DIY: caja de fotos polaroid / DIY: polaroid box

Hola, hola, demasiado tiempo sin pasar por aquí, ni casi por redes sociales ni nada de nada, pero la verdad es que después de salir de la oficina y este calor, pocas ganas me quedan de sentarme delante del ordenador. Además necesitaba un parón para poner en orden algunos asuntos, así que perdonad la ausencia.

No he estado parada, tengo algunas cosillas pendientes de enseñaros, que poco a poco y delante de un ventilador iré desvelando: fotos de la etsy party, como hacer toppers para pajitas y fiestas, hacer unas guirnaldas con servilletas, algun tutorial de estampación…y el diy de hoy: como hacer una caja polaroid para regalar.
(psst psst…pendiente de enseñar desde mayo…shhhh…pero por fin hoy os lo enseño 😉  




Esta caja fue un regalo para una nueva compañera de trabajo, que por fin cumplió su sueño de ser madre. Además, vivió la experiencia de un viaje a Madagascar durante 3 meses. Nos ponía los dientes largos de envidia sana cada vez que por whats”app nos enviaba una foto de playas casi desiertas, esas aguas azul limpísimas, kilómetros de arena, bosques con frondoso verde…
Así que en la oficina (además de otras cosas), con toda esa recopilación de fotos decidimos regalarle unas cuantas instantáneas en formato polaroid.
Como os daréis cuenta, las manualidades y diy han llegado a los centros de trabajo (a vosotras no os pasa?)
Lo primero que hice fue “convertirlas” a dicho formato, con el marco típico polaroid. Lo hice con el programa picmonkey y la verdad es que me resultó muy fácil. No tengo ni idea de photoshop ni ningún otro programa de edición, así que para estos casos, el programa on line va perfecto. Eso sí, requiere un poco de tiempo y paciencia por aquello de los ajustes de brillo, contraste, iluminación para que quedaran bien bonitas.

Lo segundo: llevarlas a imprimir. La medida fue creo que 9 cm de ancho x 11 cm de largo. No hubo ningún tipo de problema y todas salieron bien.


Siguiente paso: buscar una caja bien mona y de color kraft para meter todas las fotos, el cordón color natural, las pinzas, el washi tape para que ella pudiera hacer una guirnalda con todas las fotos, que las pudiera colgar en la pared y enseñar ese viaje tan espectacular.
Tuvimos mucha suerte, ya que encontramos la caja a la primera, en una papelería muy cerca de la oficina. Si hasta tiene un cajón! Mi cara al ver esta caja fue de total ilusión y de “quiero una”. Mirad la foto, mirad y después me contáis.



Espero que os haya gustado, y que si os sirve para hacer algún regalo o incluso para vosotras/-os mismos pues mejor que mejor.
Para curiosas, las 25 copias de fotos no llegaron a 10 euros, y la caja si no recuerdo mal fueron unos 7 euros. Después dependerá de lo que la queráis rellenar: washis, pinzas, cordón, etc…

La verdad que las fotos en este formato lucen mucho y además de poderlas colgar tienes el plus que puedes escribir palabras o frases cortas en el espacio en blanco. A mi me gustó mucho el resultado, y el regalo gustó mucho.

Yo ya estoy pensando ideas para las fotos de estas vacaciones. Vosotras soléis enseñar/colgar las fotos o las tenéis en un álbum?




Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *