como-personalizar-cuaderno-servilletas-papel-diy-01

Cómo personalizar 5 cuadernos con servilletas de papel

 
Este curso #laniña ha dejado de escribir en los libros de texto y tiene un cuaderno para cada asignatura. De momento anda emocionada porque para ella eso significa que ha ingresado en el selecto club de las mayores. A ver lo que tarda en descubrir que en realidad implica trabajar el doble porque hay que copiar los enunciados en ellos.

Hasta que llegue ese momento crítico yo me quedo con la parte positiva, que es que he podido hacer otro reciclaje bonito, personalizando sus cuadernos con servilletas de papel.  

Si quieres presumir de cuadernos en  tu clase o en la oficina y que se te escape la risa cuando te pregunten en qué exclusiva tienda los has comprado, hoy te enseño cómo con este sencillo tutorial:

Antes había probado con letras y dibujos de tela (aquí) y (aquí), y con flores prensadas (aquí), pero esta es la primera vez que utilizo servilletas de papel.

Y viendo el resultado, tengo que decir que voy a repetir fijo con cuadernos de #laniña y míos, porque los he hecho a mi gusto, han quedado muy profesionales, me han salido muy baratos y además puedo asegurarte que no hay dos iguales:

Y ahora que ya has visto las preciosidades que puedes conseguir, te traigo el paso a paso para que tengas los tuyos:

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Cuadernos: Sirven tanto de espiral como de grapas. Estos últimos te dan más juego a la hora de forrarlos, pero ya has visto que los otros tampoco se quedan atrás.

Los míos los compré en una tienda-badulake-revoltijo del #pueblitobueno. Como los chinos, pero en pequeñito, con cosas más bonitas y menos deprimente.

Son de los más baratos (no llegaron a 1€ cada uno), pero el servicio que dan es el mismo que otro que te puede costar el triple. La diferencia, por lo menos en los de muelle, supongo que estará en que no son de marca, porque lo que es calidades yo los comparé y a simple vista no encontré nada llamativo.

En los de grapas el hándicap estaba en que las tapas no son de cartón, sino de papel. Lo ideal es que tuviesen más consistencia para que no se rompan a la primera de cambio, pero por 60 céntimos poco más se puede pedir. Pero no te preocupes por ese detalle, porque con la cola y el plástico autoadhesivo quedan tan resistentes o más que si fuesen de cartón.

Servilletas de papel: Las mías son de Tiger y de la nueva colección de Ikea.

La duda que tenía era si se notarían los puntitos que tienen en los bordes, pero comprobé que desaparecen cuando las pegas:


Cola blanca o de carpintero: La encuentras en ferreterías, librerías y grandes superficies. La mía es tamaño familiar porque es uno de los materiales que más utilizo para mis diy.

Brocha: Para extender la cola. Mejor ancha para dar pocas pasadas, porque si tardamos en extenderla puede estropear el cartón o el papel de las tapas.

Plástico autoadhesivo: Para forrar el cuaderno una vez listo y convertirlo en un todo terreno.

Tijeras.

Opcional: Folios blancos reciclados: Para forrar las tapas del cuaderno antes de poner la servilleta y que destaque más su dibujo.

Dibujos, etiquetas, etc.: Los que yo he puesto de Hello Kitty son de tela, los reciclé de una camiseta de #laniña y las etiquetas con el nombre de las asignaturas las hice yo misma con rotuladores y buena letra.

PERSONALIZAR EL CUADERNO (6 PASOS):
# Opcional: Esto es manía mía y si quieres puedes prescindir de este paso, pero antes de pegar la servilleta yo suelo forrar las tapas con folios blancos reciclados (dejas la cara limpia para fuera y no se nota nada). De esta forma, al tener un fondo blanco, el dibujo de la servilleta destaca más.
# Paso 1: Separa la capa de papel que tiene el dibujo, porque va a ser la que utilizarás (todas tienen 3 capas, incluso las que parecen más finas):

# Paso 2: Extiende una capa fina de cola sobre una de las tapas:

# Paso 3: Déjala secar un par de minutos. Servirá para pierda humedad y que la servilleta aguante cuando la pongas encima.

# Paso 4: Pega la servilleta sobre esa tapa. Mi consejo es que empieces por un extremo, sujetando la servilleta con una mano y con la otra pegándola poco a poco, dando toques suaves con los dedos. Suena complicado, pero al estar la cola seca es más fácil de manejar.

Cuando tengas una tapa completada, repite el proceso con la otra:

En los cuadernos con tapas de papel es normal que se queden combadas, pero no hay problema. Cuando la cola seque le pones peso encima y vuelve a recuperar la forma.

# Paso 5: Deja secar la cola y recorta el sobrante de servilleta. Si quieres poner etiquetas, dibujos, etc., ahora es el momento:

# Paso 6 (y último): Forra el cuaderno (o la parte de la tapa que lleva la servilleta) con el plástico autoadhesivo para proteger el dibujo. Aquí te recomiendo que en lugar de cortarlo a la medida de las tapas, dejes un poco de margen para doblarlo hacia adentro y que así no se levanten los bordes.

Y ya sólo tienes que estrenarlo. Puedes apostar a que nadie pensará que es de los baratos, diy y encima reciclado:

¿Qué te parece el resultado? ¿Te gustaría tener unos cuadernos diy y reciclados como estos? ¿Dirías que se han utilizado servilletas para personalizarlos? 
La única pega de todo esto te la puedes imaginar, cada día estrenamos modelito a la hora de las comidas para dar salida a tanto stock.
¡¡Muchas gracias por pasarte por aquí y que tengas un feliz día!! ¡¡Felicidades a todos los Mateos!!

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *