cuaderno-pegado

Cómo hacer un cuaderno con encuadernación pegada

Aprende a hacer cuadernos con encuadernación pegada

Siguiendo en mi línea de utilizar todos los materiales de dibujo y escritura que tengo por casa (como conté en este post), el otro día me asaltó la necesidad de hacer unos recambios con papel de sketchbook para mi Traveler’s Notebook. Porque no sé cómo aún no tenía ninguno y me resulta muy útil poder tener un sitio donde hacer garabatos varios y dibujos más serios sobre un papel que acepte acuarela, rotulador, etc. Al fin y al cabo la idea es tener dentro de un único lugar todo lo que necesito (bullet journal, diario y sitio para dibujar), ¿no? Así que cogí unos blocs de papel que tenía por casa y salió este DIY 🙂

Tipos de encuadernación hay miles. Lo más común es hacer cuadernos cosiendo las hojas entre sí, pero no es la única forma fácil de montar nuestro propio cuaderno, ¡hay muchas más! Y esta vez os quiero enseñar cómo hacer un cuaderno o libreta con la encuadernación pegada. Olvídate de hacer agujeros en el papel, de coser a mano o a máquina… la encuadernación pegada es muy resistente si se hace bien, y presenta ventajas que no tiene la cosida.

Aunque en el post he utilizado 25 hojas para cada libreta (teniendo en cuenta que son hojas de más de 100g), puedes hacer tu cuaderno con tantas hojas como quieras, el método y el acabado son los mismos. Y también puedes escoger el papel que prefieras: normal, de acuarela, reciclado… Estas libretas se hacen en un momento y quedan súper resultonas. Además, son perfectas para reutilizar blocs o papeles que tenemos por casa sin saber muy bien en qué gastar.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Materiales

Papel en hojas o en bloc a nuestra elección. Tantas hojas como queramos o necesitemos para nuestro cuaderno.

Una cartulina, hoja de papel de scrapbook, papel decorado, etc. para utilizar como tapa de la libreta. Tiene que ser más grande para pueda cubrir las dos caras del cuaderno.

Pegamento PVA. ¡Importante que el pegamento sea de este tipo o no quedará bien!

Regla, cúter, lápiz y pincel fino.

Pinzas que permitan una sujeción firme de las hojas que vamos a convertir en cuaderno.

Opcional: una plegadora para marcar el papel.

Yo he utilizado un bloc de papel de sketchbook de Tiger y un par de papeles decorados que tienen el grosor de una cartulina. Por cierto, los links que os he puesto en materiales son de la misma tienda, no me llevo comisión ni nada, simplemente es la tienda donde los he comprado yo, que da la casualidad que está bajo mi casa. Pero son materiales fáciles de encontrar en cualquier sitio de manualidades.

Paso a paso

DIY cuaderno con encuadernación pegada

1. Lo primero es escoger y preparar el papel que queremos usar. En mi caso era este bloc de papel para sketchbook, así que separé cada hoja del bloc y luego las dividí en dos grupos de 25 hojas para que no me quedara un recambio muy grueso (es más cómodo para llevar en un Traveler’s Notebook).

Como he dicho, vale cualquier tipo de papel, incluso puedes imprimir el pautado si lo prefieres.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

2. Une todas las páginas de forma que queden a la misma altura y alineadas. Asegúrate de hacer esto poniendo atención, porque influirá en el resultado final. Necesitarás que tus pinzas sujeten firmemente el bloque de hojas, utiliza tantas como necesites.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

3. Si tus hojas son de distinto tamaño al que quieres para tu libreta, es el momento de cortarlas a la medida que desees. En mi caso, al ser para un recambio tamaño Regular necesité cortarlas a 21×11 cm. Utiliza el lápiz, la regla y el cúter para hacerlo. Corta todas las hojas al tamaño final que quieras que tengan en el cuaderno terminado.

Puedes utilizar una guillotina para esto, pero el mejor resultado se obtiene con regla y cúter.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

4. En la lista de materiales mencioné que es imprescindible utilizar un pegamento tipo PVA para esta parte del DIY. Si usas otro tipo de cola o pegamento no puedo garantizarte que las hojas vayan a quedar unidas de forma duradera. La particularidad del pegamento PVA es que al secarse queda flexible, y esto es muy importante para que puedas abrir y cerrar el lomo de la libreta sin que las hojas se despeguen. Además, tiene otra ventaja más, y es que cuando necesites arrancar una hoja de la libreta, lo puedas hacer sin problema. Así que nos proporciona una unión fuerte y flexible que no obtenemos con un pegamento normal.

Cualquier marca de pegamento PVA te servirá.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Con ayuda del pincel, ve aplicando una capa de pegamento a la parte del bloque de hojas que será el lomo (la parte donde has colocado las pinzas). Hazlo con cuidado de que cubra el borde de todas las hojas y ve quitando y volviendo a poner las pinzas según necesites. Las hojas deben estar bien juntas entre sí cuando apliques el pegamento.

Deja secar el tiempo recomendado en el bote y repite de nuevo este paso, aplicando una segunda capa de pegamento. Deja secar completamente.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

5. Ahora vamos a preparar las tapas de la libreta. Escoge un papel estampado o una cartulina, y recuerda que debe ser más grande que el tamaño del cuaderno abierto, para que cubra todas las páginas.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Mide el grosor de tu bloque de hojas con ayuda de la regla. Será el grosor que tendrá el lomo del cuaderno.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Y ahora traslada esa medida al centro del papel o cartulina que usarás como tapa. Dibuja un par de líneas (tendrán el mismo grosor que el lomo de tu cuaderno).

Este paso no es imprescindible si tu cuaderno no es muy grueso, pero hace que el acabado sea mejor y sólo lleva un momento 🙂

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Utilizando una plegadora (si la tienes) o el borde de un objeto que tenga forma similar, marca los pliegues de las líneas que has hecho en el papel. Debe quedarte algo parecido a la foto superior, pero con tu grosor. Si no sabes bien cómo usar una plegadora, aquí tienes un vídeo de cómo hacerlo correctamente.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

6. Ahora es el momento de añadir los “extras” a tu libreta, si quieres. Es decir, puedes añadir marcapáginas de tela, un refuerzo para el lomo, una contraportada… Como eran pocas páginas y no voy a necesitarlo, he pasado del marcapáginas (sólo habría que pegar una cinta de tela en el lomo, puedes verlo en este tutorial) pero sí he hecho un refuerzo para enseñaros cómo se hace en un momentito 😀

Corta un trozo de papel grueso, cartulina o cinta de tela del mismo largo y ancho que el lomo del cuaderno.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Cuando lo tengas, pégalo a la parte del lomo de tu cuaderno utilizando el mismo pegamento PVA que usaste para las hojas. Ten cuidado y no lo pegues en la parte que se tiene que abrir, ¡no sería la primera vez que me pasa por no estar atenta!

El refuerzo del lomo mantendrá las hojas juntas aunque abras y cierres la libreta constantemente, pero si has puesto pocas hojas, te puedes saltar este paso y no notarás diferencia.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

7. Por último, pegamos el bloque de hojas por la parte del refuerzo al interior de la tapa. Colocamos las pinzas de nuevo y dejamos secar completamente, mejor de un día para otro.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Cuando esté bien seco, cortamos el sobrante de las tapas utilizando el cúter con cuidado. Si las hojas o la tapa tienen alguna imperfección, puedes usar una lima de uñas a lo largo de todo el borde (sí, tal cual). Para que quede completamente plano y cerrado, pon el cuaderno debajo de unos cuantos libros gordos, aunque a mí no me hizo falta.

¡Ahora repite tantas veces como quieras hasta que tengas cuadernos para todo lo que necesites!

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Yo me hice dos cuadernos de 25 hojas cada uno (50 páginas por cuaderno), que me van a durar una buena temporada. Estoy contentísima porque voy a darle uso a un bloc de hojas que no iba a tener su oportunidad de otra manera, ya estoy deseando hacer un recambio con papel de acuarela 🙂

Este tipo de encuadernación es rápido y resistente, y casi no requiere esfuerzo, ni necesitas máquina de coser o herramientas muy específicas. ¡Por eso me gusta tanto! Los cuadernos se pueden abrir completamente y como dije, puedes sacar una hoja si lo necesitas.

Para hacer un bloc de notas clásico (un taco grueso de hojas pequeñitas como los que encontramos en tiendas) sigue los mismos pasos cambiando las medidas del papel, pero no añadas las tapas. Para mí sorpresa, descubrí que se hacen igual, y es gracias al pegamento por lo que podemos ir arrancando cada hoja del bloc.

DIY cuaderno con encuadernación pegada

Otra cosa que se me ha ocurrido que sería genial para hacer con este tipo de encuadernación es un diario de viaje, o de cualquier otro proyecto en el que no sepamos cuántas hojas vamos a necesitar, pero que queramos que quede unido al acabarlo. Así no tendríamos páginas en blanco al final, porque no es necesario calcular el número de hojas antes de empezarlo. Simplemente corta un montón de hojas al tamaño deseado y una vez completadas las páginas del diario, ordénalas y encuadérnalas con este método.

Espero que os haya gustado.

Entradas relacionadas:


Cursos para Mayo


DIY: Fundas para iPhone en dos vers…


Craft shopping en Madrid


Teje para los pingüinos


Cómo hacer unas tarjetas navideñas …

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *