Desafío Deco La Pajarita*

Ya sabes que he colaborado otras veces con La Pajarita. Me gustan mucho sus productos, y soy una enamorada de su Chalk PaintAsí que cuando Handbox me propuso un nuevo desafío Handbox para probar alguna de las nuevas gamas de pinturas nuevas de La Pajarita, dije que sí, claro. Y elegí la Eggshell Paint pues la estaba deseando probar.

Hacía tiempo que quería pintar la mesa y las sillas de la terraza, que ya las teníamos desde hace mucho y estaban un poco machacadas. Además eran de forja negra y ya no me gustaba que fueran oscuras. Seguro que te suena el conjunto de IKEA porque lo vendieron muchísimo. 

Elegí la Eggshell Paint en el tono Shell, que resultó un crema muy mono. Me costó decidirme porque la gama de colores es realmente preciosa.

El cambio de los muebles es espectacular, y sólo con una única pintura. La Eggshell no necesita imprimación (por eso me requetencanta!) y queda con un acabado satinado muy agradable al tacto.

No hay muchos pasos que explicar, pero es importante limpiar bien la superficie antes de pintar.
Como ves, la pintura se adhiere estupendamente a la forja, aunque hacen falta entre 2 y 3 capas. La última capa es realmente para retoques.
Esta pintura, como te he dicho no necesita imprimación, pero la primera capa funciona como tal, y ya la siguiente capa cubre muy bien.

Un bote de 500 ml me ha dado para pintar la mesa y 4 sillas. (Tengo 2 sillas más, pero no me dió tiempo a tenerlas listas para el fin del desafío, que casi no llego!).

No te creas que no me costó lo suyo.. y eso que no había mucha superdicie. Pero la  mesa.. con la rejilla que tiene bajo el sobre de cristal sudé tinta! Fue lo que más me costó pintar!

Lo único que desmonté fueron los asientos de enea de las sillas, y el sobre de cristal de la mesa, claro!, pero todo lo demás lo dejé montadito y pinté con el pincel sin más.

Con unas cuantas horas de trabajo (varias tardes, dejando ratitos que se secara la pintura) pasaron de ser unos muebles oscuros, que ya se veían un poco viejitos, a unos muebles luminosos, como nuevos.

El toque de los cojines nuevos que compré para los asientos, en ese azul verdoso, le da aún más luminosidad y un nuevo aire.
¡Me encanta cómo ha quedado la terraza! La semana que viene la estrenamos, que el martes es el cumple de mi chica y haremos una merienda cena 🙂

Con la llegada de la primavera, vamos a usarla más que nunca.

Paula

Lee el post original

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *