Sublimación en textil: ¿se puede lavar? y otras dudas

Como nos habéis hecho muchas preguntas sobre la sublimación en algodón, hemos querido seguir haciendo pruebas y escribir este post para tratar de responder todas las dudas. Cuando la sublimación en textil llegó a nuestra vida, la verdad es que alucinamos bastante. Es muy rápido, el resultado es bueno y hay varios tipos de láminas de sublimación que se adaptan a la composición de la tela. Tenemos láminas para estampar en poliéster y para estampar en algodón. En el post anterior sobre sublimación en algodón os explicamos las diferencias y os mostramos cómo quedan una vez que las hemos estampado.

sublimacion-tela-5
Sublimación en textil tras la estampación

Pero había varias cuestiones que teníamos que ir investigando para poder responder. Os dejamos un vídeo en el que en tres minutos os contestamos a todas las cuestiones que nos habéis ido planteando sobre la sublimación en textil.

 

 

Podemos hacer nuestras propias láminas de sublimación en casa

Sí, podemos hacer nuestras propias láminas de sublimación en casa, pero en esencial cargar la impresora con cartuchos de tinta específicos para la sublimación y papel. Tanto la tinta como el papel tienen que estar especialmente diseñados para reaccionar cuando colocamos la plancha con calor encima. En el anterior post sobre sublimación en textil os contamos los costes que puede tener comprar la tinta y el papel para hacer sublimación en casa, si preferís comprar ya hechas las láminas para sublimación podéis ver en la tienda online los últimos diseños que acaban de llegar.

sublimacion-tela-4
Lámina diseñada para realizar sublimación en textil.

La prueba definitiva: ¿la sublimación en textil se puede lavar?

Sí. Tenemos que decir que teníamos un poco de miedito ante la idea de lavar la bolsa de algodón y que la lamina se levantara y rompiera. Pero ya que estábamos puestos decidimos no lavar a mano la bolsa, queríamos directamente comprobar cómo quedaba la sublimación en textil tras su paso por la lavadora. Así que quitamos las sabanas de la cama, las toallas e hicimos una lavadora de ropa blanca. Usamos el mismo programa que ponemos habitualmente para ropa blanca, que no está muy sucia y esperamos a que la lavadora terminara. La verdad es que la bolsa salió hecha un pequeño burruño y tuvimos nuestras dudas sobre el resultado. Pero sacamos la bolsa de la lavadora y al estirar el algodón vimos que la lamina no se había levantado. Eso sí, habían salido unas pequeñas arrugas en las esquinas y laterales. Así que teníamos una nueva prueba antes nosotros. Habíamos comprobamos que la sublimación en textil aguanta la lavadora, pero ahora queríamos ver si también aguanta el planchado o nos quedamos con trozos del dibujo por el camino. En la foto podéis ver las arrugas que han aparecido en los bordes de la imagen que hemos estampado.

estampar-imagen-tela-3
Arrugas en la láminas tras pasar por la lavadora.

Segunda prueba: ¿ la sublimación en textil se puede planchar?

Para realizar la sublimación en textil tenemos dos opciones en función del tipo de tejido. Hay unas láminas que al estamparlas con la plancha dejan directamente la tinta sobre la tela, pero hay otras (que podemos usar en algodón) que tienen la apariencia de una pegatina. Con este acabado teníamos dudas por si al plancha la prenda podíamos deshacer el dibujo. Pero teníamos la tentación de probar y ver cómo reaccionaba al planchado. Sacamos la plancha, ponemos la temperatura en algodón y protegemos nuestro diseño con el papel del horno para evitar que la plancha se pegue a la lámina.

estampar-imagen-tela-2
Sublimación textil antes de planchar.

Vamos dando pasadas con la plancha, siempre protegiendo nuestro diseño con el papel del horno, y vemos que la lamina no sólo no se levanta, además logramos ir quitando esas pequeñas arrugas que han salido en el lavado.

estampar-imagen-tela-4
Ponemos paple del horno para proteger.
estampar-imagen-tela
Vamos a ir dando pasadas con la plancha para retirar las arrugas.

Así que la sublimación en textil se puede lavar sin problemas en la lavadora y podemos planchar la ropa que hayamos decorado para que quede perfecta.

como-estampar-imagen-tela
Bolsa de tela planchada con sublimación en textil

La sublimación en textil nos parece una técnica que nos puede ofrecer un sinfín de posibilidades para personalizar y renovar nuestras camisetas, zapatillas, bolsas, cortinas y cojines para este verano.

La entrada Sublimación en textil: ¿se puede lavar? y otras dudas aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Cartera o monedero reciclado

Las manualidades infantiles de reciclaje son unas de nuestras favoritas, es una maravilla coger algo que ya no tiene utilidad y darle una nueva vida, una segunda oportunidad para brillar.
Pues eso es lo que hemos intentado hacer con una bolsa desechable de Maltesers, los bombones preferidos de Natalia, los devora a kilos.
Hemos cogido una de las bolsas desechables y la hemos convertido en una pequeño monedero con el que Natalia va a disfrutar un montón.
¿COMENZAMOS?
cartera-o-monedero-reciclado

MATERIALES QUE NECESITAMOS

cartera-o-monedero-reciclado

1. Bolsa desechable de bombones o golosinas

2. Cinta de embalaje

3. Cremallera

4. Pistola de silicona caliente

1- PLASTIFICAMOS LA BOLSA DESECHABLE

Vamos a utilizar las dos mitades de la bolsa desechable de Malteser para hacer un monedero,

cartera-o-monedero-reciclado

Para ello vamos a plastificar esas dos mitades con cinta de embalar

cartera-o-monedero-reciclado

Y luego vamos a plancharlas sin vapor y con un poco de papel de horno por encima, hasta que quede bien plastificado.

cartera-o-monedero-reciclado

cartera-o-monedero-reciclado

2- PONEMOS LA CREMALLERA

Ahora tenemos que poner la cremallera, para ello vamos a pegarla con la pistola de silicona caliente, pegaremos la parte delantera de la bolsa, del lado que tiene el dibujo, a la parte baja de la cremallera.

cartera-o-monedero-reciclado

Para la parte trasera del monedero haremos lo mismo, pegaremos la parte del dibujo en la parte alta de la cremallera. Y ha de quedar como la imagen posterior.

cartera-o-monedero-reciclado

3- TERMINAMOS EL MONEDERO

Ahora abrimos la cremallera y pegamos dibujo con dibujo con la pistola de silicona caliente.

cartera-o-monedero-reciclado

cartera-o-monedero-reciclado

Le damos la vuelta al monedero y….. ya esta nuestra carterita para monedas terminada. ¿qué os ha parecido?

cartera-o-monedero-reciclado

Y como es viernes nos vamos al finde frugal de Marcela, cita semanal que no queremos perdernos!!! nos encanta pasar el finde con Marcela y todas las propuestas tan estupendas que proponen nuestras amigas blogeras

Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de ti y lo que piensas de nuestros pequeños diy´s. Y si quieres ayudar a que nuestro blog sea un poco mejor, haz click en G+1 de nuestro blog que encontrarás debajo de “gracias por seguirnos”.

Lee el post original

Tutorial sublimación en algodón

No queremos liaros, ni marear. Pero tenemos una pequeña obsesión por probar todo lo nuevo que va cayendo entre nuestras manos. Hace tiempo que descubrimos la sublimación y ahora, como andamos siempre con el radar encendido hemos querido ver qué tal funcionan otro tipo de láminas para hacer sublimación en algodón. No os preocupéis que os contamos todo en detalle, como viene siendo habitual, sobre la sublimación en algodón, la sublimación en general y las diferencias con el transfer. Mientras os dejamos un vídeotutorial sobre sublimación en algodón.

Sublimación

subliamcion-tela-14
Sublimación en algodón y poliester.

La sublimación es una técnica que podemos aplicar en casa de una forma rápida y sencilla. Esta técnica nos permite estampar imágenes sobre madera o tela usando sólo y exclusivamente la plancha. Sobre la sublimación tenemos que tener en cuenta ciertos elementos:

  • La sublimación se basa en una tinta especial que reacciona ante el calor. Si tocamos una lámina para sublimar no notaremos nada especial. Los dibujos están nítidos y la tonta está perfectamente agarra sobre la celulosa. Podemos pasar las manos sin problemas porque no nos vamos a manchar. Pero en el momento que aplicamos calor por la parte de atrás del papel veremos que la tinta se desprende y se queda agarrada a la superficie donde tengamos apoyado el dibujo.
sublimacion-tela-11
Cómo hacer subliamción en algódon.
  • ¿Podemos crear nuestras propias láminas de sublimación? Sí. Hay dos formas de hacer nuestras láminas para sublimar. Existen en el mercado pinturas que podemos utilizar para dibujar sobre el papel y cuando estén secas podemos estampar nuestros propios diseños planchando la hoja. Pero por ahora estás pinturas no se comercializan en España y no hemos encontrado ningún fabricante que las tenga aquí. Otra forma de hacer nuestra propia sublimación en casa es con la impresora. Para esta técnica podemos emplear cualquier impresora de inyección de tinta, pero lo que es esencial es que utilicemos los cartuchos de una tinta especial para sublimación y coloquemos en la impresora un papel específico, que ya viene preparado para esta técnica. Hemos estado cotilleando precios y la verdad es que varían bastante entre los 300/ 600 euros todo el material necesario para diseñar y crear nuestras propias láminas de sublimación en casa.
sublimacion-tela-8
Sublimación en algodón para decorar una bolsa.
  • Así que por el momento nos toca usar las láminas de sublimación que ya vienen preparadas para esta técnica y que cada vez son más numerosas y con más diseños. En la tienda online podéis ver las últimas láminas para sublimación que acaban de llegar.
  • Aunque la sublimación siempre se basa en aplicar calor sobre el papel tenemos que tener muy presente que no se realiza igual la técnica sobre madera o sobre tela. En el caso de la sublimación en madera antes de sacar la plancha tenemos que aplicar un producto que nos va a ayudar al agarre y evita que la madera chupe demasiada tinta. Este producto hace que el dibujo quede más nítido sobre la madera, que vayamos a decorar. Que no se me olvide aclarar que el producto tenemos que diluirlo en agua para su aplicación, ya que damos una capa de líquido para sublimar sin diluir es muy fácil que la lamina se quede pegada. Tenéis un post específico sobre sublimación en madera donde podéis ver todos los detalles. En cambio cuando hacemos sublimación en tela podemos saltarnos ese producto y ese paso. No es necesario aplicar nada sobre la tela para que podamos a través de la sublimación estampar la imagen.
sublimacion-tela-5
Bolsa decorada con sublimación en algodón.

Diferencias entre el transfer y la sublimación

Nos estáis preguntando bastante sobre las diferencias entre uno y otro. Honestamente nos creemos que una técnica sea mejor o peor que la otra porque cada una de ellas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Vamos a intentar haceros un pequeño balance según nuestra experiencia.

  • Tiempo de elaboración

La sublimación es mucho más rápida que el transfer. Todo lo que sea estampar imágenes con calor nos va a suponer siempre un máximo de 10 minutos, en cambio transferir una imagen con líquido de transfer o gel médium nos puede suponer incluso horas en función de la extensión del dibujo.

  • Nitidez y calidad de la imagen

En este sentido nos gusta más el transfer que la sublimación. Es vedad que con ambas técnicas la nitidez de la imagen es buena, pero con la sublimación tenemos la sensación de que los elementos muy pequeños pueden no quedar del todo bien definidos y los colores muy vivos pueden quedar un poco lavados.

  • Libertad de creación

Aquí tenemos una diferencia entre ambos ahora mismo, eso sí a la espera de que lleguen las pinturas para sublimación a nuestro país o que bajen algo los precios de los cartuchos de tinta y el papel. Con el transfer podemos estampar cualquier imagen y de cualquier tamaño. Solo tiene que ser una imagen que esté impresa en un papel de un grosor similar al de un folio u hoja de oficina. Podemos transferir sin problemas una pequeña foto o un papel de un metro de ancho… Solo hay que tener paciencia. En cambio con la sublimación en estos momentos estamos un poco delimitados por los diseños que ya están hechos y podemos comprar. Ahora mismo crear tus propias láminas de sublimación en casa puede salir bastante caro si lo hacemos con los cartuchos de tinta y el papel especial para esta técnica.

  • Acabado final

Son dos técnicas muy diferentes con acabados también muy diferentes. No tiene nada que ver el resultado de un transfer con el de la sublimación. En el caso del transfer creamos una especie de calcomanía que queda integrada en la superficie que estamos decorando, en el caso de la sublimación estamos dejando caer la tinta directamente sobre el objeto, aunque hayamos aplicado un líquido (en el caso de la madera) éste producto no crea capa y no se ve. En esto es importante el gusto de cada uno porque son dos formas muy diferentes de lograr estampar imágenes sobre nuestros muebles. Aunque en el caso de la tela, sin duda alguna, cuando vayamos a estampar imágenes sobre un tejido la sublimación nos parece una técnica mucho más limpia con un acabado más natural, que no modifica la textura ni grosor de la tela. En cambio el transfer en tela aunque tiene más nitidez deja la tela algo acartonada.

sublimacion-tela-7
Detalle de la sublimación en algodón.

Sublimación en tela

Aquí vamos a liaros un poquito más. Dentro de la sublimación hemos visto que hay dos tipos de láminas diferentes en función de la composición de la tela con la que estamos trabajando. Hay unas láminas específicas para poliéster que nos permiten estampar con calor la tinta directamente sobre el tejido. Pero si queremos personalizar nuestras camisetas, bolsas o manteles de algodón, tenemos que utilizar otro tipo de láminas que tienen un acabado diferente. Estas láminas que agarran muy bien sobre la tela parecen casi pegatinas que dejan el dibujo perfecto sobre el textil que estamos decorando. Como no las habíamos usado antes, queremos explicaros paso a paso cómo hacer sublimación en algodón con estas láminas.

subliamcion-tela-13
Sublimación en poliester.
sublimacion-tela-12
DIY sublimación.

Sublimación en algodón

Rápido, sencillo y con un buen acabado la sublimación en algodón nos permite estampar una imagen sobre tela en unos minutos y además sin necesidad de volvernos locos/as con la lista de materiales.

  • Láminas aptas para hacer sublimación en algodón. Nos encanta el acabado de estas láminas, que son muy fáciles de usar y que además los diseños que están llegando son muy variados, porque tenemos papeles de inspiración vintage, pero también otros dibujos más modernos, que pueden ser perfectos para decorarnos las camisetas, zapatillas o bolsas para el verano.
  • Sin vapor y a la misma temperatura que si planchamos algodón.
subliamcion-tela-12
Láminas para hacer sublimación.

Paso 1 y único….. Jajajajaja

Sí, la sublimación en algodón no puede ser más fácil y rápida. Colocamos la lámina sobre la zona que queremos decorar, sujetamos con la mano y pasamos la plancha.

sublimacion-tela-3
Colocamos la lámina.

Truco para hacer sublimación en algodón

Os dejamos un pequeño truco, que no os va a descubrir nada nuevo, pero que puede ser importante. Cuando nos ponemos a planchar normalmente colocamos la plancha y vamos avanzando un poco como queremos, pero cuando estamos planchando estas láminas no sabemos si hemos pasado o no por un punto ya que no hay ningún cambio o marca que nos muestre si hemos o no planchado una zona. Como queremos que la lámina se estampe completa y que no quede ninguna zona levantada, podemos seguir un orden. De arriba abajo, de izquierda a derecha….. Da un poco lo mismo siempre que vayamos siguiendo un orden.

sublimacion-tela-2
Retiramos la lámina de la bolsa.

La plancha tiene que estar a la misma temperatura que usaríamos para planchar algodón y una vez que hemos planchado durante un par de minutos dejemos que repose durante cinco minutos antes de levantar el papel. Con los dedos cogemos una de las esquinas y levantamos con cuidado…. Y ya está!

sublimacion-tela-1
Resultado final bolsa decorada con sublimación en algodón.

Esta nueva forma de hacer sublimación sobre algodón nos parece una forma perfecta de renovar y decorar nuestras camisetas, zapatillas, sillas o bolsos para el verano. En la tienda podéis ver que hemos incorporado nuevos diseños pensando en la llegada del buen tiempo.

La entrada Tutorial sublimación en algodón aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Disfraz diy con bolsas de basura de Cebra

Hola, un año más, en el cole las profes han puesto a los peques super guapos con bolsas de basura de colores. Este año se trata de un disfraz de cebra.

cebra con bolsas de basura

Es muy fácil, de hecho, más fácil que en años anteriores, porque la bolsa ya viene decorada con las rayas de cebra. Con la bolsa, y vestidos de blanco, un poco de maquillaje, y las orejitas, ya se tiene un disfraz super molon… Puedes encontrar más disfraces con bolsas en el blog, en la etiqueta de carnaval

Saludines y buen día…   

Lee el post original

Bolsa plastificada guarda todo, para el coche.

Hola creador@s!!
¿Qué tal estáis, mucho frío por vuestras tierras?
Vamos que yo quiero ver la nieve caer por mi ventana, pero va a ser que no. Se resiste la sra. de blanco.
Vale pues, como mi último proyecto no se resiste, os lo enseño.
Esta vez vengo con uno rápidito, fácil y original, pero muy práctico. Estoy hablando de una bolsa plastificada guarda todo, para el coche, para que los peques tengan sus cosas a mano. La idea es colocarla detrás de los reposacabezas, o bien del conductor como del copiloto.
Aunque os tengo que decir, que ponerla la podéis poner donde queráis, otras opciones pueden ser en el cambio de marchas(con cuidado eh! jajajajaja) o en el carrito del peque.
Opciones hay las que queráis. Abrid vuestra mente prodigiosa, que seguro que os salen ideas.
Como os he comentado más arriba, esta bolsa plastificada es que el peque meta unas cuantas cosas y vaya entretenido, con eso que quiero decir, que se compone de 3 compartimentos o bolsillos más uno lateral que se accede desde ambos lados, donde iria la libreta, y en los superiores pondríamos colores, rotuladores, etc.
Eso al gusto del consumidor.
En este tutorial la tela ya está plastificada, porque tengo un vídeo específico de cómo hacerlo y para no volverlo a hacer, os dejo el enlace aquí que se llama Estuche o neceser de tela plastificado veréis con claridad como hacerlo.
Ya os digo que es muy fácil.
Lo mejor es que veáis fotos y lo entendéis mejor.
Todo lo que sale en la foto cabe dentro(una libreta, a elegir).

Capacidad de la bolsa plastificada guarda todo, para el coche.

Aquí la veis en la puerta, para que veáis el efecto colgada.

 Para que sea más práctica colgarla y descolgarla sin tener que quitar el reposacabezas, le hice ojal y añadí botón.
Otra opción es hacer la tira más larga, pero no lo veo, porque entonces le molestaría al peque en las piernas o pies, depende.

Detalle del botón

La tira está cosida en un extremo, pero en la parte trasera, para que no moleste a la hora de introducir cosas dentro.
La tira está cosida en la parte trasera. 

Pues eso es todo!!!……Bueno no!!!!!

Que aquí tenéis el paso a paso. Espero que os hayan gustado las fotos, y si es así os invito a que os pongáis más cómodos si cabe y veáis el vídeo tutorial:

Un abrazo creativo!!!
Nos vemos la próxima semana y en los comentarios.

                                     Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

TUTORIAL BOLSITA DE PAPEL PARA REGALO – PACKAGING BONITO 2

bolsa de papel, decorar papel regalo, packaging bonito, caja de regalo, envolver regalos, regalos originales, adornos de navidad, adornos navideños, Navidad, Christmas, decoración, dorado, gold, libro de recuerdos, scrapbook, scrap, scrapbooking, recuerdos de Navidad, Navidad handmade, regalos único, sregalos DIY, conserva tus recuerdos, tutorial scrapbook, violin cantarin, manualidades para navidad, DIY navidad

Enesta segunda parte de Packaging Bonito, te propongo una bolsita con papel personalizado para envolver esos regalos con formas raras, jajajja

Además verás cómo hacer de un papel craft super soso, un papel con estampado dorado super mono.

Espero que te guste!

Si necesitas más ideas, mira el post de ayer, te enseño a hacer una cajita con tapa super sencilla.

Enséñame tus creaciones en Instagram etiquetándome como @violinvioleta

 

 

 

 ¡Feliz noche!


 Newsletter - Curso DecoScrap

 

¡También nos vemos en las redes sociales!

 

 photo icono youtube.png photo icono face.png photo icono Ig.png photo icono twitter.png photo icono pinterest.png photo icono bloglovin.png photo icono gplus.png photo but-rss.gif

Lee el post original

Cómo hacer un disfraz de pastor/a y Virgen María, sin coser

El post de hoy es uno de los más buscados en esta época por padres con niños en Infantil y Primaria. Voy a contarte cómo hacer un disfraz de pastor/a y de Virgen María DIY sin tener que dar una sola puntada: utilizando bolsas de basura y celo:
Esta semana padres y madres andan como pollos sin cabeza buscando o preparando el disfraz que debe llevar su retoño en la función de Navidad. Dónde habrán quedado aquellos tiempos en que cada uno se hacía el suyo en la hora de manuales. Y no sólo eso. Hacías el tuyo, ayudabas con los decorados y echabas una mano a los rezagados. 
Si al tuyo/a le ha tocado ir de pastor o pastora o de Virgen María, a continuación te cuento cómo hacerlos con bolsas de basura:
#1. Pastora:
Paso 1. Hacer la falda: Desdobla la bolsa de basura y ponla con el autocierre sobre la cintura de la criatura y mide dónde debes cortar según lo larga que la quieras.
 
Paso 2. Poner la falda: Como si fuese una falda de tela normal y corriente, se viste metiendo los pies por el autocierre y se ajusta a la cintura tirando de los lazos con los que se cierran la bolsa.
Paso 3. Hacer el delantal: Desdobla otra bolsa (de distinto color para que destaque), colócala sobre la cintura para medir hasta dónde llegará (recuerda que el delantal debe quedar más pequeño que la falda) y corta.
Paso 4. Poner el delantal: Este no hay que vestirlo, basta con sacar a cada lado los lazos que cierran la bolsa y utilizarlos para anudar el delantal a la espalda.
Paso 5. Hacer el chaleco: Corta una bolsa de basura como te enseñaba con el disfraz de brujo de Halloween (aquí). En la parte delantera haz un corte de arriba a abajo (si quieres que vaya abierto del todo), o deja un trozo sin cortar antes de llegar al cuello para que vaya medio cerrado.
 

#2. Pastor:
Chaleco: como el de la pastora.
Faja: un trozo de bolsa alrededor de la cintura, sobre la camiseta y los pantalones.
Polainas: dos trozos de bolsa en las piernas, desde los tobillos a la rodilla y con el lazo del autocierre para sujetarlos, enrollados por fuera.
(Sorry, no tengo fotos).
 #3. Virgen María:
Paso 1. Hacer el vestido: Sigue los mismos pasos que para hacer el sayo del brujo de Halloween (aquí). 
Si te pasa como a mí y no tienes una bolsa grande, puedes hacerlo uniendo dos pequeñas: una la cortas como el sayo del brujo. Otra la cortas por arriba y por abajo, que quede como un tubo. Las unes con celo, pegando una abertura del tubo al final de la que cortaste como el sayo:
Paso 2. Hacer el velo: Necesitarás una bolsa abierta como un libro, una diadema fina y opcional, los lazos del autocierre. 
Para hacer el velo tienes que ir pegando el lado corto de la bolsa a la diadema. Vas frunciendo la bolsa y a la vez pegándola, de un extremo a otro de la diadema. Si quieres adornarla, puedes cortar el lazo del autocierre e ir pegándolos uno al lado de otro:
 

Estas prendas hay que vestirlas con cuidado porque son plástico, y aunque son elásticas, tampoco se puede abusar. De todas formas, en caso de rasgadura se pega con celo y quedan nuevas.
No están como para desfilar en una pasarela de moda, pero valen para salir del apuro y aguantan los cuatro minutos de actuación de las pequeñas estrellas. 
Incluso más tiempo, porque esta sesión la hice con mi vecina de cinco años (un amor de niña, me morí con ella) y como premio a que se portó maravillosa le regalé el de Virgen María. Su madre me contó después que lo llevó al colegio, al centro comercial y que todavía lo pone por casa. Cuando se engancha le ponen celo y otra vez a rodar.

Lee el post original

Cómo hacer 11 postales navideñas DIY con cosas que tienes por casa*

El post de hoy es muy especial porque te voy a contar sobre el taller “Tarjetas navideñas DIY hechas con cosas que tienes por casa”, que impartí hace casi una semana en el #espacio360º de Supermercados Masymas, en el Centro Comercial Intu Asturias:

Los objetivos de este taller eran por una parte recuperar la bonita tradición de felicitar las navidades con tarjetas enviadas por correo convencional, y también demostrar que se pueden hacer creaciones preciosas y originales con cosas que tenemos en casa, aunque no sean específicamente para eso.
¿Quién no guarda una bolsa de cartón bonita para un por si acaso? Que levante la mano quien no haya alisado y doblado nunca el papel de un regalo, o el celofán de colores o con dibujos de un ramo de flores. Seguro que tienes más de un periódico por ahí, y alguna caja de zapatos. ¿Un trozo de lana? ¿Cañitas? ¿Servilletas de papel?

Es todo lo que necesitas para hacer estas tarjetas. Siempre te digo que esto no es algo cerrado o que no se pueda cambiar. Yo te cuento qué es lo que utilicé y tú puedes inspirarte y adaptarlo a lo que tengas, a tus gustos, etc.



#1. Tarjeta de cara de reno con cuernos y nariz de pompón:
Es de las que más éxito tuvo en el taller porque es muy graciosa y sencilla de hacer.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Un trozo de una bolsa de papel para los cuernos.
– Lana de color rojo para hacer el pompón de la nariz.
– Rotulador para dibujar los ojos.
– Pegamento en barra, tijeras.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca la silueta de los cuernos en la bolsa de cartón y recórtalos.

# Paso 3. Haz un pompón con la lana (aquí y aquí tienes tutoriales).

# Paso 4. Pega los elementos, como se ve en la foto: los cuernos en las esquinas superiores de la tarjeta, sobresaliendo un poco. El pompón, centrado abajo. Pinta los ojos (yo los hago cerrados porque es la única forma que sé hacerlos).

Mira qué guapa le quedó a dos de mis alumnas. Fíjate qué creatividad, una cambiando el cartón de los cuernos por fieltro y poniendo un baker twine (el hilo de dos colores de atar los chorizos de toda la vida de Dios) en los ojos y otra añadiendo un lazo hecho con un limpiapipas y unas preciosas pecas-estrellas doradas. Si es que tengo unas alumnas que no pueden ser más bonicas:

#2. Tarjeta de abeto hecho con moldes de magdalenas:

También tuvo mucho éxito en el taller porque queda muy vistosa.
Cuatro detalles que debes tener en cuenta antes de empezar:
1. El árbol se empieza a hacer desde la copa hasta la base.
2. Tienes que calcular dónde la pegarás según el tamaño que vaya a tener el abeto.
3. Los moldes se pegan sólo por la parte superior, para poder meter debajo las esquinas de los siguientes y que queden disimulados.
4. La anchura de los moldes se controla doblándolos: cuanto más dobles, más estrecho, y viceversa.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Moldes de magdalenas para hacer las ramas. Los de este son pequeños, pero también se pueden utilizar grandes.
 – Papel de colores, de regalo, un trozo de una bolsa de papel para hacer la estrella.
– Un trozo de cartón para el tronco.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Opcional: troqueladora para las esquinas.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. La copa del abeto es la parte más estrecha de todo el árbol, así que para hacerla tendrás que pegar un molde doblado a la mitad y otra vez a la mitad. El resto de “ramas” puedes hacerlas doblándolos sólo a la mitad. Su número dependerá de lo grande y tupido que lo quieras (yo hice cuatro niveles, añadiendo en cada uno un molde respecto del anterior).

Si no quieres que queden doblados hacia arriba en los bordes (en el taller lo llamamos “efecto traje de sevillana”), prueba a hacer varias dobleces en esos moldes.

# Paso 3. Cuando tengas listo el árbol, recorta en el papel de regalo o de colores una estrella y pégala en la copa.

# Paso 4. Recorta un trozo de cartón para hacer el tronco y pégalo. Truqui: el mío, para no tener que forrarlo o pintarlo, lo recorté directamente de uno de yogures de color rojo.

Así de bonita le quedó a otra alumna. Más creatividad para salir de los apuros: como sólo teníamos moldes de magdalenas de dos colores, unos los puso por el revés para hacer contraste:


#3. Tarjeta de silueta de reno sobre una blonda de pastelería

MATERIALES:

– La base de la tarjeta es un trozo de una bolsa de papel, de las que dan para poner de regalo en las tiendas.
– Una blonda de pastelería.
– Un trozo de papel de periódico para tapar la base de la blonda.
– Un trozo una bolsa de papel de color rojo para la silueta del reno. Yo utilicé la bolsa porque era lo que tenía más a mano de ese color, pero puedes utilizar lo que quieras, del color que te guste.
– Rotulador rojo para marcar la silueta del reno y pintar los cuernos.
– Pegamento en barra, tijeras.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Recorta y dobla el trozo de bolsa a la mitad para hacer la tarjeta, según el tamaño de la blonda.

# Paso 2. Pega la blonda en el centro.

# Paso 3. Mide la base de la blonda (puedes tomar una medida aproximada con un tazón o un plato) y dibújala en el periódico. Recórtalo y pégaselo en la base.

# Paso 4. Recorta la silueta del reno y pégala encima del periódico. Ten en cuenta que debes dejar espacio para los cuernos.

# Paso 5. Dibuja los cuernos y repasa el contorno con el rotulador rojo.


#4. Tarjeta de abeto con cañitas:

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Cañitas de colores.
– Un trozo de cartón para el tronco, forrado con un papel verde o pintado de ese color.
– Papel de colores, de regalo, etc. para hacer la estrella y los copos de nieve.
– Pegamento en barra, celo, tijeras. 
– Opcional: troqueladora para los copos de nieve.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Recorta un rectángulo de cartón y fórralo con el papel de color verde. Será el tronco donde pegarás las cañitas que harán de ramas, así que sobre él tendrás que calcular lo largo y ancho que quieres que sea el árbol.

# Paso 3. Pega las cañitas sobre el tronco con el celo (va mejor que el pegamento), a la distancia que quieras una de otra.

# Paso 4. Marca con un lápiz o un rotulador un triángulo sobre las cañitas.
# Paso 5. Córtalas por esa marca, con cuidado de no despegarlas del tronco.
# Paso 6. Pega el tronco con las cañitas en la cartulina.
# Paso 7. Recorta en el papel de regalo o de colores una estrella y pégala en la copa.
# Paso 8. Recorta o troquela los copos de nieve. Truqui: el papel de aluminio o el de regalo que imita al aluminio es tan fino que la troqueladora no es capaz de cortarlo bien y se rompe. Una forma de evitarlo es que antes de troquelar, lo pegues a un folio o a un cartón fino para que tenga más consistencia y se corte.
#5. Tarjeta con una bola de cristal y copos dentro que se mueven:
Este tipo de tarjetas se caracterizan porque tienen una ventana con un plástico (generalmente, acetato o transparencia) con elementos detrás que se mueven al agitarla (de ahí que también se llamen shaker cards).
La encontré en el blog Mayholicraft, y me pareció tan sencilla de hacer y quedaba tan bonita, que no pude resistirme a intentarlo. En el canal de Pega, Papel o Tijeras hay un tutorial en español muy completo que también me sirvió de ayuda.
Como el objetivo era utilizar cosas que cualquiera pudiese tener en casa, sustituí la goma eva que se coloca entre el plástico y el fondo, por cartón. Y el acetato (plástico), por un celofán que había venido con un ramo de flores que me regaló el #esposo (icono de carita con corazones en los ojos) y que además queda genial porque tiene puntitos blancos que simulan copos de nieve.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Una taza, plato o bote de la medida que queramos la bola, para que sea más fácil hacer el círculo en la tarjeta.
– Celofán transparente o el plástico de algunos envases de legumbres, etc. que tienen una ventanita para que veas el contenido.
– Un trozo de cartón corrugado (por ejemplo el de las cajas, que tienen un papel ondulado dentro) para poner entre el plástico y el fondo.
– 1 hoja de papel para hacer el fondo que se ve detrás del plástico.
– Pegamento en barra, tijeras, rotuladores para pintar el fondo.
– Pequeños elementos que se moverán dentro de la ventana: purpurina, lentejuelas, etc.
– Papel de aluminio (con el truqui para troquelar que te contaba con la tarjeta del árbol de cañitas) para los copos.
– Opcional: troqueladora para los copos de nieve.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Dibuja un círculo con un bote, una taza, etc. en la portada de la tarjeta, recórtalo y resérvalo.

# Paso 3. Corta un trozo de plástico y pégalo por dentro de la cartulina. Para calcular su medida, pon encima el círculo que tenías reservado y marca un centímetro más alrededor, así te aseguras de que tienes espacio para poner el pegamento.

# Paso 4. Recorta unos cuantos cuadrados pequeños de cartón corrugado y vete pegándolos sobre el plástico, alrededor del borde y con cuidado de que no se vean desde fuera. Ese cartón separará el plástico del fondo y permitirá que los pequeños elementos se muevan al sacudir la tarjeta.
# Paso 5. Tomando de nuevo como patrón el círculo que habías recortado al principio, márcalo sobre la hoja de papel añadiendo un centímetro más al borde, para hacer el fondo. Decóralo y resérvalo.
# Paso 6. Echa los pequeños elementos (purpurina, copos, lentejuelas) sobre el plástico.
# Paso 7. Pega el fondo que has decorado sobre los trozos de cartón, pero no apretes demasiado para que no se aplaste e impida moverse a los elementos.
# Paso 8. Por último, para que al abrir la tarjeta no se vea ese trozo de papel, pega una cartulina encima que lo tape. Recuerda no apretar para que haya movimiento (insisto tanto porque yo me pasé y mis copos se mueven a duras penas).
Otras dos alumnas se atrevieron con ella, y eso que era la más laboriosa de todas. Pero ya veis que quedan fantásticas:
Vía

 #6. Tarjeta con la cara de un reno en cartón:
Esta fue la preferida de las peques, porque es muy sencilla de hacer y queda muy bonita:
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– 2 trozos de cartón corrugado, uno para la cara y otro para la nariz.
– Rotulador marrón para hacer las orejas y los cuernos, negro para los ojos y rojo para la nariz.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Una taza, plato o bote de la medida que queramos la cara del reno, para que sea más fácil hacerla en el cartón.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Sobre el cartón, marca la cara del reno con el objeto que hayas elegido y recórtala.

# Paso 3. En otro trozo de cartón haz un círculo más pequeño para la nariz y recórtalo. Puedes pintarlo con rotulador rojo o hacer como yo, que le pegué un trozo de la bolsa de papel roja. ¿Qué tal quedaría con un mini pompón rojo?

# Paso 4. Pega la cara del reno en la tarjeta. Recuerda dejar espacio para dibujar los cuernos y las orejas. Haz también los ojos y pega la nariz.

Más bonita aún les quedó a mis preciosas alumnas:

Esta es de #laniña, que hizo un poupurrí del abeto con moldes de magdalenas, un pompón y la cara del reno con un lazo de limpiapipas:

#7. Tarjeta con un ángel con alas de blonda:

Esta tarjeta tiene muchísimo valor sentimental para mí porque me la mandó la señorita María del Rosario la Navidad del año que nació #laniña.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– 2 trozos de cartulina, fieltro o papel rojo y rosa, para el vestido, la cara y las manos, respectivamente.
– 2 trozos de blonda para hacer las alas.
– 1 estrella (esta es de un adorno, pero puede hacerse recortando un papel o una cartulina).
– Rafia amarilla, cordel, hilo, etc. para hacer el pelo.
– Rotulador negro para los ojos y la nariz y plastidecor rojo para los coloretes.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Dibuja y recorta en las cartulinas roja y rosa el vestido, la cara y las manos.

# Paso 3. Pega en el círculo de la cara las hebras de rafia que harán de pelo y dibuja los ojos, la boca y los coloretes.

# Paso 4. Pega las manos en el vestido y entre ellas, la estrella.

# Paso 5. Recorta dos trozos de una blonda para hacer las alas y pégalas en la parte trasera del vestido.

# Paso 6. Pega el vestido con las alas en la tarjeta, y encima la cabeza.

 #8. Tarjetas con dibujos cosidos con lana:

Cuatro cosas que debes saber antes de empezar a coser papel:
1. El papel se puede coser, pero hay que tener mucho cuidado al pasar el hilo o la lana para no rasgarlo.
2. Los dibujos mejor si son geométricos, con líneas rectas en lugar de curvas.
3. Recomiendo hacer antes el dibujo en una plantilla, ponerla encima de la tarjeta y agujerear por donde pasará el hilo.
4. Aquí y aquí tienes tutoriales para aprender a coser papel.

MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Aguja y dedal.
– Lana o hilo.
– Plantilla con el dibujo que se quiere hacer.
– Papel o cartulina para pegar por dentro de la tarjeta y tapar el revés del cosido.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Abre la tarjeta y coloca en la portada la plantilla del dibujo que quieres coser, y marca con la aguja los agujeros por donde pasará la lana o el hilo.

# Paso 3. Enhebra la aguja en la lana o el hilo y cose pasándolo con mucho cuidado por los agujeros.

# Paso 4. Una vez hayas acabado de coser, tapa con un papel o una cartulina la trasera del cosido, para que al abrir la tarjeta no se vea.

#9. Tarjeta con un reno de papel de periódico:

Esta tarjeta es muy sencilla de hacer, pero admite todos los detalles que quieras ponerle porque no parecerá recargada.
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Papeles de diferentes tipos para hacer las bolas y el reno. Esta lleva de regalo, de una bolsa de cartón y de periódico.
– Hilo de dos colores o baker twine para hacer las cuerdas de las bolas y el suelo del reno.
– Rotulador negro para hacer el enganche de las bolas y rojo para el contorno del reno.
– Pegamento en barra, tijeras.


CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca y recorta en el papel de regalo o en la bolsa, tres círculos para las bolas. Pégalos a unos tres o cuatro dedos del borde.

# Paso 3. Dibuja con el rotulador negro un cuadrado sobre cada bola, que será el enganche. Pega una hebra de hilo desde el borde hasta cada cuadrado.

# Paso 4. Marca y recorta sobre el papel de periódico la silueta del reno. Pégala en la tarjeta, debajo de las bolas y repasa el contorno con el rotulador rojo.

# Paso 5. Pega un trozo de hilo debajo de las patas del reno, para hacer un camino.

Mira qué bonita la versión que hizo una alumna con mucha imaginación:



#10. Tarjeta con abeto hecho con servilletas de papel enrolladas:

Esta es la única tarjeta que no hice expresamente para el taller. Tiene dos años, pero sigue luciendo igual de bonita que el primer día. Si te animas a hacerla, tienes el tutorial aquí.


#11. Tarjeta con paquetes de regalos en 3D:

Viéndola así de frente no se aprecia, pero los regalos son tan realistas que parece que se salen de la tarjeta. Tiene un truco tan sencillo como infalible:
MATERIALES:

– 1 hoja de un bloc de dibujo, cartulina, bolsa de papel, etc. para hacer la tarjeta. Lo que sea, que tenga más consistencia que un folio.
– Cartón o papel para recortar los cuadrados que harán de regalos.
– Cartón corrugado para hacer el efecto 3D.
– Papeles de regalo para envolver los paquetes. Estos son reciclados de bolsas de papel.
– Lazos, lana o hilo para los envoltorios.
– Pegamento en barra, tijeras.
– Opcional: troqueladora para hacer las estrellas.

CÓMO HACERLA:

# Paso 1. Dobla la hoja, cartulina, etc. a la mitad para hacer la tarjeta.

# Paso 2. Marca y recorta en el cartón o en el papel tres cuadrados y fórralos con el papel de regalo. Dales el toque final con los lazos o los hilos.

# Paso 3. Recorta sobre el cartón corrugado un pequeño cuadrado y pégalo en la trasera de los paquetes. Ese es secreto para que parezcan en 3D:

# Paso 4. Pega los paquetes en la tarjeta y añade las estrellitas (las mías las hice troquelándolas de una bolsa de papel).
No tengo foto, pero de nuevo una de las alumnas más jóvenes me dio una lección de creatividad pegando una rama de abeto artificial debajo de los regalos, como si estuviesen esperando a ser abiertos la mañana de Reyes. 
Hasta aquí la selección de tarjetas que llevé al taller “Tarjetas navideñas DIY hechas con cosas que tienes por casa” para que las alumnas se inspirasen. Aunque tengo que decir que la corriente de creatividad circuló en ambos sentidos, porque me quedé maravillada con sus creaciones, tanto las adultas como las pequeñas.
Sólo me queda darles un beso virtual muy fuerte y un abrazo muy apretado a mis alumnas por lo atentas que estuvieron a mis explicaciones y el buen ambiente que crearon durante el taller. Tan a gusto estuvimos, que nos pasamos incluso de la hora. Porque nos avisaron nuestros estómagos, si no seguimos hasta que cerrase el centro comercial.

* Post patrocinado por Supermercados Masymas.
P.D.: Muchísimas gracias también a mi querida Carmen Ordiz del blog G de Gastronomía. ¡Sin tí esta preciosa experiencia no habría sido posible!

Lee el post original

Como hacer una bolsa de tela fácil y reversible | Patrones gratis

Como hacer una bolsa fácil de tela y reversible | Patrones gratis

El tutorial de hoy es de los fáciles para principiantes. Un proyecto de costura de una bolsa de tela con posibilidad de que sea reversible. Yo en mi caso la he hecho bajita y ancha porque la queria usar de cubre macetas pero le podeís modificar las medidas y hacer un montón de versiones diferentes. Por lo que es un una bolsa multiusos genial para practicar los que estaís aprendiendo y para hacer algo rápido los que ya sabeís un poco más. Aqui os dejo las medidas, materiales y herramientas que he utilizado para realizarla.

MATERIALES:

*Tela exterior: 25 cm La tela que he utilizado de los papa noel me las trajeron de Japón hace años por lo que no os puedo poner el link.

*Tela de forro: 25 cm Tela de patchwork 100% algodón en flores de color rojo/granate.

*Cinta para atar: 1,50 m Yo he tilizado una cinta de algodón de 1,5cm de ancho en colo crema.

*Piculina decorativa (totalmente opcional) 1m

HERRAMIENTAS:

– Alfileres finas de clover: http://amzn.to/2zY4HBt

-Tijeras Fiskars de tela: http://amzn.to/2yUkr8v

-Base de corte, regla y cutter rotatorio: http://amzn.to/2zWhZyu

MEDIDAS del PATRÓN:

*2 rectangulos de 32cm de largo x 24cm de alto de tela exterior
*2 rectangulos de 32cm de largo x 24cm de alto de tela de forro
*2 rectangulos de 31cm de largo x 8 cm de alto de tela exterior para los carriles
*2 cintas de 70cm de largo para las tiras de atar.

 

Como hacer una bolsa fácil de tela y reversible

Os dejo por aqui la Playlist de proyectos de NAVIDAD de mi canal por si quereís ver más videos con tutoriales navideños.
Aqui teneís el video con el paso a paso:

FELIZ SEMANA!!! y HAPPY SEWING!!!!
Si quieres ver más vídeos de este tipo no te  olvides de suscribirte al canal
y también puedes seguirme en las Redes Sociales  para estar al tanto de todas las novedades y los videos subidos.
REDES SOCIALES:

The post Como hacer una bolsa de tela fácil y reversible | Patrones gratis appeared first on nairamkitty DIY.

Lee el post original

Calendario de adviento diy hecho con una bolsa de papel

¡Buenos días!
Se acerca diciembre y con el unas fechas llenas de celebraciones con mucha magia, color y espíritu navideño, lo primero y mas típico previo a las fiestas navideñas, son los calendarios de adviento  porque marcan la cuenta atrás desde el dia 1 de diciembre hasta el 24, en su interior llevan pequeñas sorpresas, como bombones, golosinas, mensajes bonitos, experiencias cualquier cosa que se nos ocurra, sobre todo está muy bien para hacer con los peques de la casa. Yo te dejo esta idea diy de calendario de adviento hecho a partir de cositas que tenía por casa, reiclando una bolsa de papel de las que nos dan en las tiendas, es super low cost y sencillo de hacer.

MATERIALES:

Bolsa de papel reciclada 
Tijeras
Lapiz
Rectángulo de algún resto de  madera que tengamos por casa
Pincel 
Washi tape
Hilo
Pintura pizarra
Chocolatinas
Lo primero es recortar la bolsa por un lateral para abrirla, continuar recortando un rectángulo del tamaño del ancho de la bolsa y de unos 20 cm de altura para doblarlo a la mitad, como se ve en la foto.

Con la regla y un lapiz dibujar pequeñas casitas, del tamaño que queramos como se ve en la imagen.

Recortar todas las casitas, en total 24.
Con un lápiz corrector blanco, pintar en cada casita un número del 1 al 24, primero hacerlo a lápiz y será mas fácil de hacer.

 Una vez acabadas todas la casitas, coser a la máquina, solamente por los dos laterales, dejando abierto la parte del tejado. Si no sabes coser, otra opción es pegar con pegamento o unir con cinta de doble cara.

 Introducir por la parte abierta del tejado una chocolatina, un mensaje, o una experiencia en familia, lo que queramos.

Con pintura de pizarra de color negro pintar la tablita de aglomerado, o de cualquier otro material que tengamos por casa, aplicar dos manos con brocha o rodillo de goma espuma, dejando secar.

Pegar las pequeñas casitas una a una en el orden que queramos a la pizarra, utilizando un pedacito de washi tape , colocarlo en un lado del tejado, a modo de chimenea.

 Escribir con una tiza alguna palabra o felicitación navideña divertida que nos guste y ya estará terminado nuestro calendario de adviento, lo mejor de todo es que al acabar las fiestas no tendremos que guardar nada, ni nos estorbará sino al contrario; tendremos una pizarrita, que podemos utilizar, se me ocurre, en la cocina para escribir la lista de la compra, o en la mesa de estudio para escribir recordatorios.

 Ahora solo queda esperar al dia 1 de diciembre para poder empezar a disfrutarlo y que la cuenta atrás de la navidad sea mucho mas divertida.

Espero que os haya gustado este diy tutorial y os pongáis manos a la obra, hacer el vuestro.
Si os gustó compartir en vuestras redes sociales, espero tus comentarios me gustará leerlos.
Hasta la próxima.

Lee el post original