Cómo hacer una funda para la máquina de coser

Hoy toca hablar de máquinas de coser y es que hace tiempo que no renuevo la funda de la mía, así que me pongo a ello ya mismo,… eso sí, ya te aviso que no va a ser en absoluto una funda convencional:  ¡y es que no usaré ni aguja ni hilo para hacer mi nueva funda para la máquina de coser!
Cómo hacer una funda para la máquina de coser

Los materiales que he empleado para el DIY de hoy son los siguientes:

  • Mantel de plástico
  • Trozo de polipiel  
  • Tijeras
  • Cutter
  • Sacabocados
  • Remachadora
  • Ojetes metálicos
Lo primero de todo fue tomar las medidas de mi máquina de coser, para a continuación cortar un trozo de polipiel para la zona frontal y posterior y dos de un mantel de plástico para los costados.

En la parte superior hice un pequeño corte con el cutter para que pudiera asomar por ahí el asa o agarradera de mi máquina de coser. Seguidamente uní todas las partes usando para ello un sacabocados (con el que primeramente hice los agujeros pertinentes) y una remachadora (con la a continuación añadí los ojetes pertinentes en los agujeros hechos).

Respecto al sacabocados comentarte que se atascaba bastante con el mantel de plástico, por lo que opté básicamente por marcar el agujero con el mismo y acabar de recortarlo valiéndome de las tijeras. 
Si hablamos de los ojetes o piezas metálicas que usé para unir las distintas partes de mi funda, recomendarte que te decantes por los que vienen con diversos cortes en la de atrás: ¡sujetan mucho mejor!
Te sugiero que aproveches y le hagas una funda tan sencilla como la mía a  tu máquina de coser de Lidl: ¡lucirá el doble y podrás mantenerla limpia simplemente pasando una bayeta húmeda sobre ella!

¿Qué he ha parecido mi idea sobre cómo hacer una funda para la máquina de coser?, ¿habías hecho alguna funda anteriormente?, ¿te lo habías planteado?, ¿te animas con la propuesta de hoy?,…

Lee el post original

Lo imprescindible para coser

Ahora que llegan las vacaciones para casi todo el mundo, es el momento de aprovechar el tiempo libre para dedicarte más a tu máquina y a tu creatividad.

Pero antes de nada, asegúrate de que tienes todo lo imprescindible para coser, no sea que acabes incomunicada en la playa sin agujas del 90.

imprescindible para coser

 

No hay nada que me dé más rabia que empezar un receta y que falte uno de los ingredientes principales. Algunas cosas las puedes sustituir, pero si te faltan los huevos… adiós bizcocho. Y seguro que es domingo ?

Para evitar esto, procuro tener siempre en la nevera y la despensa ciertas cosas básicas, para que si me da la idea de hacer una receta de pronto, pueda ponerme con ello en el momento, sin necesidad de salir de casa. Es que me pasa mucho eso de que me apetezca alguna cosa en concreto, y tener que ponerme a hacerla a la de ya. “María Deseos” me llama mi marido.

Pues bien, en el cuarto de costura pasa un poco lo mismo. De pronto se te ocurre un proyecto, o lo has visto en algún tutorial y tienes que hacerlo ya. Si eres como yo, seguramente sabes que si “te enfrías” al final no lo harás nunca, así que tienes que empezar ahora mismo.

Para que la operación salga con éxito, hay ciertas cosas en la categoría de imprescindible para coser. Si no quieres errores, tienes que tenerlas, sí o sí.

Y aunque no seas tan ansias como yo, es cierto que hay cosas que es mejor tener siempre en casa, porque o no son fáciles de encontrar o suponen inversión, y claro, no vas a ponerte a comprar todo junto un solo día. Es mejor ir comprando tus materiales poco a poco y tener una pequeña lista de deseos para cuando llega Navidad o tu cumpleaños, y todo el mundo empieza a preguntarte que qué quieres y no sabes qué decir.

Lo básico imprescindible para coser

¿Te acuerdas de la lata de galletas danesas de tu madre? La que estaba llena de útiles de costura. Pues haz un poquito de memoria y sabrás con certeza qué no te puede faltar para la costura básica: tijeras, dedal, alfileres, agujas e hilos.

Aunque la base es esta, aquellas herramientas eran principalmente para pequeños arreglos a mano, y además, ya te habrás dado cuenta de que en costura creativa hay un montón de opciones de todo, así que vamos a verlo en más profundidad.

Hilos

Hace un tiempo te hablé de los mejores hilos para coser a máquina, y la semana pasada del hilo torzal, pero me gustaría añadir algunas cosas.

El número de bobinas que debes tener no es algo que yo pueda decirte. Mínimo necesitas blanco, negro y algún tono medio, pero también dependerá de lo que cosas habitualmente.

Si son prendas de ropa, lo normal es usar un hilo del mismo color, así que para cada tela que compres necesitarás comprar su bobina correspondiente.

Para complementos a mí me gusta más usar el blanco para prácticamente todo. Me parece que así aprovecho mejor la función decorativa que pueden tener las puntadas vistas.

Para colores que vayas a usar mucho (en mi caso el blanco o el negro) te recomiendo que compres bobinas de 1000 metros. También se llaman miniconos y resultan económicos y cunden mucho. Los conos más grandes a mí no me gustan para máquinas domésticas. Me parece que se ahorra muy poco más, y dan más problemas que otra cosa.

Te animo a que pruebes nuevos tipos de hilos, que no sean sólo los normales de poliéster. Los hay metálicos, matizados (los que cambian de color a lo largo de la hebra), con más brillo, de plástico o elásticos, por poner algunos ejemplos.

Investiga, sal de tu zona de confort costuril y consigue resultados diferentes.

Pero eso sí, no compres hilos de mala calidad. No queremos faldas que se descosen en el momento más inoportuno.

Tijeras

tijeras para coser

Soy una friki de las tijeras. Tengo un montón de diferentes tipos y en cada feria me llevo algunas nuevas.

No te pueden faltar los siguientes tipos:

  1. Tijera de hoja grande para telas. En grandes cortes te ayudan a avanzar más rápido.
  2. Tijera de hoja pequeña para telas. Las que siempre tienes que tener a mano.
  3. Tijera de bordar. Son las de hojas más pequeñas, y me sirven genial para cortar pequeños hilos.
  4. Tijeras para papel y plástico. Para cortar patrones de papel o acetato.

No tengo que decir que las tijeras de tela son sólo para tela. No las uses para nada más o perderás precisión. Por eso es tan importante tener unas para papel y acetatos.

El tema de la punta va un poco a gustos. Casi todas las mías son de punta, excepto las de hoja grande, que son romas. Pero lo importante de eso es que las tijeras corten perfectamente a lo largo de toda la hoja.

Te dejo por aquí un truquillo para mantener tus tijeras afiladas.

Alfileres y otras cosas que pinchan

alfileres para coser

Los alfileres de toda la vida ya no nos apañan del todo, ¿verdad? Con todas las opciones nuevas que van saliendo…

Para coser con ellos puestos lo mejor es que sean largos y finos. ¿Cuánto de finos? Para mi gusto de 0.45mm a 0.50mm de diámetro.

Los hay con cabeza de flor, y largos, pero con diámetros superiores, y la verdad, dejan de ser tan útiles. Lo bueno de este tipo de alfileres es que cuanto más finos sean, menos opción habrá de que tropiecen con la aguja de la máquina de coser.

Los de cabeza de bola no me gustan mucho, porque abultan demasiado, pero como muchas cosas, es cuestión de gustos.

Sobre los imperdibles, también hay varios tipos, pero los normales de toda la vida te salvarán más de una vez de cintas que se salen de las cinturillas o quizá se conviertan en tu medio de sujeción favorito para las tres capas del acolchado.

Agujas

agujas para coser

Para coser a mano necesitas unas pocas. Nunca se sabe cuándo vas a necesitar hacer una puntada escondida o coger un bajo con alita de mosca.

En cualquier mercería tienes paquetes con un surtido apañado y si no haces patchwork a mano, no te hacen falta más.

Para la máquina, la cosa cambia.

En primer lugar, hazte con agujas universales de todos los tamaños, del 70 al 110. Costurera previsora vale por dos ?

Después, según el tipo de costuras que suelas hacer, puedes añadir a la colección algunas más. Entre las más famosas:

  • Jersey. Para coser prendas de punto, punto jersey o tela de camiseta.
  • Jeans. Para vaqueros.
  • Stretch. Para tejidos elásticos.

Tienes varios tipos más en este post del blog de Momita.

Canillas

canillas para coser

Nunca tenemos suficientes canillas. ¿Pensabas que eras tú sola?

Antes solía tener una canilla por cada bobina de hilo. Hasta que me junté con más de 100 bobinas, que perdía todo el sentido tener taaaaanta canilla.

Pero sí que es cierto que, al menos de blanco y negro siempre tengo una canilla llena y procuro tener varias también de otros colores.

Lo más importante, que sea compatible con tu máquina. Las que se venden como universales no siempre se adaptan bien a todas las máquinas. Se pueden usar, pero es bastante probable que te den problemas, sobre todo si están a medio llenar.

Coge una canilla de las que venían de serie con tu máquina y en la mercería pide que te las den de igual tamaño y grosor.

Prensatelas

prensatelas para coser

Hace unos años hubo una fiebre con los prensatelas que parece haberse calmado, pero es cierto que siempre fascina un poco que con un pequeño complemento podamos conseguir resultados tan asombrosos.

En el mercado encontrarás infinidad de tipos diferentes, en ocasiones en cajas combinadas donde hay más paja que grano, pero que a veces compensan.

Mis favoritos:

  1. Roulotté. Para hacer dobladillos finos. Aquí puedes ver cómo se usa.
  2. Doble arrastre. Su nombre lo dice. Para mí es imprescindible y también te hablé de él.
  3. Cremallera y ojales. De perogrullo, pero no podrás hacer ni una cosa ni otra sin la ayuda de ambos.
  4. Teflón. En realidad no lo he probado, pero estoy convencida de que me va a encantar su resultado.
  5. De bordar. Necesario para acolchado libre a máquina y va fenomenal.

De nuevo es muy importante que sean compatibles con tu máquina. Si no son de la misma marca, asegúrate que un profesional te indique si son o no compatibles.

Limpieza de la máquina

limpiar la máquina de coser

El pincelito que viene siempre con la máquina es un gran aliado, aunque yo ya muchas veces uso uno más grande.

Pero el spray de aire comprimido se ha convertido para mí en un must have. Lo puedes encontrar en tiendas de componentes electrónicos y es realmente mágico para llevarse todas las pelusas del interior de tu máquina. Cuesta unos 11€ aproximadamente y suelo gastar entre uno y dos al año, pero también lo uso para limpiar el teclado del portátil.

Otras herramientas

Para terminar quiero relacionarte aquí algunas de las herramientas adicionales sin las que ya no puedo pasar. Aquí, creando necesidades.

tabla regla cutter de corte

En primer lugar, el trío tabla-cutter-regla de corte, sabes que son las niñas bonitas de mi cuarto de costura.

Dependiendo del tamaño, tendrás que invertir más o menos dinero, pero si coses de verdad, te aseguro que te merece la pena. Y sobre esto no me extiendo más, que tienes una serie de vídeos muy detallados al respecto en este enlace.

snaps para coser

Los snaps también son adorables. Los encuentras en mil colores y no sólo en forma redonda. Los he visto al menos en formas de estrella y corazón.

Me encantan para cierres de bolsos con aire infantil, para prendas de disfraz o para pequeños complementos.

Por su comodidad son algo imprescindible para coser prendas de bebé y niño pequeño.

Te quiero enseñar también tres cosillas que, si bien no son lo que más uso, siempre me sacan de algún apuro.

sacabocados

Por un lado el sacabocados. Me costó menos de 15€ en una ferretería del barrio y con él he hecho desde agujeros en la tela para ojetes, hasta puntos extra en el cinturón. Haciendo fuerza valen para casi cualquier cosa: tela, piel, papel, cartón, goma EVA, plástico… Lo probé en madera (en palos de polo concretamente) y no va bien, se despedaza todo.

giracintas

Por otro lado, algo más común en los costureros, un giracintas. Es especial para dar la vuelta a cintas muy estrechas, tipo espagueti, porque para cintas anchas hay otras soluciones, pero este invento es realmente genial.

Lo encontrarás en tiendas de costura creativa o de patchwork y es muy barato.

hacer bies

El cacharrito de hacer bies es otra herramienta estupenda. Si bien con más frecuencia uso la técnica de doblar la cinta directamente por la mitad cuando fabrico mis propias cintas, en las ocasiones en que la quiero con el doblez que traen las compradas, este aparatito parece caído del cielo.

¿Has revisado ya todo lo imprescindible para coser? ¿Me he dejado alguna cosa? Cuéntamelo en los comentarios ?

La entrada Lo imprescindible para coser aparece primero en Blog Chita Lou.

Lee el post original