Diy: cómo hacer un cesto de retales y rafia inspiración wabi sabi

Un cesto es de lo más versátil que tenemos en nuestras casas, este hecho de retales y rafia te lo presento hoy como macetero. Por su aspecto orgánico me gustó la idea, pero también te servirá como contenedor para casi cualquier tipo de objetos.

Este está inspirado, sólo inspirado, en la corriente wabi sabi, que busca la sencillez, la imperfección, la naturaleza y la aspereza, y en todo ello encuentra belleza


¿quieres ver cómo hacerte este cesto de retalitos y rafia?, pÁngala te lo cuenta, vamos
Click To Tweet


Para seguir este tutorial no es necesario saber mucho de ganchillo, pero si conveniente haberte sentado al menos media hora con tu abuela alguna vez en tu vida.

 

Los materiales:

Retales de tela: vale cualquiera, yo escogí sobrantes del taller, los que utilizo para los bolsos. Son tetas de mucha calidad, pero no es tan importante en este caso, así que lánzate con lo que tengas y sigue una única consigna:

cuanto más fina sea la tela, más ancha deberá ser la tira que cortes después, no tiene más. Mis tiras son de unos 2 cms.

Tijeras

Ganchillo: aquí ves dos, pero realmente sólo utilicé el más fino, aún así es gordito . El grueso me hubiera gustado porque es antiguo recuerdo familiar, otra vez será.

Hebras de rafia natural. Si no la consiguieras puedes utilizar cordel de cáñamo, el hilo de palomar de toda la vida, realizado con cáñamo. La ventaja del palomar frente a la rafia es que va todo seguidito, sin embargo la rafia por su propia naturaleza va siempre en hebras, así que da un poco más de trabajo

Un alfiler

pángalaIMG_0332

Para empezar debes cortar las tiras. Como te decía antes, cuando más fina sea la tela, más anchas deberán ser las tiras. En este caso como son restos del taller pÁngala slow bags, su ancho es de 2 cms aproximadamente. Son telas de algodón, y de algodón con lino, y resultan gruesas y con cuerpo.

No obstante si hubieran sido más anchas tampoco hubiera pasado nada. Al final del post te hago una serie de sugerencias a este respecto, pero tú ahora no te despistes y continúa con esto, no nos liemos todavía.

Como ves en la fotografía, para cortar las tiras no hace falta nada sofisticado ni tampoco precisión ya que luego se van a arrugar y no se apreciará.

Tan solo corta una primera tira del ancho deseado, y a continuación marca en el borde del retal todos los cortecitos usando la plantilla de la primera tira.

Una vez marcados los cortes hacemos las tiras sin miramiento, tratando de seguir una trayectoria recta en el corte pero sin necesidad de trazar líneas. Vamos a crear algo imperfecto, queremos un buen trabajo pero en el que el perfeccionismo no es el objetivo.

 

pángalaIMG_0333

Cuando ya tienes tu montañita de tiras deberás decidirte por el hilo de palomar o por la rafia. La rafia cuesta más de trabajar ya que su ancho no es constante, va variando, y además deberás ir anudándola cada vez, pero queda tan bonita para mi gusto que el esfuerzo merece la pena

 

pángalaIMG_0336

Y ya comienza el trabajo de verdad.

Antes de nada he de decirte que este no es un tutorial complicado, tan solo requiere paciencia, es lo único. Pero si te imbuyes en el espíritu wabi-sabi todo fluirá. Y no es que haya entrado en modo místico, de hecho personalmente soy bastante terrenal, pero desde que lo descubrí me ha enamorado esta forma de observar y ya la considero como la auténtica.

Vale, tenemos las tiras y tenenemos la fibra elegida. Ahora vamos a empezar de verdad. El principio es lo más engorroso, pero una vez superado va a ser tejer y cantar. Ya te digo, supera la primera fase y no querrás dejar de probar esta técnica, te lo garantizo.

Y una puntualización previa. Quienes sabeis tejer crochet teneis clarísimo que lo que se teje no es la tela, sino la fibra (rafia, cáñamo…), y esto es sólo una pequeña advertencia para tí que no sueles tejer pero te ha apetecido seguir este tutorial y sin embargo te ha entrado el miedo. No tengas miedo, sólo es necesaria paciencia, no tanto técnica. De hecho yo no tengo mucha técnica, más bien poca, y me he lanzado  ello en modo ensayo-error, con más error que ensayo y he de decirte que he quedado satisfecha. Ya te digo, wabi-sabi

Los pasos:

  1. Con una primera tira de tela, el ganchillo, y la rafia en este caso, forra con unos 8 puntos bajos el primer trozo de retal.

 

pángalaIMG_0337

2. Ayudándote con un alfiler, junta ambos extremos de lo que acabas de tejer, y cierra los ocho puntos con un punto falso.

Atención: tanto para quien sabe como para quien no sabe tejer. El nombre de los puntos no me lo sé y lo estoy consultando en mi libro de ganchillo fácil. Con esto te quiero decir que si no tienes ni idea de ganchillo te puedes lanzar a esto perfectamente, simplemente la elección de los materiales hace que el resultado no sea perfecto, así que barra libre de intentos y creatividad, puedes encontrar miles de videos de youtube explicándote estos puntos básicos, aún así al final te haré una listita para que los consultes más fácilmente. No hay excusa, así que allá que vamos

 

pángalaIMG_0338

3. Vale, ya lo has cerrado y tienes un aro. Ahora vamos a continuar tejiendo hasta formar una circunferencia del tamaño que prefieras. Algo importante: la tira de tela no se teje, sino que la vamos rodeando con el hilo de rafia o palomar. Dicho de otra manera, la tira de tela es un relleno pero lo que se teje es el hilo, ahora si, ¿si?

 

pángalaIMG_0339

4. Para formar una circunferencia y que se quede plana, debemos realizar aumentos de vez en cuando. Para esto, como para todo en esta vida, existe una técnica numérica. Yo no la seguí porque en este diy todo es amorfo: las tiras no son exactamente igual de anchas, las telas tienen distintos grosores, y la rafia va variando también su ancho y grosor, así que me iba a dar lo mismo tanta técnica, no se iba a notar.

Por eso mi consejo es que si ya sabes tejer, genial, aplica tus conocimientos, y si no sabes, sigue medio por encima cualquier tutorial de youtube de “cómo tejer un circulo en ganchillo”

 

 

pángalaIMG_0341

Como te decía al principio, yo decidí no unir las tiras de tela, así puedo ir realizando la combinación que más me apetezca. Para que el trabajo sea más cómodo, utiliza un alfiler para unirlas, y por favor recuerda retirarlo cuando ya tienes ese trozo de tira forrado con rafia o hilo de palomar

 

pángalaIMG_0343

5. Continua tejiendo hasta llegar al diámetro que te guste. Algo importante: si no eres de tejer, cuanto más grande decidas hacer esta pieza más probable es que se te formen ondulaciones por exceso o defecto de aumentos si funcionas por libre como yo. Si has seguido un tutorial, enhorabuena, yo soy incapaz.

pángalaIMG_0344

6. Vale, ya tienes tu circunferencia, ahora cierra y corta, y vamos a otra cosa. Lo más difícil ya está hecho, ¡¡bien!

 

pángalaIMG_0345

7. En este paso sólo vamos a utilizar rafia o el hilo que tú hayas elegido, y el ganchillo; aquí no usamos tira de tela.

Consiste en bordear toda la circunferencia a punto bajo, y hay una cosa muy importante, es la siguiente: como insisto en que todo es tan amorfo, no pinches en todos los puntos que tenías en la circunferencia, pues es mejor reducir algunos para que la amorfidad no sea tanta. Vamos, que como sufre cambios de grosor súbitos, vamos a empezar a controlarlo por aquí. Como ejemplo, puedes saltarte uno de cada tres

 

pángalaIMG_0346

8. Y ahora si que volvemos a utilizar la tira. Tejemos como antes, a punto bajo, y utilizando de relleno la tira de tela.

Ahora todo va a ser mucho más fácil, ya no tienes que andarte con aumentos ni reducciones ni nada de nada en las dos primeras vueltas.

 

pángalaIMG_0347

9. Cuando llevaba dos vueltas observé que se veía demasiada rafia y muy poca tela, por eso introduje un cambio: decidí pinchar en un punto sí, un punto no, y a cambio, para que no se me fuera reduciendo cada vez que tejía un punto bajo, tejía también una cadeneta.

La secuencia sería la siguiente: -1 punto bajo, me salto un punto, tejo 1 punto de cadeneta-. Esto hasta llegar a la altura que quieras darle al cesto, es un continuo en circular.

pángalaIMG_0350

10. Obtenida la altura deseada, sólo te queda cortar la rafia dejando suficiente trozo para poder esconderlo con el gachillo, cerrar con un punto falso, cortar la tira de tela dejando también un trozo, esconderlo, y…

disfrutarlo

pángalaIMG_0351

Ya tienes tu cesto, macetero, vacía bolsillos…, tiene miles de utilidades. Si por ejemplo te gusta para el pan, entonces deberás añadirle un forrito para que no se te llene de fibras y además no se enganchen las migas

Como ves es fácil de realizar si tienes unas nociones muy básicas de ganchillo. Yo he hecho mis propias modificaciones y tú puedes seguir mi propuesta o probar tus propios experimentos

pángalaIMG_0358

En cualquier cosa yo estoy muy satisfecha: estéticamente me encanta, además es un gesto de reciclaje, y me causa un modesto orgullo el observar que de restos de mi amado proyecto, pÁngala slow bags, surgen pequeños polluelos.

Además es mi aportación para apoyar la propuesta medioambiental de El Hervidero de Ideas. Te recomiendo que lo visites, pues sus iniciativas, ideas, y convocatorias en pro de la sostenibilidad son siempre atractivas e innovadoras; no te lo pierdas, pÁngala te lo recomienda ;-)

Y ya para terminar y motivarte un poquito si es que te da miedo, o para concretar, si te vas a lanzar en plancha, unos detalles concisos para seguir este tutorial:

Resumiendo:

  1. No es necesario saber mucho crochet para seguir el tutorial, pero alguna vez si que has de haber cogido la aguja
  2. Cuanto más cuerpo tengan tus tiras, más estrechas te podrás permitir que sean las tiras
  3. Las tiras no es necesario unirlas una vez cortadas, hacerlo tiene una ventaja y un inconveniente: la ventaja es que te ahorra trabajo, no tienes que andar uniendo trocitos cada vez. El inconveniente consiste en que no podrás decidir la combinación de colores a medida que vas tejiendo, sino que será la resultante de lo que hayas unido previamente.
  4. Puedes sustituir la rafia natural por hilo de palomar. Te hará el trabajo más sencillo y además es de grosor homogéneo, cosa que no sucede con el otro material.
  5. Menos de 2 cms de ancho en las tiras no te recomiendo a no ser que optes por el hilo de palomar
  6. A mi el tejido me quedó sólo semi rígido. Una buena opción que no descarto para otra prueba sería utilizar el hilo de palomar con un ganchillo más fino y crear un tejido más tupido
  7. Y la lista de puntos utilizados que vas a encontrar en youtube:
    1. cadeneta
    2. punto bajo
    3. punto falso

 

pángalaIMG_0356

pángalaIMG_0358

La entrada Diy: cómo hacer un cesto de retales y rafia inspiración wabi sabi aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

HANDBOX



Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *