Convierte tus jerseis usados en bolsos nuevos: el tutorial

HACER UN BOLSO CON UN JERSEI PANGALA

Llevaba tiempo deseando convertir un jersei que apenas había usado en un bolso. Tijeras en mano,  lo miré, ¡prácticamente nuevo!, ufff, y decidí darle una segunda oportunidad en mi ropero, no estaba mal, de hecho lo puse.

Llega mi marido, la persona menos objetiva del mundo respecto a su mujerctia, cuando tú me llevarías a un programa de cambio de look, él me ve estupenda, y me suelta (con cariño):

” mmm, qué guay, ese jersei para ir calentita por casa”

Y eso fue determinante: efectivamente su destino era ser bolso, me sentaba fatal, si me lo dice alguien que cuando voy horrenda me ve guapa… me sentaba fatal.

Así que os voy a contar cómo hacerlo. Que sepais que como decía ayer en respuesta a un comentario, estoy en terapia de fotos, sé que puedo llegar a aburrir a las piedras así que voy a ser más breve de lo habitual, aún así… es laaaaaargo.

HACER UN BOLSO CON UN JERSEI PANGALA

de jersei viejo a bolso nuevo

Nota importantísima:

Este bolso está hecho para que tú, tú, y tú ahí detrás os lo podais hacer en casa, si fuera para mi, o para mi tiendecita, lo hubiera realizado con otras herramientas y técnicas, pero mi intención principal era crear un tutorial para que cualquier persona se lo pudiera hacer. Y ahora ya vamos, ¿a que te he quitado el miedo del cuerpo?

Nota bastante importante: soy consciente de que la fotos del proceso son mortales, pero las hice en condiciones infrafotográficas, las del resultado ya son más decentes, perdon a las almas sensibles y a mi cámara.

Lo primero los materiales, necesitamos:

  • paciencia
  • el jersei en cuestión
  • tela para hacer el forro, no prescindas de ello porque de lo contrario se deformará y quedará hecho un guiñapo
  • tela para hacer el asa
  • cremallera
  • una tira de cuero, tela o lo que prefieras, un cierre de imán
  • pegamento muy fuerte, hilos, alfileres, tijeras, cinta métrica, y máquina de coser

Para empezar cogemos el jersei, nos aseguramos de que no nos lo vamos a poner ya en la vida, y hacemos tres cortes: 2 de ellos serán para quitarle las mangas, y el terecero  por debajo del cuello para que quede recto y no con la curva o pico del cuello (fotos 1 y 2). A ser posible que nos quede un corte recto, plissss. Si quieres el bolso más corto, pues cortas más hacia abajo, a tu gusto ;)

cirugía: cortar

Ahora (foto 3) pasa un pespunte y  varios zig-zag para cerrar los agujeros que quedaron al quitar las mangas. En la foto 4  hacemos lo mismo: pespunte para unir, zig-zag para rematar, y así cerramos la parte que cortamos en la foto 2. El resultado es un cuadrado cerrado por tres de sus lados. Seguramente al pasar el zig -zag quedan como con olitas, ¡no sufras!, luego lo arreglamos al poner la cremallera

Nota: en la foto 3 ves que quedan como bocados, es el corte de la sisa, pero como le has pasado varios zig-zags corta sin miedo esos horrendos salientes.coser y rematar

Con la tela elegida para el forro corta una pieza de la misma medida que el ex-jersei, como va doblado es el doble de lo que vemos, ¿si?.  De ancho medirá algo menos que este pedazo de jersei porque el punto siempre estira, y tú quieres que el forro quede bien encajadito.

Se rematan los cuatro lados de esa tela de forro, y a continuación teniéndola doblada y del revés unimos sus laterales. Así tenemos dos piezas gemelas: forro y exterior, y las apartamos, vamos a por la tira del cierre.

Para la tira del cierre: corta dos tiras del largo que mejor te venga, en función del tamaño de tu jersei, y en mi caso de 3 cms de ancho. Coge el cierre de imán, y en el extremo de una de ellas pon la parte macho (odio esta nomenclatura, grrr) del siguiente modo:

1. Marca en la cara derecha de la tira de piel dónde irán las patitas que estos cierres tienen, y practica dos rajitas para meterlas, y sí, mételas como ves en la foto 5. Giramos la tira, y ahora viene una de mis manías: pon una gota de pegamento entre ambas patitas, y a continuación el circulito que va en el kit de cierre, lo pones, (foto 6) doblas la pestañitas y que le de el pegamento, y vamos a la foto 7, en la que ya se ve puesta esta parte “macho”, y además hemos pringado toda la tira con pegamento. La otra tira de cuero, como es de la misma medida, la pegamos sobre la primera, y ahora vamos hacia la otra parte del cierre.

cómo poner el cierre de iman

Para ello miramos dónde nos gustaría que fuera la “hembra” del cierre, que ha de ser en la parte de atrás de nuestro futuro bolso. Yo preferí hacer el  bolso en modelo solapa, pensando en que tendría menos tufillo a jersei reciclado, pero tú tendrás que decidir si lo quieres así o simplemente en plan bolsa, sin doblarse. Todo este rollo para que veas en qué parte del jersei debes poner la otra parte del cierre, la parte “hembra”, grrrr.

Vale, vamos a poner la hembra del cierre en el jersei. Hay que encontrar el centro exacto, y a la altura que prefieras, tal y como os contaba en las líneas de arriba. Como es punto las patitas de la hembra entrarán sin problema, no hay que hacer nada (foto 8), pero para que no se deforme ni descuelgue debes poner un cuadradito de piel en el mismo punto del jersei por el que salen las patitas, hacerle dos cortecitos para sacar estas pestañas (foto 9), montarlo como antes (foto 10). Ya que te pones corta tres cuadraditos más como estos, serán necesarios para las asas y para el otro extremo de la tira del cierre.

continuamos con el imán

Y claro, resulta que la parte de la tira del cierre que no lleva el imán, habrá que coserla también, ¿no?, pues eso, juntamos ambas partes del cierre, y en la parte de atrás del futuro bolso, donde caiga el otro extremo del cierre, centrándolo bien, unimos tira y piel. Nota: para que  no se deforme vamos a poner por la cara de atrás de la  parte de punto un cuadradito de cuero de los tres adicionales que hemos cortado antes, mira cómo debería quedarte:

ahora lo cosemos al sueter

Vamos a dar base a interior y exterior. Para eso cogemos exterior y forro y las ponemos del revés, en cada una de las esquinas hacemos lo que se ve en las fotos de aquí abajo (fotos 11 y 12): formar un triángulo, trazar una línea en el punto que queramos, cuanto más hacia abajo, más base nos queda y más corto es el bolso. A continuación pasamos dos o tres tiras de pespunte para que quede bien fuerte. En la foto 11 se ve ya hecho y en la 12 sólo preparado.

esquinas de forro y exterior

Una vez hecho esto viene la cremallera. Podría ser de otra manera tal y como os conté en otro tutorial, pero como ya estaban los laterales cosidos será por el método no ortodoxo, vamos:

Lo que se ve en la foto 13  es la primera parte de cómo poner la cremallera. Tranqui, es sencillo si sigues los pasos al pie de la letra, no tengas miedo , vaaaa.

  1. Poner la parte del bolso que es ex-jersei del revés
  2. Coger la cremallera y con la cara del revés hacia arriba, es decir que no ves el tirador,  fijarla con alfileres a los bordes del futuro bolso
  3. Deja un trozo de la cremallera abierta, porque de lo contrario, como el tirador está en la parte de dentro y no hay aberturas… no lo podrías abrir luego.
  4. Cose ambos lados de la cremallera y recuerda, hay que dejar un trozo abierto para lo que viene ahora: darle la vuelta

fase 1 de poner la cremallera

Pues eso, dale la vuelta, y abre la cremallera del todo, vamos a poner ahora el forro. Para no avezados en costura, y teniendo en cuenta que tenemos interior y exterior cerrados por tres de sus cuatro lados, la forma que os voy a contar  para poner el forro es la siguiente:

  • Tenemos la parte de ex-jersei por la cara del derecho (parte A)
  • Tenemos la parte del forro por la cara del revés (parte B)
  • Metemos B, delrevés, dentro de A, del derecho.

Doblamos hacia dentro unos 2 cms del borde del forro, lo fijamos con alfileres (foto 14), y a continuación lo cosemos a máquina, de esta forma estamos uniendo en amor y compañía interior-cremallera-exterior, un magnífico sandwich y …. ya casi está, sólo falta poner el asa.

la fase 2 y final

Para poner el asa hay que tener en consideración lo que os comentaba más arriba, si queremos que lleve solapa doblada, o si por el contrario preferimos la cremallera en el borde superior y ya está.

Sea como sea la tendremos que poner con especial cuidado, pues al estar trabajando con punto si la hubiéramos cosido cuando aún no estaba puesto el forro para que no se viera y quedara más mono…pues vale, pero se iba a deformar de lo lindo, así que tenemos dos opciones:

a) la complicada, que no te voy a contar por simplificar

b) la sencilla pero aseadita, voy:

  • Colocas el asa en el exterior, a la altura que quieras, y la coses pasando la aguja por el asa,  por el ex-jersei, y por el forro.Cóselo de una manera medio mona porque se va a ver, que no se diga (foto 15)
  • Como no seas una gran bordadora te quedará regular por la parte de dentro, y es normal. Así que para arreglarlo y darle fuerza y garra como si fueras Jose Luis Moreno, pones uno de los dos cuadraditos de cuero que te quedan tapando las puntadas en la parte del forro, y atravesando con la aguja en los mismos agujeros que usaste para coser el asa, coses también este refuerzo. Y lo mismo con el otro lado del asa, claro. (foto 16)
    cómo poner el asa

Y ahora, tachaaaaannnn, ya tienes tu bolso.

HACER UN BOLSO CON UN JERSEI PANGALA

Que sepas que ya lo he estrenado y estoy contentísima, si le tuviera que poner un nombre sería “oye que me voy corriendo”, porque va con todo o casi todo, no pesa nada, tiene capacidad, y sobre todo… ¡está hecho con mucho amor!, imposible que no me vaya bien.

lateral bolso a partir de jersei

detalles

Ahora se pueden dar 4 situaciones con sus correspondientes posibilidades:

  • Que tengas el cerebro a punto de reventar: abandona este blog de inmediato  y por si las moscas no vuelvas
  • Que no te haya gustado nada: pues no abordas tu ropero para ver de que jersei te deshaces
  • Que te haya encantado y esta tarde mismo te animes a empezar: mi enhorabuena por adelantado, te va a quedar fenomenal
  • Que te fascine pero no te atrevas, no tengas máquina, o no te apetezca en absoluto: este bolso ya no puede ser tuyo, pero hay otros en la Tienda Pángálica que te pueden gustar, ¿por qué no te das una vuelta?

Y esto es todo, sinceramente este tutorial me ha costado bastante de preparar, ¿por qué no viviré en una casa de inspiración sueca con luz a raudales?, así que… si te ha gustado aprovechalo, plissssss, y ya de paso:

compartir pangalismo

La entrada Convierte tus jerseis usados en bolsos nuevos: el tutorial aparece primero en .

Visita la entrada original AQUÍ

HANDBOX



1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *