Decapados con chalk paint

La pintura de tiza o chalk paint se ha convertido en uno de los materiales más populares para renovar nuestros muebles en casa. Gracias a esta pintura de base agua podemos hacer todo tipo de efectos para personalizar nuestros objetos de decoración. Los decapados con chalk paint son tremendamente frecuentes para aportar más personalidad, luminosidad y volumen a nuestros trabajos. En nuestra última colaboración con Madrid Contigo (cada jueves en Telemadrid) hemos hablado de dos formas diferentes de hacer decapados con chalk paint. Os dejamos el enlace a su web para que podáis ver todo lo que contamos en el plató: AQUÍ. Y os dejamos un vídeo de youtube con el paso a paso para poder hacer dos decapados diferentes. En uno de ellos, el efecto se puede hacer por toda la madera y en el otro, elegimos ciertos puntos para levantar la pintura.

Qué es pintura de tiza o chalk paint

Para aquellos que todavía no conocen la pintura de tiza o chalk paint contaros que se trata de una pintura de base agua con una gran carga de yeso. Esto hace que sea una pintura ecológica, que no lleva disolvente y por tanto, se puede limpiar las brochas y rodillos sólo con agua. Se llama pintura de tiza porque uno de sus componentes es el yeso que dota a la pintura de un agarre especial. Podemos aplicarla directamente sobre metal, madera, cristal

pintar-chalk-paint-madera
Decapados con chalk paint.

Pero no es milagrosa y en algunas superficies barnizadas os recomendamos lijar y aplicar imprimación porque nos podemos encontrar con que los barnices de colores tiñen de color nuestra pintura de tiza (este problema se llama sangrado y ya os contamos cómo evitarlo AQUÍ). La chalk paint es muy porosa y suele absorber los productos que se encuentren en la superficie que estamos decorando y si estamos trabajando con muebles antiguos es importante limpiar muy bien la madera para que la pintura agarre muy bien y no se abra. Es muy fácil de aplicar, se puede diluir con agua y tiene una enorme capacidad de agarre. Como tiene mucho yeso cuando lijamos la capa de pintura es habitual que salga mucho polvo. Y es esencial proteger con barniz o cera nuestro trabajo para que no se levante la pintura o vaya dejando polvo cuando usamos el mueble. Sobre chalk paint o pintura de tiza tenéis un montón de tutoriales y proyectos que podéis ver AQUÍ. Para decorar nuestra caja de madera hemos empleado dos colores de chalk paint de Xylazel, el verde oliva y el piedra. Las cubetas, fundas, brochas, agitador y lijas son de Nespoli. 

pintar-madera-chalk-paint
Pintar con chalk paint-

Qué es un decapado

Decapados con chalk paint hay muchos. Podemos hacerlos con diversas técnicas añadiendo materiales como el gesso, pero os queremos dejar dos tipos de decapados que son muy fáciles de hacer y que seguro cambian por completo el aspecto de vuestros muebles. Normalmente para hacer un decapado con cualquier tipo de pintura, tinte o lasur estamos trabajando con al menos dos capas de color diferente. El objetivo del decapado es romper la capa superficial para dejar a la vista las capas de color que hemos aplicado con anterioridad. Romper esa primera capa de color se puede hacer de diversas formas y siendo más sutil o más exagerado. Eso depende de los gustos.

decapado-chalk-paint
Lijamos la segunda capa de color para dejar a la vista el primero.

Decapados con chalk paint

Os mostramos dos formas de hacer decapados con chalk paint sobre madera que podéis aplicar en cualquier mueble y que son muy rápidos y sencillos. En nuestro primer decapado buscamos romper la capa de color de una forma homogénea distribuido el efecto por toda la madera, pero si queréis que ese efecto envejecido sólo aparezca en ciertos puntos, os contamos cómo hacerlo. En ambos decapados con chalk paint siempre tenemos que empezar lijando bien la madera siguiendo la veta para abrir el poro y dejar la superficie lisa.

lijar-madera-antes-pintar
Lijamos la madera para preparar la superficie.

Decapado por toda la madera

Si queremos dar un efecto envejecido en la madera de una forma natural y que se extienda por todo el mueble vamos a jugar con dos capas de color rompiendo una de ellas. Aplicamos una capa de color, dejamos que seque y lijamos. Es importante que lijemos la pintura para evitar relieves y lograr una acabado liso. Damos una segunda capa de color y volvemos a lijar, pero con una lija de grano más grueso y de una forma más intensa. Así veremos la primera capa de color.

decapado-dos-colores-chalk-paint
Estopa para sacar brillo a la pintura.

Decapado en ciertos puntos

Con este decapado podemos elegir los puntos concretos donde vamos a retirar la segunda capa de color. También se llama decapado con vela porque podemos emplear una vela (sí, una vela normal de las que tengamos por casa) para ir dejando cera en algunas zonas. Damos una capa de chalk paint, dejamos que seque, lijamos y pasamos la vela por donde no queremos que agarre la segunda capa de pintura. Como alternativa a la vela podemos usar una brocha para dar pequeñas cantidades de cera en esos puntos donde queremos que se vea el primer color. Damos la segunda capa de chalk paint, de un color diferente al primero, y lijamos.

decapado-cera-chalk-paint
Aplicamos cera en algunas zonas para hacer un decapado.

Proteger nuestros decapados con chalk paint

Os recomendamos siempre proteger vuestros trabajos con chalk paint para evitar que la pintura se levante. Podemos aplicar un barniz o cera para evitar que entre la suciedad en la pintura. Os dejamos otro vídeo, donde podéis ver cómo jugar con las ceras de colores para matizar el color y añadir nuevos efectos.

 

La entrada Decapados con chalk paint aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *