Cojín con pluma de macramé de lana

Si eres usuario/a de Instagram seguro que ya habrás visto las increíbles plumas de macramé que están creando verdadero «furor» en esta red social… ¡así que hoy te traigo mi propuesta al respecto, porque yo tampoco he sido capaz de resistirme!

Cojín con pluma de macramé de lana

Materiales para hacer plumas de macramé

Bien, antes de nada, te muestro los materiales que yo utilicé para realizar mi cojín con pluma de macramé:

  • Lana gruesa (normalmente se utiliza hilo de algodón, pero a mi me gustó la idea de poner lana gruesa porque me resulta muy agradable su tacto, y si te he de ser sincera: ¡pocas cosas me gustan más que «toquetear o sobar» un cojín) 
  • Tijeras
  • Aguja
  • Hilo
¡Por increíble que te parezca, utilicé tan solo esos materiales!

Cómo hacer plumas de macramé

Lo primero de todo tendrás que cortar varias hebras de lana, yo las corté todas iguales y más tarde me encargué de darles forma.

Seguidamente, dispuse un trozo doble de lana como parte central de mi pluma de macramé; a continuación, iremos colocando las hebras de lana de dos en dos sobre la parte central central de nuestra pluma, del siguiente modo:

Como puedes ver, colocaremos siempre una hebra por debajo de nuestra parte central y otra por encima de la misma.

Después, no tendremos más que entrelazar los finales de las hebras como te muestro en la anterior imagen y tirar de ambos para fijar a nuestra parte central; comentarte también al respecto, que a este tipo de nudo en macramé se le denomina cuadrado o plano: ¡y como ves, es realmente sencillo!

Si te fijas bien en la foto que te acabo de mostrar verás que todos los nudos están situados en el mismo lado de la parte central de la pluma, aunque normalmente se suele hacer colocando uno en un lado y otro en el otro, y así sucesivamente hasta finalizar la pluma… bien, yo lo hice así porque me gustó más el resultado: ¡te cuento a continuación cómo lo hice, es muy fácil!.

Para conseguir que todos los nudos queden en el mismo lado simplemente tendrás que colocar los pares de hebras de lana siempre de la misma manera, esto es que por ejemplo sitúes las hebras de la izquierda siempre en la parte superior de la zona central, y las de la derecha en la parte inferior de la misma.

Para darle la forma redondeada a mi pluma simplemente me ayudé de unas tijeras; además, para conseguir ese volumen con «efecto rizado», deshilaché manualmente cada hebra -compuesta asímismo por tres hebras más finas-.

El último paso fue fijar, con la ayuda de una aguja e hilo, mi pluma de macramé al cojín… ¡y listo, el cojín ya luce en nuestro pequeño salón!

¿ Qué te parece el resultado?, ¿más que una pluma casi como que parece una hoja, no crees?, ¿lo ves muy sobrio?…. si te he de ser sincera en un primer momento pensé añadirle algo más, pero finalmente lo que me pareció más bonito de este cojín fue su sencillez.

Además, por si estás haciendo una redecoración de los cojines de tu casa -como yo-, te dejo otra idea al respecto.

HANDBOX



Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *