diy5

DIY misterio resuelto

Si recuerdas el misterio sin resolver,
sabrás que me quedé con la duda, bueno y creo que tú también,
de si la lejía ayudó o no a blanquear los palos de madera.
diy misterio resuelto
Pues bien, lo volví a probar.
Dejé de nuevo en remojo unos tronquitos,
esta vez por eso solamente con agua,
según la versión de Jan.
Y después de quitarles la corteza,
y dejar secar……
¿Te has fijado lo oscuro que quedó el interior?
Compara ahora con éstos,
que son los del misterio sin resolver, y que con mi vena
de marujeo los había dejado en remojo con agua y lejía.
O sea, queda confirmado, mi ocurrencia de la lejía tuvo su efecto.
Aunque también te diré, que si lo haces por separado,
primero con agua, les sacas la corteza, y los vuelves a dejar
en remojo con agua y lejía, mira qué blancura se consigue.
Así que, Jan y yo, creo que hemos quedado en empate técnico,
todo depende del grado de blancura que quieras lograr 🙂
Y ya que tenía mi misterio resuelto,
aproveché para hacer un pequeño y fácil DIY.
Hace unos días cuando estaba construyendo,
la casita nido para pájaros, me dió por hacer unos pajarillos
con pasta de modelar.
En realidad tenía pensado pegarlos en los tejados de las casitas,
y luego al hacer el montaje se me olvidaron del todo.
Para darles un poco de color,
como base los pinté de blanco, y encima
con lápices acuarelables.
Una vez coloreados, se difumina el color
con un pincel humedecido con agua.
Como los dejé sin nido, ni casita,
se me ocurrió hacer con los palos,
unos pequeños postes,
y así tendrían donde posarse.
Y a la vez también mis barquitos tendrían donde amarrarse.
Hubiera quedado mejor hacer unas gaviotas,
pero parece que hoy aprovecho varias cosas ya hechas.
Quedaron formas abstractas,
en uno dije que veía un unicornio, y todo el mundo lo vió.
En otro dije que me parecía ver un animal marino.
Está ahí, abajo a la derecha, ¿lo ves ahora?.
Si no lo ves no te preocupes,
creo que soy la única que lo ve, en casa
no hay ninguno que me dé la razón.
Te lo he remarcado con un cuadro, para que lo puedas distinguir,
pero ya no sé ni si yo lo veo 🙂
Y antes de despedirme,
te cuento que cuando leas este post,
estoy de camino a Madrid.
Sí, sí, me invitaron a asistir a un taller,
y no pude resistirme a la tentación.
Si me sigues en Instagram,
igual verás alguna foto en primicia,
y sino la semana que viene te cuento.
De mientras voy a compartir mi blancura total,
en el Finde Frugal, de MarcelaCavaglieri.
¡Qué pases un feliz fin de semana!
¡Un beso!
Suscribete

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *