Cómo personalizar tus deportivas con chalk paint

¡Bienvenido/a! Retomo el blog después de un verano atípico en Asturias con un DIY muy apropiado para esta época y que te vendrá fenomenal para darles una segunda vida a tus deportivas, o recuperarlas si han quedado gastadas por el uso: cambiándoles el color con pintura chalk paint
Es mi calzado favorito en esta época. Las deportivas (o playeros, como decimos aquí) son súper cómodas, van bien con casi todos los estilismos y no dan calor. 
Te voy a enseñar dos pares que he pintado con dos objetivos diferentes cada uno: el primero, para disimular que estaban muy desgastadas y el segundo para cambiarles el color porque el suyo original no me combinaba con nada.
En ambas he utilizado chalk paint, pero en formatos diferentes: en spray y líquido. Te voy a contar cómo lo he hecho, y las ventajas e inconvenientes de ambos:
1. DEPORTIVAS Y CHALK PAINT EN SPRAY:
Partiendo de la base de que la chalk paint se pega a cualquier superficie, me dije “¿Qué tal irá en la piel de imitación de mis deportivas?” No tenía mucho que perder porque estaban hechas polvo, así que me lancé a probar.
Las pinté con el Gris Ceniza de Novasol Spray Pintyplus porque en muchas zonas el verde original se había transformado en gris a causa de los roces.
No le dí una imprimación previa, simplemente las limpié con toallitas húmedas y protegí con cinta de carrocero los adornos blancos de los laterales y la parte de suela que quedaba a la vista:
Me resultó muy sencillo porque sólo tuve que rociarlas con el spray (aquí tienes unos consejos para hacerlo como un profesional). Le dí dos rociadas, aunque con la primera ya quedó cubierta casi entera.

Mira el resultado ¿Verdad que parecen otras?:


Estos son los pros y los contras que he encontrado pintándolas con chalk paint en spray:

Pros: es rápido, se agarra y cubre muy bien y el resultado parece profesional, como si fuesen originales.
Contras: tienes que proteger las zonas que no quieres pintar, mejor hacerlo en el exterior porque deja polvillo y la piel, aunque es sintética, pierde elasticidad (queda acartonada y dura). Hasta tal punto que una puntera especialmente desgastada de rozar con un dedo, después de pintarlas acabó haciendo un agujero.
2. DEPORTIVAS Y CHALK PAINT LÍQUIDO:
Estas las pinté porque su color no me pegaba con nada (es casualidad que sea el mismo en ambos modelos, porque de hecho ni siquiera es el mío favorito).
Utilicé el Swinging Rose de Fleur Paint (el mismo que puse en el portafotos hecho con una caja de fruta, aquí), mezclado 1:1 con el medium textil de La Pajarita (que transforma la chalk paint o cualquier pintura al agua en pintura para tela).
Aquí fui más gallita y en lugar de proteger la suela y los números, pinté directamente con el pincel. Cada vez que me salía, limpiaba con una toallita húmeda y listo:

Después de pintar mis deportivas con chalk paint líquida, he encontrado estos pros y contras:

Pros: la piel no queda acartonada y dura, sino que sigue flexible y no se le marcan arrugas con el uso.
Contras: es más laborioso y lento que el spray, hay que dar varias manos para que quede bien cubierto y el acabado no es tan profesional porque el pelillo de la piel queda aplastado y apelmazado. Utilizando el medium, el fabricante aconseja plancharlas o meterlas en el horno para fijar el color. Evidentemente no lo hice, pero de momento siguen intactas a pesar de los roces.

¿Cuál es mi conclusión después de personalizar dos pares de deportivas con chalk paint? Sin duda muy positiva, me alegro de haberlo hecho porque no sólo he descubierto una aplicación más para esta pintura, sino que además he estrenado calzado de una forma sencilla y rápida.
P.D.: Este post no está patrocinado. Pongo las marcas de los productos que he utilizado por si quieres probar a hacerlo, para que tengas una referencia y no te vuelvas loco/a buscando.

Lee el post original

Rosas con piel de naranja

Feliz Viernes! ◠‿◠ 

Hoy toca un DIY dedicado a la cocina creativa y que mejor manera de hacerlo que con una decoración super fácil para desayunos, ensaladas o algun rinconcito floral 😉

Necesitaremos: 
★ Naranjas

★ Cuchillo

Paso a paso: 

1. Como veréis es muy sencillo cortamos la cascara de la naranja con el cuchillo un pelín inclinado a la hora de hacer el corte.

2. Escogeremos el lado del borde que tiene el corte más fino y desde un extremo iremos girando y “enroscando” sobre si misma la piel, del centro hacia afuera.

Hasta obtener este resultado… ^^

Y yo por ejemplo las usé para decorar un desayuno muy especial con una tabla de pizarra un zumo y bizcocho de naranja (para aprovechar las naranjas jeje) ^^ ya os dejaré la receta más adelante 😉

Ahora os invito a compartir vuestra entrada de la semana pinchando en el botón azul de abajo ◠‿◠ como ya sabéis el Tema, técnica y material son libres,  mientras sea una creación vuestra hecha durante esta semana es bienvenida en el Viernes Handmade!


Aviso!
El viernes 8 de Septiembre, el tema será “Recopilatorio de verano” es decir podéis compartir 1 entrada con un resumen de todas vuestras entradas publicadas desde el 1 de AGOSTO hasta el 7 de SEPTIEMBRE con su foto como requisito y una pequeña reseña de cada diy si queréis 😉

Requisitos generales:

1. Mencionar que “con esa entrada participáis en el “Viernes handmade” de Little Kimono
2. Que la entrada haya sido publicada durante esta semana 😉 (máximo 2 entradas), publicada especialmente para el “viernes Handmade” o que hayas publicado a lo largo de la semana.

Enlazad pinchando en el botón azul que veréis al final de ésta entrada Add your Link“.

Aquí os dejo el código si lo queréis pegar en un gadget HTLM en vuestro blog

(Si no sabéis como hacerlo pinchad aquí para ir al tutorial)


http://www.littlekimono.com/2017/07/reto-handmade-kokeshis-matrioshkas.html

Por cierto! no olvidéis que tenéis tiempo desde ya hasta el día 15 de Septiembre ( a la vuelta de vacaciones) para enlazar en el Reto Handmade “Kokeshis – Matrioshkas”, que además…
viene con sorteo!!!! os espero!! ^^

http://www.littlekimono.com/2017/08/sorteo-de-verano.html

Y como cada fin de semana me llevo mi entrada al finde frugal de Marcela ◠‿◠

http://2.bp.blogspot.com/-HzkCvQh2Bkw/ToixAmJMpZI/AAAAAAAAAJA/OmoiJss4gBM/s1600/tumblr_lg7mjyQkxU1qdvdu6.gif
Un beso!

Lee el post original

Curso online I: Limpiar madera

Comenzamos nuestro pequeño curso online para decorar muebles antiguos en casa y lo hacemos con técnicas para limpiar madera. Antes de nada avisar que este curso no es un taller de restauración, ni una guía para profesionales (evidentemente) es tan sólo un pequeño curso que busca reunir información, que va apareciendo en varios proyectos, poner orden en las técnicas y materiales, y en definita, trata de animaros a llevar vuestros propios trabajos en casa. El objetivo es explicar de la manera más sencilla diversos pasos importantes para decorar muebles antiguos, reciclarlos y darles una nueva apariencia y/o uso. Por supuesto, también buscamos que tareas que pueden parecer un poco más complejas ponerlas al alcance de cualquier personas que nos lea más allá de sus conocimientos previos. Dicho esto, comenzamos nuestro pequeño curso con un paso fundametal: limpiar la madera. Vamos a empezar con una limpieza a fondo para posteriormente decidir si queremos dejar la veta de la madera a la vista o preferimos taparla con pintura. Si quieres saber más de lo que puedes aprender en este curso, puedes ver el post dedicado a los contenidos: AQUÍ.

Cómo participar en el curso

Vamos a ir abordando los diversos pasos fundamentales para renovar vuestros muebles en casa. Os animamos a que busquéis algún mueble de madera y os pongáis manos a la obra mientras hacemos el curso. Podéis ir trabajando en casa y mientras lleváis a cabo cada paso podéis dejarnos vuestros comentarios y dudas tanto en el blog como en el canal de Youtube. Mientras dure el curso os iremos respondiendo. También podéis dejarnos imágenes de vuestros progresos o preguntas en el perfil de Facebook.

limpieza-madera-2
Antes y después de limpiar madera en casa.

¿Por qué limpiar la madera antes de pintarla?

Por experiencia puedo decir que limpiar la madera de nuestro mueble puede ser sin duda alguna el paso que más pereza nos da. Limpiar la madera puede ser un verdadero engorro, nos ensuciamos y si empleamos productos disolventesm, el olor es un auténtico horror. Además, en los casos en los que nos toca lijar, es frecuente manchar absolutamente todo lo que nos rodea. En definitiva, cuando nos toca limpiar la madera, siempre pensamos que es un horror. Pero es un paso indispensable si queremos que la madera absorba bien los productos que vamos a aplicar, que no cambie los colores e incluso si necesita una buena hidratación. Os contamos qué puede pasat si nos saltamos este paso y no queremos limpiar la madera.

  • La pintura se craquela o rompe: Esto nos han pasado alguna vez. Cuando no hemos limpiado bien la superficie de un mueble antiguo podemos encontrarnos que la capa de pintura cuando se seca se rompe y craquela. En los muebles antiguos de madera es relativamente frecuente que con el paso de los años se vaya acumulando suciedad. Tenemos que tener en cuenta que la madera es como la piel. Tiene poros. Y esos poros se pueden ir llenando de grasa y suciedad. Aunque a simple vista nos puede parecer hermosa la pátina del paso del tiempo, cuando vayamos a cambiar de color un mueble, tanto por higiene como por ahorrar pintura y tiempo, hay que hacer una buena limpieza antes de nada. Si el poro de la madera tiene restos de pintura, barniz o suciedad, la madera no va a agarrar de forma homogénea los productos que apliquemos sobre ella y nos puede pasar que aunque al pintar no veamos nada raro, cuando la capa de color seque veamos que aparecen pequeñas grietas.
  • Sangrado de la madera: Éste es un problema muy habitual en los muebles antiguos cuando aplicamos colores claros. Nos puede pasar que al pintar nuestras cómodas, mesillas o puertas antiguas veamos como los blancos se vuelven marrones o rojizos. Es muy frecuente en los colores claros y cuando usamos chalk paint o pintuar de tiza. Este tipo de producto es muy poroso y chupa el color de la madera. Y aquí tenemos un problema grande. Si cuando pasamos la brocha con pintura, vemos que va cambiando de color hay que tomar una decisión muy seria: o limpiamos muy muy bien el mueble hasta retirar todo el barniz y pintura antigua, o damos una capa de imprimación. ¿Cómo nos decidimos? Si lo que queremos es que se vea la veta de la madera, no tenemos más remedio que quitar la pintura vieja para sacar el dibujo original de la madera, pero si no nos interesa la veta de la madera, porque no tiene o no es muy bonita, la mejor opción (o por lo menos la más rápida y cómoda) es lijar para igualar bien la superficie y aplicar una capa de imprimación. En los muebles de los años 60 y 70, era muy habitual aplicar unos barnices rojizos y anaranjados muy duros. Hay muchas mesillas y cómodas de esa época, que aunque tienen una forma bonita, la madera no tiene un dibujo. En esos casos, si buscamos un cambio de color, podemos pasar una lija, que ayuda al agarre, y damos una o dos capas de imprimación, una pintura que actúa como una lámina selladora que evitará que se filtre el color del barniz original y que facilita que el color que apliquemos posteriormente agarre bien y no varíe de tono. La imprimación es una garantía de calidad en nuestros trabajos porque al agarrar mejor la pintura que apliquemos, no se va a levantar con facilidad y nos va a durar más.

Materiales para limpiar madera

Antes de sacar los productos, que vamos a necesitar, tenemos que echar una ojeada a la madera de nuestro mueble. Dependiendo de su estado vamos a emplear unos materiales u otros.En algunos casos sólo vamos a necesitar quitar la suciedad del mueble, en otros en cambio, nos va a tocar sudar la gota gorda retirando barniz o puede que el gran objetivo sea recuperar el color original de la madera. Como digo, los productos pueden variar mucho, pero os dejamos una lista en detalle con diversas opciones según la situación a la que nos enfrentemos:

  • Limón natural: El zumo de limón es un limpiar muy ecológico y bastante efectivo cuando sólo queremos levantar la suciedad acumulada en madera sin tratar.
limpieza-madera
Limón para limpiar madera.
  • Acetona: En el caso de que nuestro mueble de madera esté pintado o tenga barniz, vamos a tener que echar mano de algún disolvente que nos ayude a retirar las capas antiguas. Pero estos productos sólo funcionan si han usado con anterioridad tintes o una capa de pintura y barniz. Si vemos que se han ido superponiendo diversos productos y algunos de ellos es esmalte, el disolvente se va a quedar corto y tenemos que pasar al decapante.
limpiar madera mesilla
Acetona y estropajo para limpiar madera.
  • Decapante: Este producto se emplea para levantar con facilidad capas de pinturas y barniz. Podemos encontrar en el mercado diversos tipos de decapante, desde aquellos que están hechos con disolventes a los de base agua. Nosotros siempre recomendamos emplear productos de base agua porque son más ecológicos y el olor del decapante es menos intenso. Siempre que vayamos a utilizar decapante es bueno hacerlo en un espacio abierto y ventilado, además de ponerse mascarilla y guantes para protegernos. Los trabajos con decapante suelen ser largos porque nos vamos a encontrar que en las piezas donde hay muchas capas de pintura vamos a tener que ir retirando el color poco a poco. Decapar un mueble puede ser una tarea bastante larga, que necesita paciencia, ya que como digo vamos a tener que ir capa a capa. Para aplicar el decapante vamos a necesitar una brocha y una espátula para ir retirando el producto. Antes de iniciar el proceso es importante leer las indicaciones del envase porque hay decapantes que se activan con el calor, mientras que hay otros que actúan solos. Normalmente debemos dejar al menos 30 minutos para que el decapante vaya deshaciendo la pintura.
  • Limpiadores para maderas grises: Los hongos pueden hacer que el color de nuestros muebles de madera se vuelva completamente gris. La lluvia, el sol o la humedad hacen que la madera se deteriore con facilidad, si no hemos aplicado los protectores específicos para muebles de exterior. Si al echar un ojo a nuestros mueble, nos llama la atención que el color es muy gris, podemos emplear limpiadores específicos que nos van a ayudar a recobrar su color original mientras conseguimos hidratar la madera.
limpieza-madera-1
Resultado tras una buena limpieza.
  • Aceites: La madera se parece a nuestra piel y si no la cuidamos también se puede secar y necesitar hidratación. Después de limpiar la madera en profundidad podemos encontrarnos con una superficie muy seca, que puede necesitar aceites para su renovación. El aceite de teca está especialmente pensado para los muebles de teca de exterior que soportan humedad, rayos de sol y la acción de los insectos. Cuando estamos buscando un mueble duradero podemos identificar la madera y aplicar un aceite que nos ayude a protegerlo.
  • Cepillos: Cuando aplicamos los productos limpiadores sobre la madera podemos usar cepillos de púas de diversa dureza. Insistimos en que la madera es como la piel y por eso una buena opción es usar cepillos que vayan retirando la suciedad de cada poro.
  • Cepillo de dientes: Si tenemos un cepillo dental viejo que vayamos a tirar a la basura, puedes guardarlo para limpiar madera en casa. Para las esquinas, relieves, decoraciones o bordes, un cepillo de dientes nos ayuda a llegar cómodamente a partes donde no llegaríamos con los cepillos más grandes.
  • Estropajo metálico: En el caso de que no tengamos por casa un cepillo de púas duras podemos recurrir a un estropajo metálico. Nos va a ayudar a ir arrancando la suciedad de la superficie, pero tenemos que elegir un estropajo que no tenga las fibras muy anchas para no dañar la madera.
  • Lijas: Muchas veces cuando queremos retirar capas antiguas de color de la madera tendemos a pensar en primer lugar en lijar el mueble para quitarlas. En los casos en los que nuestro mueble antiguo sólo tenga suciedad, no es necesario usar lijas de grano grueso, con limpiar en produndidad es suficiente. Si nos encontramos piezas con muchas capas de color, podemos combinar el uso de la lija y el decapante. Pero tenemos que tener presente que las lijas de grano grueso pueden afectar a la madera e incluso podemos llevarnos parte de la misma. Siempre que lijemos un mueble para retirar pintura o barniz, tenemos que utilizar primero una lija de grano grueso y posteriormente una lija muy fina. Cuando pasamos una lija muy gruesa vamos a ir dejando pequeñas marcas circulares en la madera, que debemos retirar con la lija más fina antes de pintar.
  • Trapos: Si tienes camisetas viejas de algodón por casa, recicla la tela y úsala para limpiar madera. Cuando sacamos la suciedad de nuestro mueble vamos a necesitar muchos trapos para la limpieza y el secado. Las camisetas viejas de algodón son perfectas para esta tarea.
limpieza-madera-6
Espejo antes de limpiar madera.
restauracion-muebles-11
Espejo tras la limpieza.

 

Recomendaciones antes de limpiar madera: prepara tu espacio de trabajo

Limpiar madera en casa puede ser un poco tostón (perdón por la expresión), pero hay momentos en los que no ves fin a esta tarea. Como nos puede llevar bastante tiempo debemos de realizar este trabajo en un espacio abierto, especialmente si utilizamos disolvente, decapantes o lijas. Aunque parezca que no es necesario, debemos de dedicar algo de tiempo a preparar el espacio de trabajo. Colocar papel de protección en la mesa o el suelo, donde vayamos a limpiar madera, nos puede ahorrar mucho tiempo cuando terminemos nuestro proyecto. Al limpiar madera es habitual que la suciedad que estamos quitando de nuestro mueble pueda manchar el espacio de trabajo. No es recomendable utilizar papel de periódico porque los líquidos que usamos para limpiar pueden hacer que la tinta del papel se transfiera a la mesa o suelo. Y luego quitar las manchas negras de nuestro espacio de trabajo puede suponer una tarea añadida poco gratificante. Insistimos con la idea de aprovechar cualquier espacio que tengamos amplio y bien ventilado en casa. Una terraza, garaje o patio es el mejor espacio para limpiar madera. Los olores de los productos de limpieza y decapantes pueden ser muy fuertes. Antes de comenzar, puedes ponerte mascarilla y guantes para protegerte. Y por supuesto no se nos puede olvidar algo muy importante, una vez que hemos limpiado bien la madera tenemos que dejar que seque completamente antes de seguir con la renovación del mueble.

Comenzamos a limpiar madera

Busca por casa el mueble que quieras decorar. Vamos a ir explicando varios supuestos con los que nos podemos encontrar, desde una madera sin tratar hasta un mueble con muchas capas de pintura acumuladas. Identifica qué caso es el tuyo y lánzate a empezar tu proyecto. Tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de casos muy generalizados, si tienes alguna duda con tu mueble, puedes dejarnos un comentario en el canal de Youtube, Facebook o en el blog:

  • Madera antigua sin tratar: Podemos encontrarnos con un mueble que en su momento estuvo pintado o barnizado, pero que el paso de los años ha hecho que esas capas de productos hayan ido desapareciendo. Es el caso del espejo de madera que hemos decorado en el vídeo. Si nuestro mueble no tiene pintura, ni barniz, descarta sacar la lija por el momento. El objetivo es realizar una buena limpieza que retire la grasa y suciedad, sin dañar la madera. En estos casos, el zumo de limón es uno de nuestros mejores aliados.
  • Madera antiguo teñida de oscuro o tratada con pinturas de base agua: ¿Qué encontraremos debajo? Ésa es una pregunta que nos hacemos con frecuencia cuando vemos un mueble que está teñido de un color muy oscuro. Si tenemos una cómoda, mesilla, puerta o cualquier pieza de madera, que ha sido tratada con productos al agua podemos emplear acetona para retirarlos. La acetona es el primer disolvente con el que vamos a probar antes de pasar a los decapantes que son palabras mayores. Evidentemente, un decapante es mucho más potente que la acetona, pero también suele suponer mucho más tiempo en el proceso. Busca una esquina o una pequeña zona de tu mueble que no se vea a simple vista. Echa acetona, sin diluir, y frota enérgicamente con el cepillo o estropajo. Si ves que se levanta sin problemas, ya sabes…. a por el resto del mueble. En el caso de que la capa de pintura y/o barniz siga igual, entonces vamos a por el decapante.
  • Mueble con muchas capas de pintura: Posiblemente el mejor ejemplo de mueble que acumula infinidad de capas de pintura sea una puerta de madera. Durante años era muy habitual colocar puertas de madera macizas en casa, que se iban renovando con esmaltes de diversos colores. Hace unos meses estuvimos trabajando con una puerta de madera que tenía al menos 8 capas de diversos productos, una sobre la otra. Además, habían usado esmaltes de base disolvente, que son productos muy duros y que no son nada fáciles de retirar. En esos casos…… paciencia infinita. Las puertas son una verdadera joya que todos queremos tener entre nuestras manos, pero hay que ser conscientes de que van a llevar muchas horas de trabajo si queremos que la veta quede a la vista. Cuando nos encontramos con este tipo de muebles volvemos a insistir en la misma idea. Tenemos que plantearnos si queremos sólo un cambio de color o queremos sacar la veta. Con el cambio de color, lo que haríamos es lijar bien, dar una o dos capas de imprimación y pintar. En ese caso, nuestra puerta queda como nueva, pero no se verá la veta original. Si estamos seguros/as de que la veta merece la pena, pues entonces nos ponemos guantes, mascarilla y sacamos el decapante. Con paciencia, damos una capa gruesa de decapante, dejamos que actúe y retiramos. Así vamos a ir levantando las diversas capas antiguas hasta llegar a la madera original. Posiblemente nos toque lijar en las zonas donde no podamos acceder bien con la espátula o en aquellas partes donde queden algunos restos.
  • Melamina o conglomerado: Si nuestros muebles de madera están hechos de conglomerados, podemos usar la acetona para limpiar y desengrasar. Posteriormente, pasamos una lija de grano medio para quitar esa capa brillante que suelen tener y ya podemos empezar a pintar.
restauracion-muebles-8
Detalle de nuestro espejo tras la limpieza.

Limpiar madera con remedios caseros

Lo mejor que nos puede pasar es que nuestro mueble está tan desgastado que no quede casi restos de barniz o pintura. En esos casos una opción barata y rápida es ir a la nevera de casa y sacar un limón. El zumo del limón es el desengrasante más económico que vamos a encontrar y seguro que podemos comprarlo fácilmente en una fruteria o supermercado. No es necesario mezclarlo con nada y simplemente necesitamos echarlo directamente sobre la madera, sin diluir. El cepillo de púas nos va a permitir sacar toda la suciedad sin mucho esfuerzo y es básico tener muchos trapos cerca para ir limpiando. Si al quitar la suciedad, vemos que la madera sigue teniendo manchas o un color grisáceo vamos a completar nuestro trabajo con un limpiador específico.

Limpiadores para maderas grises

Los muebles que han estado guardados en espacios muy húmedos o en el exterior pueden verse dañados por los hongos, los rayos del sol o el agua. Esto también nos puede pasar si queremos reciclar palets de madera, que no han tenido muchos cuidados. En el momento en el que veamos que nuestra madera está gris, una forma eficaz de devolverle su color es emplear limpiadores para este tipo de casos. El limpiador para maderas grises se aplica con brocha y tiene una textura tipo gel. Damos una capa gruesa por todo el mueble o palet y dejamos que actúe al menos durante 15 o 20 minutos. Con abundante agua y una bayeta, retiramos el producto y dejamos que la madera seque antes de seguir con cualquier otro producto como el tratamiento para la carcoma. En el caso de nuestro espejo de madera, aplicar este producto nos ha servido no sólo para recuperar el color de la madera, además a simple vista se ve el marco mucho más nutrido y menos seco.

restauracion-muebles-9
Producto para limpiar maderas grises.

Decapantes

Normalmente decapar un mueble de madera es una prueba de paciencia. En pocos casos nos encontraremos que con una capa de producto es suficiente. Lo normal es aplicar una capa gruesa de decapante, dejar que actúe, retirar con una espátula y volver a aplicar más decapante para seguir con el proceso de levantar el barniz y la pintura. Algunos decapantes reaccionan cuando aplicamos calor sobre ellos, aunque en estos momentos podemos encontrar en las tiendas y grandes almacenes decapantes que no necesitan ese calor extra para empezar a trabajar. Por eso es importante leer bien las instrucciones de uso que normalmente vienen en los envases. Cuando recurrimos a un decapante veremos como en unos minutos la pintura se va levantando creando innumerables bolsas y arrugas sobre la madera. Tenemos que tener paciencia y dejar que el decapante haga su labor al menos durante 30 minutos. En algunos casos, la pintura antigua se convertirá en una masa viscosa. Para manejarla tenemos que recurrir a la espátula, nunca con las manos. Y es muy recomedable tener un paño o papel cerca para ir dejando los restos de pintura que vayamos quitando con la herramienta.

Casos prácticos

Pupitre de madera sin tratar, pero lleno de suciedad. Si lo que tenéis entre las manos es un mueble de madera sin tratar, pero que no ha tenido excesivo mantenimiento en los últimos años, entonces se parece a nuestro pupitre antiguo. Os dejamos un enlace directo al post que dedicamos a esta pieza de madera, que cambió radicalmente con la limpieza de la madera.

pupitre-antiguo-para-restaurar-1
Pupitre de madera antes de la limpieza.
resultado-limpieza-madera-1
Antes y después de la limpieza de la madera.

Puerta de madera con infinidad de capas de pintura. ¿Quién se puede resistir a cambiar de aspecto una puerta de madera? Es uno de los objetos más deseados porque una puerta de madera antigua nos puede servir tanto para decorar una pared, como de cabecero o para construir un nuevo escritorio. Os dejamos un enlace al post que dedicamos a su limpieza con decapante.

decapar-madera-1
Levantar pintura antigua con decapante.
puerta-madera-decapada-1
Puerta de madera tras el decapado.

Mesilla de madera antigua. Uno de los proyectos con los que podemos empezar en casa a renovar nuestros muebles es una mesilla de madera. Lleva su trabajo, pero las transformaciones de estos muebles antiguos merecen la pena. En nuestro caso, retiramos la capa de tinte oscuro y dejamos a la vista la veta de la madera. Para proteger y mejorar su color aplicamos un fondo protector. Si quieres ver todo los pasos sobre cómo renovar una mesilla con lasur, puede echar un ojo al post que dedicamos a este proyecto.

renovar-mesilla
Antes de la limpieza de la mesilla de madera.
pintar-mesilla
Nuestra mesilla de madera tras la limpieza en profundidad.

Si tienes dudas, preguntas o quieres mostrarnos alguna imagen de tu proyecto, puedes dejarnos un comentario en el canal de Youtube, Facebook o el blog. Mientras dure el pequeño curso online os pedimos que las consultas las hagáis por estos canales y no por mail. Así os podemos responder y aquellos que estén en una situción parecida podrán leerlo sin problemas. A ver si tenemos suerte y creamos en Youtube y Facebook un espacio para compartir técnicas, trucos, proyectos e ideas.

La entrada Curso online I: Limpiar madera aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

DIY: Perchero para telas

Hola guapuras!! ¿Cómo habéis comenzado la semana? Yo entusiasmada porque por fin va tomando forma mi estudio y ya os puedo ir enseñando las cositas “handmade” que voy creando para tener todo organizadito. No se si os pasa a vosotras, pero seguro que si os gusta la maquina de coser tanto como a mi, tenéis un montón […]

Lee el post original

DIY – Tiradores de cuero para muebles

Llevan varios años siendo tendencia, y desde entonces andaba con la idea de hacer unos, así que cuando terminamos de montar nuestra librería BILLY de IKEA, y tras ver lo sosos que son los tiradores de las puertas, me decidí a hacer unos tiradores de cuero para cambiar sutilmente el aspecto de este mueble.

Parece una tontería pero está más que comprobado, los pequeños detalles marcan la diferencia. Habitualmente cambio los tirdadores o pomos de los muebles que compro –por aquello de darles un toque distinto– y aunque había visto unos tiradores de cuero en Zara Home, el precio no me convenció en absoluto y más sabiendo lo fácil que era hacerlos.

Para hacer unos tirdadores de cuero para muebles, tan solo necesitarás los siguientes materiales y herramientas: una tira de cuero, unas tijeras, una perfordadora para piel, tornillos, tuercas y arandelas. (Al final del post tienes más información sobre cada producto).

El proceso que he seguido es muy sencillo, corté la tira de cuero al tamaño deseado –he hecho 5 tiradores de 9,5 cm cada uno-.

Para rematar los laterales de la tira de cuero, o para darle un aspecto envejecido, he aplicado betún marrón por toda la tira. De esta manera he conseguido oscurecer el cuero para darle un aspecto acorde con el resto de la decoración del salón, y también para que resultarán más vistosos.

Una vez seco el betún, perforé el cuero teniendo en cuenta el tamaño de los tornillos –en mi caso 30 mm-. Después, introduje una arandela y un tornillo en la perforación. Por último, coloqué el tirador en la puerta, poniendo, también, una arandela en la parte interior de la puerta, donde coloqué la tuerca, para evitar que la madera se marque al apretar.

Otro detalle a pulir en la librería BILLY de IKEA eran los agujeros que traen de serie para colocar las baldas a distintas alturas. Y después de probar distintas ideas –desde pegatinas blancas, hasta pinturael truco que mejor va para disimular las perforaciones de los muebles donde se colocan las baldas, es la cinta correctorasí, esa que utilizas cuando te equivocas al escribir con boli-. Queda fenomenal y te tienes que acercar mucho –pero mucho– para apreciarlo.

¡Listo! En unos minutos, he modificado sutilmente el aspecto de nuestra librería con unos tiradores de cuero muy fáciles de hacer.

Tira de cuero – Cuero Manjón

Betún – Bosque Verde · Mercadona

Perforadora para piel – Lidl

Tornillería – Standers · AKÍ

Cinta correctora – Bismark

Librería – BILLY y OXBERG · IKEA

La entrada DIY – Tiradores de cuero para muebles aparece primero en Mi casa por el tejado.

Lee el post original

Alfombra de piel sintética para tu escritorio

Llegó el frío a Santiago, y por más que tengamos ganas de quedarnos bajo un kilo de frazadas, la vida continúa.

Por eso, y pensando en el consejo de este post, sobre tener un espacio de trabajo cómodo, se me ocurrió darle un poco de calidez a mi escritorio con una alfombra peluda.

Si bien existen este tipo de opciones en el mercado, tengo dos problemas: 1.- no uso pieles naturales, sólo sintéticas, y 2.- el precio.

Fue así como me fui a dar una vuelta por calle Rosas, y llegué a la tienda Zarzar (Rosas 1033, entre Puente y Bandera), que vende gran variedad de pieles sintéticas. Para probar este invento decidí comprar dos tipos, una blanca de pelo largo y una gris de pelo más corto. Les digo de inmediato que la primera opción fue todo un desastre, porque el pelo se sale y queda pegado en todas partes, así que evítenla a toda costa.

Por el contrario, la segunda alternativa de pelo más corto ($3.900 el metro) resultó excelente, fácil de usar y del tono perfecto porque no se ensucia fácilmente.

• • •

Synthetic fur rug for your desk

The cold has arrived in Santiago and as much you need to keep wrapped up under a bunch of blankets, life goes on.

That’s why, thinking about these advices and the need for a comfortable workspace, I thought it was a good idea to give a little bit of warmth to my desk with a nice furry rug.

While there are lots of options on the market I have two problems. 1: I don’t use natural fur, only synthetic. 2: the cost. 

So it was with this in mind that I went to have a look along the street called “Rosas” , And I came across a shop called Zarzar (Rosas 1033, between Puente and Banderas), which sells a whole variety of synthetic furs. To try out my idea I decided to buy two types, a long haired white one and a shorter hair grey one. Let me tell you straight away the first option was a total disaster because the hair fell out and got stuck everywhere so avoid that at all costs! 

On the other hand, the second shorter hair alternative (CH$3900 per metre) turned out to be excellent, easy to use and the perfect colour because it doesn’t get dirty easily.

alfombra-piel-sintetica-escritorio-diy-desk-fur-materiales
Para este proyecto compré un metro de piel sintética, y lo único que debes hacer, tras lavarla, es cortarla realizando formas onduladas (si quieres te puedes guiar marcado la forma con un lápiz). No es necesario que sigas ningún patrón, sólo asegúrate que la medida sea la adecuada para que quepa bajo tu mesa.

Si quieres que tu alfombra tenga más altura y sea más blanda, puedes usar dos cortes de tela, cortados exactamente iguales, uno sobre otro.

¡Eso es todo! No es necesario realizar costuras porque no se deshilacha (como la de pelo más largo), así que puedes ponerla inmediatamente bajo tu escritorio.

• • •

For this project I bought 1 m of synthetic fur, and all you need to do after washing it, is to cut it into a wavy pattern (if you want you can mark it first with a pen as a guide). It’s not necessary to follow any pattern, just make sure that the measurements are right so that it fits underneath your desk.

If you want your rug to be deeper and softer you can use two pieces of material cut to exactly the same shape one on top of the other.

That’s it! It’s not necessary to stitch anything because it won’t fray (like the long haired version did), so you can stick it straight under your desk.

alfombra-piel-sintetica-escritorio-diy-desk-fur-1alfombra-piel-sintetica-escritorio-diy-desk-fur-2alfombra-piel-sintetica-escritorio-diy-desk-fur-3

Verás como en un segundo tu espacio de trabajo se verá más cálido y ad hoc para este invierno.

Por mi parte, mientras escribo este post, estoy sólo con calcetines disfrutando de lo cálido y suave de mi nueva alfombra.

¿Te animas?

Un abrazo, Cony

• • •

You can see how in just a moment your workspace looks warmer and more ad hoc for the winter.

For me, as I write this post, I’m only wearing socks and enjoying the warm softness of my new rug.

Will you do it?

Hugs!  Cony 

 

Lee el post original

Exfoliante casero ecológico / Homemade body scrub

Cómo hacer un exfoliante casero ecológico

Cómo hacer un exfoliante casero

¡La primavera ya está aquí! Con el buen tiempo nos olvidaremos de los abrigos y pantalones largos y comenzaremos a usar camisetas de manga corta y faldas. Para lucir una piel perfecta nada mejor que realizar una exfoliación para eliminar las células muertas. No es necesario comprar cosméticos caros ya que podéis fabricar vuestro propio exfoliante casero siguiendo los pasos del siguiente tutorial .

Una gran parte de los exfoliantes que encontramos en el comercio cuentan en su composición con unas bolitas muy pequeñas que nos ayudan a eliminar las pieles muertas. El problema es que estas bolitas están hechas de plástico y cuando utilizamos este producto bajo la ducha pasan al agua llegando hasta el mar. Estos microplásticos son nefastos para nuestros océanos porque las especies marinas acaban ingiriéndolos. Por todas estas razones os aconsejo fuertemente dejar de utilizar este tipo de productos puesto que podemos sustituirlos por fórmulas naturales e igual de eficaces.

Los remedios de la abuela son más respetuosos con el medio ambiente que las mayoría de cosméticos actuales. Seguro que en casa contáis con todos los ingredientes necesarios para hacer vuestro propio exfoliante natural y ecológico, así que manos a la obra.

Ingredientes exfoliante casero

 Para realizar este exfoliante casero natural necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Pétalos de rosa secos
  • Azúcar moreno
  • Aceite de coco 

Cómo hacer un exfoliante corporal natural

Como podéis ver en el fototutorial realizar este scrub es súper sencillo.

  1. Primero machacamos en el mortero los pétalos de rosa secos. Si no tenéis un mortero utilizad unas tijeras para desmenuzar los pétalos. Además de su agradable aroma, las rosas se utilizan mucho para el cuidado de la piel, siendo ideales para el tratamiento de las pieles sensibles. 
  2. A continuación incorporamos los pétalos al azúcar moreno. El azúcar sustituye a las bolitas de plástico de los cosméticos tradicionales, ayudándonos a eliminar todas las células muertas. 
  3. Ahora le llega el turno al aceite de coco. Mezclaremos 2 cucharadas de este aceite, que a temperatura ambiente es sólido, con el resto de ingredientes. Este aceite nos permitirá ligar todos los ingredientes e hidratar nuestra piel en profundidad. 
  4. Para terminar meteremos nuestro scrub en un bote de cristal. Yo lo he decorado con un dibujo de una rosa, pero podéis colocar cualquier tipo de etiqueta. 
Podéis añadir a vuestra mezcla unas gotas de aceite esencial de rosa para potenciar aún más el efecto astringente y detoxificante. 

Cómo utilizar mi exfoliente casero

Os recomiendo utilizar vuestro exfoliante en la ducha. Mojad la piel y después aplicad el producto realizando movimientos circulares de los pies hacia arriba para favorecer la circulación de retorno. 
¡Aclarad con agua y listo!
Vuestra piel quedará sedosa y muy hidratada. No necesitáis aplicar ninguna crema después de vuestra exfoliación porque el aceite de coco nutre a la perfección. 
¿Qué os parece la idea? ¿Os animáis a hacer vuestros cosméticos caseros? Si finalmente os lanzáis no dudéis en dejarme un comentario con vuestra experiencia, seguro que podéis enseñarme muchas cosas.
Si sois aficionados a la cosmética natural puede que también os interesen mis consejos para acabar de una vez por todas con lo talones agrietados, o unas recetas para hacer mascarillas para el pelo caseras.Estoy segura que todos estos tips os vendrán genial. 
Gracias a todos por vuestra visita. No esperéis un minuto más para suscribiros a mi blog a través de Bloglovin, FacebookTwitterYoutube o Google+. ¡Hasta muy pronto!

Lee el post original

Diy hombreras decorativas con flecos

La moda militar para ha llegado para instalarse en nuestras vidas. Una manera muy sencilla de militarizar nuestros looks es optando por las hombreras decorativas.

Se pueden poner en cualquier prenda básica, desde una camiseta, blazer, chaleco, chaqueta de punto y un largo etc…

En el post de hoy te enseño a hacer unas hombreras decorativas con flecos. Un diy de lo más sencillo y resultón.

Te llevará unos 30 minutos y podrás lucirlas en infinidad de looks. A qué apetece???
Los materiales que se usarán son muy básicos, los puedes conseguir en cualquier mercería, o mejor aún, con retales y cintas que tengas por casa.

Yo he reciclado materiales que tenía. Por ejemplo, el adorno dorado en forma de flor de Lis es un sobrante de la chaqueta militar que hice. Si te acuerdas fué la segunda, la primera chaqueta militar era en tonos plata y azul marino. Dos versiones par un mismo estilo.

Ahora vamos con un diy mucho más sencillo pero con la misma estética militar. Vamos al lío!!!!

Para este diy necesitamos:

  • Una plantilla hecha por a mano con la forma de la hombrera que más nos guste.
  • 2 hombreras.
  • Fieltro negro.
  • Piel o polipiel negra.
  • Cadena dorada unos 30 cm.
  • Plecos negros y dorados. Unos 30 cm también.
  • Alfileres.
  • Hilo negro y aguja.
  • Pegamento textil.
  • Tijeras.


Los pasos a seguir son:

  1. Recortar la plantilla de la hombrera y la fijamos con alfileres a la espuma y recortamos sin dejar márgenes.
  2. Recortar la piel del mismo modo. El fieltro se recorta dejando un margen de 1 cm.
  3. Sujetar con alfileres la espuma al fieltro,
  4. Y pegarla.
  5. Coser el sobrante de fieltro alrededor de la espuma para una mejor sujección.
  6. Pegar la piel sobre la espuma. Ya tenemos la base de la hombrera. Ya sólo queda decorarla.
  7. Coser los flecos alrededor de la hombrera. Los flecos dorados deben quedar por debajo de los negros.
  8. Pegar la cadena por el contorno de la hombrera.
  9. Pegar el adorno en el centro de la hombrera. Y ya tenemos listas nuestras hombreras decorativas con flecos!!!

En la imagen te muestro 2 sistemas para sujetar las hombreras a la ropa.

  1. Coser broches en la parte inferior de la hombrera. Este sistema es el qué utilicé en las anteriores hombreras que hice. Esas eran con cadenas y piedras.
  2. Pegar o coser velcro. El problema es que la prenda en la que la pongas también tendrá que llevar velcro.
Tú decides el sistema que mejor se adapte a tus necesidades.


     Espero que te guste el resultado y que disfrutes creando  😉 
Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Como coser una tela de pelo (de doble cara) sin desesperarse

Hace un par de semanas vi un tela superchula en la web de Tejidos de Moda, una tela de pelo (bueno más bien de peluche, porque es super amorosa) por una cara y antelina por la otra.

Tal cual llegó decidí que tenía que hacerme con ella un abrigo pero ya; en primer lugar, porque se me acababa el invierno; y en segundo lugar porque la tela es taaaan bonita que no quería dejarla y que quedara arrinconada en la caja de las telas.

Así que me puse a pasar el patrón a la tela, a cortar y a coser y me di cuenta que este tipo de tela no se puede tratar como otras y que, si no las conocemos bien, nos podemos encontrar con una serie de dificultades que nos pueden llegar a desesperar.

Por eso, he pensado que os gustaría conocer un par de trucos para que cualquier labor con este tipo de tela sea “coser y cantar”.

Calcar el patrón:

En este tipo de tela no vale eso de marcar con alfileres y plancha, más que nada, porque hay que tener cuidado con el calor; bueno, y porque es tan gruesa que hacer marcas dobles de hace complicado.

Se pueden pasar hilos flojos, lo que pasa es que cortarla doble puede ser una aventura o una hazaña de fuerza. Además, si no está bien sujeta con alfileres, puede resbalar y nos saldría una pieza descabalada, y eso no nos sirve para nada.

Lo mejor para este tipo de tela es marcar los trazos con jaboncillo e ir cortando las piezas una a una, sin doblar. Quizá tengamos que trabajar el patrón en el papel, porque ya sabéis que muchas piezas se plantean para cortar doble doblez, pero el papel pone mucha menos resistencia y es más manejable

wp-1487885304193.jpg

Cortar la tela:

Lo primero es buscarnos una tijetas oyentes y muy bien afiladas, porque así será todo mucho más fácil.

Lo segundo, y muy importante es ver hacia dónde va el sentido del pelo y de la antelina. Para ello, pasaremos la mano por la tela y observar; sí queda suave y aterciopelada es a favor del pelo y si queda como tiesa, con el pelo como hacia arriba, es a contrapelo

Todas nuestras piezas deben llevar el pelo hacia el mismo lado

wp-1487885342715.jpg
wp-1487885358148.jpg
wp-1487885372859.jpg

Al cortar, hay que tener cuidado de no cortar el pelo, sobre todo si estamos tratando con pelos más largos. Por eso hay que tener cuidado de separar el pelo lo mejor posible antes de empezar a meter la tijera. Es cierto que en este caso no se notaba mucho, porque el pelo era muy corto, pero no podemos dejar de tenerlo en cuenta.

Por último, pero no menos importante, se os puede llenar todo de pelillos a cortar, así que, tened la aspiradora a mano y protegeos la ropa.

wp-1487885329792.jpg

Coser:

Al ser una tela tan gruesa y que, además, resbala tanto, hay que tener en cuenta detalles indispensables a lo hora de coser.

Para unir las piezas del patrón usaremos unos alfileres largos, finos y con cabeza, para que no los perdamos entre tanto pelo.

Elegiremos una aguja de las especiales para cuero y, dentro de estas, de las gruesas

wp-1487885385845.jpg

También es importante regular la tensión de la máquina y no ponerla muy alta. Yo cosí toda la prenda con la máquina en el 3, pero lo mejor es que lo ajustéis con  una muestra de tela.

Es posible que haya máquinas de coser que no puedan con la tela, pero serán las mas sencillas. Si vuestra máquina tiene un arrastre fuerte va a ser muchísimo mas fácil que pueda con la tela, pero os podéis ayudar de un prensatela de doble arrastre, que nos facilitará la tarea.

Hay quien recomienda un prensatelas de teflón, que resbala menos y que es muy apropiado para telas de cuero sintético, pero a mi no me hizo falta. Igualmente, si tenéis, podéis probar y usarlo si es neceario. Si no tenéis y veis que la tela no corre o resbala, es útil cubrir la costura con cinta adhesiva (puesta con mucho cuidado, claro)

wp-1487885406764.jpg

Rematar:

Si tenemos que hacer remates, pasar costuras ornamentales, coser botones o hacer ojales a mano, es recomendable emplear un dedal. Ya sabéis que mi no me hacen mucha gracia, pero en este caso podemos destrozarnos los dedos, sobre todo al coser el ante, el cuero o la piel sintética.

Es recomendable usar un hilo fuerte, como el torzal, para asegurar mejor estos remates y, porqué no, para que quede más bonito.

wp-1487885419010.jpg

Y hasta aquí el tutorial de hoy, que espero os sea muy útil.

Ahora, a esperar a ver si vuelve el invierno, porque este abrigo no es para nada de entretiempo ¡lo que abriga esta tela!

Os dejo para que disfrutéis del fin de semana

¡Hasta pronto!

 

Tagged: coser pelo, coser piel, pistas y trucos, trucos

Lee el post original

Todo lo que debes saber sobre las esponjas konjac

Todo lo que debes saber sobre las esponjas konjac

Hoy os quiero hablar de un producto que seguro muchas ya conocéis y usáis: las esponjas konjac. Yo las he descubierto hace poco y estoy tan encantada de haberla incorporado a mi rutina de belleza minimalista que no podía evitar compartir lo muchísimo que me gusta (por si tú tampoco habías escuchado hablar de ellas antes, que seguro que no soy la única).

Estas esponjas vienen directamente de Asia, las japonesas y las coreanas las utilizan desde hace mucho tiempo como tratamiento de belleza, y ahora ya se pueden encontrar también aquí sin tener que buscar demasiado.

¿Qué son las esponjas konjac?

Las esponjas konjac provienen de la planta del mismo nombre, también conocida como konjaku. Esta planta se cultiva desde hace siglos en Asia y además de para fabricar estas esponjas se utiliza en forma de harina en muchos platos y como sustituto de la gelatina. Podéis ver más sobre la planta aquí.

El konjac es rico en minerales y en fibra, y un excelente limpiador natural para la piel. Es más, las esponjas konjac se deben utilizar únicamente con agua (aunque más abajo os cuento cómo se utilizan) y eso es más que suficiente para proporcionar una piel limpia y delicadamente exfoliada. Así, ahorramos en productos, ya que solo necesitamos la esponja para conseguir una limpieza en profundidad, y también dejamos de utilizar químicos.

Al ser una esponja, se humedece aumentando su tamaño y también se endurece cuando se seca, dependiendo de la marca podemos encontrarlas previamente humedecidas en un envase hermético o duras como una piedra. Independientemente de ese factor, sigue siendo la misma esponja. Os he puesto fotos de la mía cuando está seca y también cuando está humedecida, para que podáis ver la diferencia entre su tamaño y textura 🙂

Todo lo que debes saber sobre las esponjas konjac

¿Para qué se utilizan y cuáles son sus efectos en la piel?

Sirven para limpiar la piel en profundidad y dejarla renovada, su uso más extendido es el de esponja facial, pero lo cierto es que se puede usar también en el cuerpo y sobre la piel de bebés, porque no contiene ningún químico (y recordemos que no es necesario añadir nada de jabón, ¡así que es totalmente natural!). Las faciales suelen ser esponjas más pequeñas y redonditas o con forma de hoja, las corporales (aunque puedes usar cualquiera), vienen en tamaños más grandes y suelen ser rectangulares. Esto es más por comodidad, puesto que el ingrediente de la esponja es el mismo: el konjac.

La esponja, por su textura, limpia la piel y los poros, al mismo tiempo que elimina el exceso de grasa y las impurezas, realizando una exfoliación suave (sin rojeces ni tirantez). La esponja clásica es de color blanco, pero hoy en día las venden con algunos ingredientes naturales añadidos según el efecto que se busque potenciar en la esponja, como arcillas, bambú…

¿Cuál es la mejor esponja konjac para mí y dónde la puedo encontrar?

Como he dicho arriba, hay de varios tipos, dependiendo de cómo sea nuestra piel es mejor elegir una u otra, siendo siempre la esponja blanca la que podemos usar “por defecto”. Eso sí, escojas la que escojas, siempre, SIEMPRE, debes fijarte que esté hecha 100% de konjac. Eso es lo verdaderamente importante. Nada de un porcentaje de konjac y otro porcentaje de ingredientes no especificados, porque hoy existen muchas esponjas en el mercado que no son realmente konjac (y por eso son más baratas) y el efecto no será el mismo.

Tipos de piel recomendados y colores más comunes de esponjas konjac:

– Blanca: Para todo tipo de pieles.
– Verde: Suele llevar arcilla verde y es adecuada para pieles mixtas y grasas.
– Rosa: Con arcilla roja, ideal para pieles muy sensibles y pieles maduras.
– Negra: Con carbón de bambú, para pieles grasas con tendencia acneica o granitos y manchas.

La esponja konjac es adecuada para pieles con dermatitis, rosácea y otras afecciones, ya que ayuda a mejorar los brotes.

Actualmente es fácil encontrarlas en tiendas donde venden productos de belleza (incluso KIKO tiene una), tiendas de productos cosméticos coreanos e internet. No voy a poneros aquí una lista porque realmente se encuentran en casi cualquier sitio y haciendo una pequeña búsqueda podéis encontrarlas. Hay también montones de marcas que las comercializan, aquí ya es cuestión de ir probando y encontrar la que más nos guste. Su precio oscila entre los 3€ y los 7€ según la marca.

¿Cómo la uso? ¿Cómo la cuido?

Debo reconocer que cuando la compré lo hice por pura curiosidad (y experimento). Conocía la experiencia de otras personas que la usan desde hace tiempo y estaban contentas, así que decidí probarla. Una de las cosas que más me tiraba para atrás era el tema de que fuera una esponja. Yo no uso esponjas en casa, ni siquiera para la ducha, porque considero que son un nido de bacterias. Me dan un poquito de repelús. Y debo decir que a pesar de que la esponja konjac sigue siendo una esponja, es bastante diferente, lo compruebas simplemente al mojarla.

Se debe utilizar cada mañana para limpiar el rostro, humedeciéndola hasta que esté blandita y redonda, y pasándola por la piel del rostro durante 1 o 2 minutos. Basta con utilizarla simplemente con agua tibia, puesto que la esponja regula el PH de la piel y ya tiene suficientes propiedades, pero si quieres puedes usar un poco de tu limpiador habitual con ella (yo la uso sola). Después de limpiar la cara, la enjuagamos bien con agua y la escurrimos sin retorcer. Por la noche podemos repetir el proceso tras haber desmaquillado el rostro.

Para conservarla en perfectas condiciones y que nos dure más tiempo, hay que guardarla en un lugar seco y bien ventilado para que pueda secarse entre usos. No la guardes en el cuarto de baño, porque la misma humedad de la ducha es suficiente para que pueda coger moho. Yo la cuelgo fuera durante el día y cada mañana la recojo para utilizarla (es decir, déjala fuera o cuélgala donde tiendes la ropa).

La esponja conserva sus cualidades durante 1 mes o 2, después es necesario sustituirla por otra nueva.

Todo lo que debes saber sobre las esponjas konjac

Mi experiencia tras un mes de uso

He estado utilizando mi esponja cada mañana (por la noche me limpio con aceite) durante algo más de un mes y mi conclusión es positiva. Sí he notado diferencia en la piel. Yo tengo la piel mixta con algún granito ocasional y por eso elegí la esponja negra con carbón de bambú. Regula la piel de manera maravillosa. Y es algo extraño porque realmente tú no tienes la sensación de haber estado haciendo nada, pero el efecto está ahí 😀

Lo que sí noté fue una especie de efecto rebote los primeros días, digamos que la piel se rebeló con algún granito que otro, supongo que por efecto de esa exfoliación y por estar limpiando los poros. Quiero decir también la que exfoliación es muy suave, lo notas al tocar la piel, pero en nada más (no hay rojeces). También es verdad que cuando empecé a utilizar la esponja estaba haciendo el cambio a productos 100% naturales en muchas cosas que usaba sobre la piel de la cara, así que quizá ese efecto rebote que duró solo tres o cuatro días fue por todo.

Así que por ahora seguiré usando la esponja. No he tenido problemas para secarla ni coge olores raros, ya os digo que la textura es muy diferente a lo que entendemos por esponja. Y recordad que no debemos usarla para desmaquillar la piel ni mantenerla mojada.

¿He sido la última en conocer estas esponjas? Para mí está siendo un plus a la hora de elimina productos cosméticos con ingredientes de dudosa procedencia y simplificar mi rutina de cada día haciéndola más minimalista.

Entradas relacionadas:

Lee el post original