Desafío Handox. Lanas Rubí

Cuello-Lana-punto-arroz
Al mal tiempo….lanas calentitas!
Ya en esta entrada os hablaba de mi gusto por el punto. Soy una principianta total, si veis para desesperación de mi ama y en su momento de mi abuela cómo cojo las agujas…parece que estoy tocando la txalaparta pero…me apaño! Jejejeje….
Me encantaría aprender miles de puntos diferentes y poder hacerme de todo pero de momento, sólo me he hecho un jersey con muchísima ayuda hace mil años y cuellos y bufandas que es lo más fácil pero cuando recibí el correo de Handbox y su nuevo desafío en colaboración con Lanas Rubí tardé 2 segundos en responder que por supuesto!, que claro que me lanzaba y qué tipo de lana quería para mi proyecto.
Elegí la Rubi Amore, 30% lana merina y 70% acrílico.
Me pareció súper distinta, bonita, calentita y sobre todo….no pica nada!! Que yo para esto soy muy especialita.
Al principio pensé elegir colores rojos, verdes, blancos y hacer unas guirnaldas de borlas y pompones para Navidad pero luego pensé….ni loca! y disfrutarla sólo unos días en vez de todo el invierno? Y así es como me lancé a lo más previsible, un cuello doble para los días fríos que nos esperan.
El invierno lo relaciono con colores apagados, oscuros y por eso me gusta que los cuellos sean de colores alegres; verde, color mostaza, rosa palo….pero ya tengo ropas de abrigo de estos colores así que me apetecía cambiar.
He utilizado agujas del número 8. Estas de madera las he “tomado prestadas” pero creo ama….que ya las has visto. Me encantan, son preciosísimas y no pesan nada!.
Cuello-Lana-punto-arroz
El punto con el que me lancé fue el de arroz me gusta mucho cómo queda y se hace combinando un punto del derecho y otro del revés.
Derecho: con la aguja por detrás 
Revés: hebra por delante y la aguja también.
Al empezar cada nueva vuelta si hemos terminado con punto bobo haremos del revés y si el último ha sido revés pues del derecho.
A ratos me sentía un poco Winona Ryder en “Donde reside el amor”, os acordáis?, dale que te pego toda la peli tejiendo la colcha, pues yo igual…el cuello crecía y crecía pero no lo suficiente para hacerlo doble (con doble vuelta) que es lo que quería! Y es que soy súper fan de las maxibufandas de esas que casi (o sin casi) dan tortícolis pero bonitas….. son un rato, como aquella de Lennie Kravitz que era más grande que él, pero es que a este chico todo lo queda bien, pero bueno….ese es otro tema. A lo que vamos!.
El cuello al final mide 30cm de ancho por 130 de largo, para que os hagáis una idea si os animáis a hacerlo.
Hacer punto me relaja un montón pero es cierto que también me mantiene alerta y me engancha muchísimo!. Me parece un planazo casero para estos días de lluvia y frío, agujas cerca, lanas bonitas, café rico y buena música.
Cuello-Lana-punto-arroz
Ya he empezado a hacerme el mío porque estoy tan contenta de cómo ha quedado éste que se va a convertir en un regalo.
Cuello-Lana-punto-arroz
Un regalo de cumple para una persona muy especial a la que quiero un montón!.
Espero que te guste y lo disfrutes!
Muchísimas gracias una vez más  a Handbox por darme la posibilidad de participar en este nuevo reto esta vez de la mano de Lanas Rubí, que la verdad no conocía pero para mí ha sido un descubrimiento!.
P.D. Ya os puedo decir que a la cumpleañera le gustó mucho el cuello. 
Todavía no ha sido su cumple pero para variar….no he podido esperar para dárselo…. 😉
Feliz Jueves!!

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *