fotoportadahojaotoc3b1o

Colgante Hoja de Otoño

Hola a todos!

Estamos en otoño y tras todos los retos de Halloween, nos olvidábamos un poco de hacer algo dedicado a esta estación del año. Así que hoy os presentamos un colgante con una representativa hoja de plátano de sombra hecha con pasta polimérica, una hoja que siempre hemos tenido muy presente en esta época del año por la gran cantidad de plátanos de sombra que hay por aquí ;).


Con este sencillo colgante que se realiza en pocos pasos aprovechamos para participar en el “Reto Handmade otoño” del blog de “Little Kimono” de Jen y el “Reto desvanero número 17: Otoño” del blog “Fabrica de Artesania” de Rebeca. Si os apetece podéis ir a ver más propuestas de otoño en cada uno de esos retos que seguro estará repleto de bonitas y originales manualidades.

Sin más dilación empezamos con el pequeño tutorial para realizar nuestro colgante otoñal:

Materiales

Para realizar la hoja de plátano de sombra en pasta polimérica necesitaremos:

  1. Pasta polimérica de color dorado o marrón ( en nuestro caso hemos utilizado sculpey dorado)
  2. Herramientas para pasta polimérica
  3. Cúter fino

Para realizar el colgante necesitaremos:

  1. Cordón de cola de ratón marrón. (El material del cordón y el color, así como su medida puede ser a gusto de cada uno).
  2. Una anilla lo suficientemente grande para que pase el cordón del colgante por ella.
  3. Dos anillas pequeñas
  4. Un cierre mosquetón
  5. Dos terminales chafa
  6. Herramientas para bisutería: tijeras, alicates planos y redondos.

Proceso

  • Realización de la hoja:

Lo primero y más importante será amasar bien la pasta polimérica para evitar que se nos resquebraje cuando empecemos a moldearla. Nosotros usamos pasta polimérica dorada porque nos gustó el color, porque le da un toque otoñal y además pensamos que podía quedar bien al ser un colgante.

Una vez tenemos la pasta polimérica amasada seguimos los siguientes pasos que podéis ver en estas imágenes:

1- Con un rodillo o trozo de tubo aplanamos la pasta polimérica hasta conseguir una lámina uniforme de unos 2-3mm de grosor.
2 y 3- Dibujamos con un cúter, solo marcando sin cortar, el modelo de hoja que tenemos en mente. Podemos guiarnos con una hoja, o bien con un modelo en papel o bien hacerlo a mano alzada. Una vez nos guste el resultado, volvemos a pasar el cúter por el contorno de la hoja pero esta vez cortando y separando la parte sobrante del contorno de la hoja.
4- Para separar la pasta de la mesa de trabajo pasamos un cúter plano y fino por detrás.
5- Con una herramienta que tenga un poco de borde marcamos más profundamente los nervios de la hoja, para destacarlos mejor y darles un mejor aspecto.
6- Con una aguja hacemos un agujero en la base de la hoja, para no tener que agujerear la pasta polimérica una vez endurecida en el horno.

Tras estos pasos la hoja ya estaría lista para hornear. Antes de ponerla en el horno nosotros decidimos darle un poco de forma para que una vez endurecida no quedase completamente plana y quedase con aspecto de hoja seca. Para ello hicimos un poco de grosor con el papel de horno que ponemos debajo de la pasta polimérica al ponerla en el horno, para que nos diera una superficie irregular y la hoja no quedase perfectamente plana. En la foto podemos ver la hoja con el grosor de papel de horno debajo y al lado la hoja endurecida tras hornearla 30 minutos a 130ºC:

Finalmente y para darle un toque brillante sin barniz puliremos la pieza de pasta polimérica. Para hacerlo nosotros usamos una herramienta casera que vimos por internet creada con un mandril de la Dremel y seis trozos circulares de bayeta. Realizarlo es muy sencillo, se cortan seis trozos circulares de bayeta de 4cm de diámetro, con un objeto punzante se agujerea por el centro cada círculo y luego lo montamos al mandril de la Dremel, como podemos ver en las siguientes imágenes:

Luego ponemos el mandril en la Dremel y con la velocidad más baja vamos pasando por toda la superficie de la pieza de pasta polimérica hasta conseguir el brillo deseado. También se puede pulir a mano con una bayeta pero es más laborioso y requiere mucho más tiempo. Lo bueno de hacerlo así es que obtenemos un brillo natural sin usar barnices, queda muy bonito y no se estropea con el tiempo y eso es una gran ventaja, pero también tiene sus peligros, sobretodo en piezas tan puntiagudas como nuestra hoja. El primer peligro es que hay que sujetar bien la pieza con los dedos para que al pasar la herramienta no salga disparada, cosa que ya nos ha pasado más de una vez sobretodo con piezas redondas, y el segundo peligro es más para piezas puntiagudas y es básicamente que se enganche algun hilo de la bayeta , y aunque la mayoria van desprendiéndose siempre puede quedar algún hilo que no se desprenda y al quedar enganchado nos deje algunas marcas en la pieza, cosa que en piezas que queramos completamente lisas y sin marcas no es muy recomendable y es preferible usar barniz.

En el caso de la hoja estábamos seguros que alguna marca se produciría debido a la gran cantidad de puas, pero al tratarse de una hoja seca decidimos pulirla igualmente ya que las marcas darian mas personalidad y realismo a la hoja seca y el brillo natural le vendría mucho mejor que el brillo del barniz.

Aquí la pieza antes, durante y después de pulir:

Tras este paso ya tenemos la hoja de plátano de sombra terminada y podemos proceder al siguiente paso:

  • Montaje del colgante:

El primer paso será cortar un trozo de cordón de la medida que queráis, en nuestro caso lo hemos hecho de 42cm, para que quede tipo gargantilla. Seguidamente colocaremos un terminal chafa a cada extremo del cordón (imagenes 1 y 2).Una vez puestos los terminales chafa colocaremos una anilla pequeña a cada uno (imágenes 3 y 4) y finalmente montaremos el cierre mosquetón (imágenes 5 y 6).

Nota: Podéis recordar como colocar las anillas, los terminales chafas y el cierre mosquetón AQUÍ  en el post “Pendientes y colgante de Paloma 2ªparte” que hicimos anteriormente.

Una vez llegados a este punto ya tendremos el cordón para nuestro colgante debidamente montado. Ahora solo nos falta ponerle el colgante. Para eso cogeremos la anilla más grande y la pasaremos por el agujerito del colgante y una vez hecho esto pasaremos el cordón a través de la anilla.

Consejo: Es importante que tengáis en cuenta que si montais primero el cordón como hemos hecho nosotros os pase a través de la anilla del colgante, sino tendréis que pasarlo por el colgante antes de montarlo. 

Y el resultado final sería :

Y hasta aquí este sencillo tutorial de otoño que esperamos que os haya gustado y os animeis a hacerlo igual o similar 😉

Como siempre os decimos, si os ha gustado la idea podéis darle a +1 o compartirlo por twitter, facebook y pinterest y, si os apetece, podéis seguirnos por Twitter, Facebook, Instagram o Pinteres pulsando en los iconos de la parte superior derecha del blog. Y para ver más propuestas de los retos de otoño en que participamos os podeis pasar por el blog “Little Kimono” de Jen AQUÍ  y por el blog “Fábrica de Artesania” de Rebeca AQUÍ.

Aprovechamos también para llevarnos nuestro colgante de otoño a la “Fiesta de enlaces #199” del blog “Arte Friki” 🙂

Nos leemos en la próxima entrada!

Sandra y Dani
SanDryCreaciones

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *