Chalk paint y transfer para personalizar un taburete de Sklum

Somos unos amantes de la madera, pero cuando vimos el taburete de madera y metal de Sklum, además de enamorarnos de él, enseguida supimos que queríamos tunearlo usando nuestras técnicas favoritas. Combinar chalk paint y transfer para personalizar un taburete es una de las formas más sencillas y rápidas de llenar de color cualquier pieza. Las posibilidades son infinitas y posiblemente el mayor reto sea lograr que el trasfer no se rompa cuando levantamos la celulosa. Para los principiantes o para aquellos a los que se os resiste esta técnica, os contamos algunos trucos que a nosotros nos sirven para crear una transferencia perfecta. Os dejamos dos imágenes del antes y el después.

transfer-madera-5
Antes de nuestro taburete de madera de Sklum.
transfer-madera-6
Combinar chalk paint y transfer para personalizar un taburete de madera.

Materiales para combinar chalk paint y transfer

Las posibilidades, como decíamos, son casi infinitas. Dentro de la pintura de tiza o chalk paint podemos encontrar diversas marcas que trabajan con esta pintura de base agua, que tiende a tener un gran poder de cubrición. Sobre la chalk paint hemos hablado muchas veces y nos preguntáis frecuentemente por las marcas de las pinturas, al igual que por el líquido para transferir imágenes. En muchas ocasiones, no hay productos mejores o peores, si no que es una cuestión de gustos, ya que mientras hay quien prefiere una pintura muy densa, a otros les encanta que sea mucho más líquida.

  • Chalk paint o pintura de tiza: Es una pintura de base agua, lo que hace que sea fácil de aplicar y limpiar. Si nos manchamos o queremos lavar las brochas, sólo necesitamos agua para retirar esta pintura. Tiende a ser una pintura con un mayor efecto cubriente que las pinturas acrílicas (de base agua) que hay en el mercado y se puede aplicar directamente en toda clase de superficies, pero con ciertas excepciones. Habitualmente la chalk paint es una pintura que tiene mucha carga de yeso en su composición y por eso su agarre es mayor, aunque si vamos a pintar un mueble antiguo debemos de limpiar bien toda la pieza y/o aplicar imprimación. Para personalizar nuestro taburete de madera de Sklum hemos elegido varios colores de chalk paint de La Pajarita, que casan a la perfección entre sí.
chak-paint
Pinturas de tiza o chalk paint para pintar madera.
  • Transfer de imágenes: Combinar chalk paint y transfer para personalizar un mueble nos abre tantas posibilidades que podemos estar repitiendo las mismas técnicas con resultados completamente diferentes en todos los muebles de casa. El transfer con líquido o gel es una técnica que sabemos puede ser tremendamente engorrosa, por eso de tener que levantar el papel, pero con diferencia es una de las técnicas que lograr dejar el papel completamente integrado en la pieza. Si nos decidimos por usar líquido de transfer para estampar una imágenes sobre madera pintada, hay una serie de pasos que debemos seguir. Para este proyecto hemos elegido el líquido de transfer de La Pajarita. Sobre la transferencia de imágenes también hemos hablado mucho y tenéis un montón de tutoriales y trucos para hacer diversos proyectos en madera, tela, metal o cristal. Os dejamos un vídeo de nuestro canal de Youtube por si queréis ver el paso a paso sobre diversos materiales.

  • Papel para transferir: Cuando vamos a estampar imágenes sobre un objeto tenemos dos opciones: sacar una imagen en la impresora de casa o transferir un papel decorado. En esta ocasión hemos empleado dos tipos de papeles: uno de ellos lo hemos sacado con la impresora láser de casa y el otro es un papel de la marca Artemio para scrap. Como sabéis en la decoración de cuadernos, álbumes de fotos o libros, se usan papeles de un grosor superior combinados con hojas muy parecidas en gramaje a los folios. Teníamos dudas sobre si estos últimos (los primeros ya probamos que no) podían transferirse sin problemas. Y como nos encanta seguir experimentando hemos elegido un papel de rombos de colores para nuestro taburete de madera y metal de Sklum, que creemos casa a la perfección con esta colección de la marca.
  • Barniz al agua: Es lo que nos va a servir tanto para que nuestra imagen quede completamente nítida como para proteger la madera pintada con chalk paint. En este caso, el barniz también es de La Pajarita.
  • Lijas: Son imprescindibles para lograr un transfer perfecto. Primero porque la lija nos sirve para poder dejar lisa la superficie que hemos pintado con chalk paint. Si estamos pensando en combinar chalk paint y transfer, tenemos que dar una buena pasada con la lija una vez que hemos pintado la madera. Si no lijamos, vamos a dejar relieves sobre el taburete y a la hora de levantar el transfer podemos romperlo.
lijar-madera
Preparamos la superficie antes de pintar.

Trucos para combinar chalk paint y transfer

Os dejamos una serie de trucos o consejos que debemos de tener presentes para lograr que el acabado sea perfecto. El objetivo es que el transfer no se rompa cuando levantemos la celulosa y que los bordes se noten lo menos posible. Sí, lo sé. Ambas tareas pueden ser difíciles porque es muy frecuente que el transfer se vaya rompiendo cuando tratamos de sacar la imagen a la vista y es complicado dejar invisibles los bordes, pero vamos a tratar de ayudaros para conseguirlo.

  1. Comenzamos pintando la superficie

Podemos elegir la pintura de tiza que más nos guste, combinar varios colores o hacer decapados. Lo fundamental es que una vez que hemos terminado con la pintura pasemos una lija para retirar las rugosidades de la madera pintada. Cuando levantemos el transfer es importante que la superficie esté lisa y así no encontrar relieves que nos dificulten la tarea. Si hay desniveles, el líquido de transfer agarra mucho peor y por eso posteriormente se rompe.

2. Elige tu diseño con cuidado

Para transferir una imagen podemos usar papeles que ya vienen preparados para ello o crear nuestros propios diseños en casa. Os recomendamos:

  • Emplear una impresora láser, ya que las de inyección de tinta dejan mucha tinta sobre el papel y se puede correr cuando aplicamos el producto encima.
  • Si queremos transferir una imagen que hemos visto en internet, es importante que tenga buena resolución y respetar el tamaño original. Cuando busquéis imágenes podemos usar el buscador de Google, pinchar en imágenes y dentro de herramientas seleccionar “Tamaño”. Ahí siempre tenemos que pedir que nos coloque la selección de imágenes por el tamaño más grande. Lo que nunca podemos hacer es coger una imagen pequeñita y agrandarla porque se va a pixelar y no se va a ver el dibujo.
  • Girar la imagen es importante. Para voltear la imagen podemos usar programas de edición online como Pic Monkey o Canvas. También podemos recurrir al Paint o Adobe Photoshop. Simplemente debemos “Voltear horizontal” o aplicar un “Efecto espejo”. La idea es girar la imagen para que cuando la vayamos a transferir salga del derecho.
transfer-madera-2
Imagen para trasferir sobre madera.

3. Aplica una capa generosa de líquido de transfer, pero sin pasarse

Tenemos que tener en cuenta que el líquido de transfer tiene unos tiempos de secado bastante largos. Podemos dar una capa de líquido (siempre por la parte que tiene tienta), colocarlo y dejar secar. O podemos acelerar el proceso con el secador de mano. Es fundamental que la capa de líquido de transfer sea homogénea y cubra toda la imagen. En las zonas donde no apliquemos el líquido, la imagen no se va a transferir. Y si la capa de producto es muy gruesa el tiempo de secado va a ser mayor y el acabado puede tener una apariencia más engomada. Por eso, tenemos que dar una capa que tape todo el papel y que tenga un grosor medio, generosa, pero sin pasarnos.

4. No mojes en exceso el papel

Cuando el líquido de transfer esté completamente seco, con el secador de pelo vamos a tardar unos minutos, podemos levantar la celulosa. Lo que vamos a hacer es ir mojando los dedos y acariar el papel para levantar el exceso hasta encontrar la tinta.

transfer-madera-3
Levantamos la celulosa de la madera.

5. Lija los bordes

Una vez que hemos levantado toda la celulosa toca lijar los bordes para que no se noten. Podemos aplicar una capa de barniz para proteger el diseño antes de ponernos a lijar. El barniz es lo que nos permite quitar el color blanquecino del papel cuando se seca. Parece casi mágico, pero en el momento en el aplicamos el barniz veremos como la imagen gana nitidez.

transfer-madera-7
Lijamos los bordes del transfer.

De esta forma tan sencilla hemos logrado personalizar nuestro taburete de madera de Sklum combinando chalk paint y transfer en un mismo proyecto.

transfer-madera-8
Nuestro taburete de madera acabado.

¿Por qué Sklum?

Cuando nos metimos en la tienda online de muebles Sklum nos enamorados de todo. Es muy fácil morir de amor por las decenas de piezas que encontramos en su web. Piezas modernas, de un diseño vanguardista, que recogen a la perfección las tendencias del momento en todo tipo de mobiliario para la casa o la oficina. Nos encanta la combianción de madera y metal, que se transforman en la opción perfecta para los amantes del estilo industrial y el estilo nórdico. Muy recomendable una visita a Sklum.

decorar-taburete-madera
Tabuerete de madera y metal de Sklum.
transfer-madera-6
Resultado final de nuestra personalización.

 

La entrada Chalk paint y transfer para personalizar un taburete de Sklum aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *