Cómo reciclar los biberones

Hace tiempo que vengo guardando los biberones de mi peque y el caso es que en estos días me ha dado por sacarlos y ponerme a idear, así que hoy te muestro ya el resultado: ¡espero que te guste y te sirva la idea!

Bien, comencemos ya sin más con el listado de materiales que necesitarás para llevar a cabo este singular DIY:

– Biberones (las tetinas y las tapas no serán necesarias)
– Pintura en spray preferentemente
– Washi tape, botones, cordeles, pegatinas,… o cualquier tipo de adorno que se te ocurra

Lo primero de todo será pintar nuestros biberones, preferiblemente con pintura en spray por la comodidad que ello supone, aunque cualquier pintura en principio te puede servir.
Eso sí, en cualquier te aconsejo que no te olvides de utilizar guantes y mascarilla: ¡la seguridad ante todo!, y por supuesto usa plásticos para forrar bien la superficie sobre la que vayas a pintar los biberones: ¡de esta forma protegerás y salvaguardarás tu zona de trabajo!
Lo siguiente ya será adornar nuestros biberones pintados, te muestro cómo lo he hecho yo por si te da alguna idea; en mi caso, lo primero de todo fue enrollar un cordel en la zona superior, de esta forma oculté las rayas marcadas en el mismo y conseguí un aspecto más uniforme.
A continuación simplemente me limité a adornar mis biberones con materiales que tenía por casa (muchos de ellos de scrapbooking: ¡imprescindible tenerlos siempre a mano!, así como el washi-tape).
Como puedes ver yo no me compliqué demasiado la vida, básicamente utilicé pegatinas (evitándome así el tener que andar con el pegamento «para arriba y para abajo»).
Te muestro ya el resultado final, eso sí, con un aire navideño aunque ya hayan pasado estas fiestas tan especiales… ¡no he podido evitarlo!

Y con esto ya tienes tus biberones listos para darles un segundo uso: puedes emplearlos por ejemplo como botes portalápices, para organizar las hierbas aromáticas o como floreros… ¿se te ocurre algún otro uso?, ¿qué te ha parecido la idea de hoy para reciclar los biberones?,…

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *