que se pueda borrar bien, ya que hay algunos que después no se quitan. Yo he usado los pequeñitos del Ikea)
– Goma de borrar
– Pintura negra y pincel

Lo primero que tenemos que hacer es dibujar la cuadrícula en un papel y después dibujar el ciervo en el, de esta manera, podremos contar los cuadros más facilmente.

Una vez lo tengamos dibujado, tenemos que buscar la medida que nos gusta. Yo en este caso he cogido papel de diario y he buscado una medida que me gustase. Vuestras medidas variarán según el espacio que tengáis.

Una vez lo tengamos, empezamos a marcar las lineas. Mi ciervo eran 16 cuadrados de alto por 15 cuadrados de ancho, así que para la medida que había escogido, mis cuadraditos hacían 5x5cm. Con la ayuda de una regla grande o con un trozo de madera recta, vais marcando líneas.

Una vez tengamos las líneas verticales, ahora tocan las horizontales. También con una separación de 5cm.

Para que nuestra tarea de dibujar el ciervo fuese más sencilla, mi marido optó por señalar con un punto los cuadros en los cual iría una X.

Y ahora solo nos queda ir marcando poco a poco los cuadros, hasta que tengamos nuestro ciervo marcado a lápiz.

Ahora, con la ayuda de un pincel y pintura (yo he elegido negra) vamos pintando las X. Nosotros no buscabamos unas X perfectas, así que algunas las hemos hecho “mal hechas” para que el resultado fuese el deseado.

Una vez tengamos todo el ciervo, hay que dejar secar bien, y después pasar la goma para borrar las líneas. Sobretodo, mirad que esté bien seco porque sino se os correrá toda la pintura.

Y ya tenemos nuestro ciervo listo!


Lo he colocado ahí porque quería decorar esa pared, pero como mi ventana se abre hacia adentro, dependiendo de lo que colocará no me dejaría abrir bien la ventana, así que el ciervo decora y no ocupa espacio.

Y vosotros
¿Habéis pintado alguna vez un dibujo en vuestra pared?



¡Sígueme y no te pierdas nada!


Comparte este post en:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lee el post original

HANDBOX



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *