portada-1

diy: árbol de Navidad vertical

¡Hola hola! La semana pasada fue un poco caótica con respecto a las publicaciones, pero en esta ya volvemos a la normalidad. Y hoy os enseño el árbol de Navidad que he hecho para este año. Ya os comentaba la semana pasada que necesitaba un árbol a prueba de perro “trasto”, y ¡este es el resultado! 
Lo que más me gusta es que estos materiales permiten combinaciones y resultados infinitos. ¿No os parece?

Materiales
– Panel perforado
Cuerda
Tornillos y tuercas
– Luces led
Tijeras
– Pegatinas o adornos

Esos son los materiales que yo utilicé, pero como digo, es un árbol tan versátil que podéis utilizar lo que se os ocurra. El panel perforado es el que se utiliza en los bancos de trabajo para organizar las herramientas. Lo compré en Leroy Merlin y los hay también de chapa, pero a mí me gustaba más este, de madera. Si os parece muy grande, podréis cortarlo con un serrucho. 
Lo primero que debemos hacer es colocar los tornillos en la posición deseada. Yo coloqué la copa del árbol, y haciendo una línea imaginaria, fui poniendo algunos de forma aleatoria hasta llegar a la base. Lo mismo con el otro lado. Los metí por detrás y coloqué la tuerca por delante.
Después, colocamos la cuerda. Introducimos por un agujero al azar y lo sujetamos bien por detrás. Yo iba a hacerlo con un nudo, pero al final opté por colocarle un trozo de washi tape para asegurarme de que si tiraba no se iba a colar por el agujero.
Acto seguido, vamos pasando la cuerda de forma aleatoria por todos los tornillos, para que la forma del árbol comience a notarse. Repetimos este proceso hasta que estemos contentos con el resultado, y sujetamos el final del cordel por detrás del panel.
Para asegurarnos de que las cuerdas no salten, podemos ponerle una nueva tuerca por encima, en cada uno de los tornillos. 
Ahora es el turno de añadir un poco de luz. Las luces led típicas de Navidad que son estrechas y alargadas son perfectas porque caben en los agujeros del panel. Las mías las compré en Primark. Podemos colocarlo de forma aleatoria o seguir un patrón. Si tenemos muchas luces o el árbol es más pequeño, podemos probar a rellenarlo entero con luces. Aunque a mí no me daban las luces para tanto árbol 😛
Como paso final, podemos añadir algunos adornos. Como es cuerda, podemos sujetar fotos o postales con pinzas, colgar algunos adornos navideños de los tornillos o, como yo, colocar algunas pegatinas. Como digo, ¡hay muchas opciones! También podríamos haber seguido adornando el panel, por ejemplo, dibujando algunos copos navideños también con cuerda y siguiendo los agujeros, pero yo opté por dejarlo así. 

Lo coloqué en una mesita auxiliar que hay junto al sofá. Hace un par de meses Trasto tiró la planta que veis en la foto y perdió las hojas que tenía a mitad del tronco. He aprovechado la situación para colocarle unas cuantas luces y que quede más navideño. Añadí una lightbox de Ohnaif (que no encendí para la foto porque ya iba a ser mucha luz :P) y una vela. 
Aprovecho para mostraros el resto de la decoración navideña. Está colocado todo en un mueble alto, también fuera del alcance del perro. 
He utilizado este letterboard de Lycka, que me tiene enamorada, para colocar un villancico. Cuando lo enseñé por Snapchat os encantó que hubiera puesto ese y algunas me pedísteis que lo hiciera lámina, así que, oído cocina, lo tendréis el miércoles 😉
El Belén de Matrioskas también es de Lycka. El resto: un arbolito pequeño y adornos diversos que tenía de años anteriores. ¡Me encanta cómo ha quedado!
Y tú, ¿también has aprovechado el puente para colocar la decoración navideña?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *