DIY Caja para mantas

¡¡Hola y buenos días!!
Cinco meses sin publicar…cinco meses sin parar de trabajar! Y aunque he hecho mis cosillas para la terraza durante todo el verano, no me paré a publicarlo en el blog. Pero ahora que he acabado el contrato y no sé qué me deparará el futuro, voy a aprovechar de mientras para descansar, hacer lo que más me gusta que es crear y reciclar, y sobretodo, enseñároslo!
Para empezar os enseño lo primero que he hecho en estos dos días que llevo parada, ya que se acerca el fresquete, porque le está costando lo suyo…Una cajita para guardar las mantas.
¡Adelante!

La caja la cogí del sitio donde trabajaba, era una caja de vino perfecta, con una altura ideal para guardar cosas, así que… aproveché que dos días antes había quitado la escalera del salón donde colocaba las mantas para darle ese uso.

Como estaba tan limpita y quería algún toque de madera natural en el comedor, decidí dejarla tal cual, excepto en los laterales, que la forré con decoupage para darle algo de color.
Tenía unas servilletas de Tiger sin estrenar que me enamoraron nada más verlas, y aprovechando que mi salón tiene mucho toque rosa, turquesa y verde, me pareció perfecta.

Antes de colocar las servilletas, pinté los laterales de color blanco, para que resaltaran más los colores de la servilleta.
Se coloca el pegamento y se extiende con una brocha por toda la cara, se coloca la servilleta con cuidado y se va alisando poniendo una funda de plástico encima, y apretando con una servilleta haciendo círculos.
Una vez hecho esto, retiramos la funda de plástico y dejamos secar. 
Cuando ya está seco, lijamos por todos los bordes y se queda un borde perfecto.

De hace ya tiempo tengo guardadas un montón de patas de varios tipos que me encontré en su momento en un contenedor, así que aprovechando que de este tipo tenía varias y no eran muy altas, se le cortaron los tornillos que venían en ellas y las pinté con spray color blanco.

Una vez secas las pegué con Pattex no más clavos, ya que no iba a ser algo que soportara peso, y así no dejaba clavos a la vista.

Lo único que tuve que comprar fue fieltro adhesivo para no rallar el suelo y listo!

Espero que os haya gustado esta idea y espero que me volváis a ver pronto por aquí!

Lee el post original

Cómo quedaría un bote de galletas si fuese a un programa de cambio de imagen*

El título del post de hoy me lo dio #laniña al ver el “antes y después” de un bote de galletas. Dijo: “¡Walaaa mamá, parece como si hubiese salido de un programa de esos que cambian a la gente!“. Le di la razón. Muchas veces nos quedamos en el exterior y se nos pasa el potencial que hay detrás de cada persona (y de cada objeto). La buena noticia es que hacerlo salir es más fácil de lo que parece porque muchas veces sólo hay que cambiar algún detalle.
Puedes comprobarlo en este DIY, donde un bote de galletas ha pasado de ser un culturista hortera (espera a ver las fotos del “antes”) a convertirse en un apuesto caballero, gracias a un sencillo pliego de papel:
Así era cuando mi amiga Iraima lo dejó en mis manos. Me contaba que es de su novio y que no se explicaba por qué lo conservaba, porque a ella le hacía atragantarse el desayuno cada mañana:
 Aquí va el resumen de cómo le cambié la cara:
MATERIALES QUE NECESITARÁS:
Bote de galletas.
Papel o servilletas. Yo utilicé un papel que tiene una textura muy suave, imitando una hoja de periódico. En realidad, es el mantel que ponen en El Pozu cuando te sirven una de sus deliciosas hamburguesas. Me oyeron decirles a mis amigos que no manchasen los suyos porque quería utilizarlos en un DIY y como son más majos que las pesetas y súper atentos, no dudaron en darme unos cuantos.
Pegamento y barniz mate para decoupage.  Con lo fan que yo soy de la cola blanca, tengo que decir que ha sido un acierto utilizar materiales específicos para la decoración con papel.

Imprimación. Para dar una mano previa y que el pegamento haga bien su trabajo.

Brocha/s, tijera, cúter.

DECORAR EL BOTE DE GALLETAS (5 PASOS):

# Paso 1. Limpia toda la superficie con amoníaco o alcohol para eliminar cualquier rastro de suciedad y que la imprimación se agarre mejor.

# Paso 2. Marca con un rotulador hasta dónde llega la tapa y quita la decoración original con un cúter. Si lo haces despacio y con cuidado, no quedan marcas en el metal (aunque hay que tener mucha paciencia). Yo lo hice porque tengo la experiencia de que si pintas encima, añades grosor y eso dificulta poner y quitar la tapa, además de que la pintura acaba manchada y con rozaduras:
 

# Paso 3. Da una mano de imprimación al bote y a la tapa. Utilicé la misma que la estantería forrada de papel pintado de #laniña (aquí), y se nota. Si lo necesitas, pon cinta de carrocero en los bordes para no pintar las partes que no llevarán papel:
Insistí especialmente en la tapa, porque en la parte de arriba tiene una forma rara que hacía difícil ponerle papel, para dejarlo solamente con la pintura y ahorrarme ese sufrimiento:
# Paso 4. Cuando la imprimación esté bien seca, pega el papel con el pegamento especial para decoupage. En un principio había pensado utilizar cola blanca, pero tenía dudas de cómo quedaría el papel, que tenía una textura con la que nunca había trabajado. Así que fui a lo seguro y compré un pegamento y un barniz específico para él:

Tengo que decir que me alegro mucho de haberlo hecho así porque el pegamento es tan potente, que parece que el bote esté pintado, más que con un papel encima. 
Si no lo has usado nunca, no te asustes si después de pegarlo queda con una apariencia rara, como grumosa o algo así, porque una vez seco se verá perfecto:

# Paso 5 (y último). Una vez seco el pegamento, da varias manos de barniz para proteger el papel de golpes, arañazos, etc. Cuantas más manos des, más fuerte será ese escudo. 
La única recomendación es dejar secar bien entre capa y capa. Y lo mismo que con el pegamento, si después de cada aplicación el papel da la sensación como que destiñe, no te preocupes porque luego queda perfecto:

Me encanta el resultado, porque parece otro, y me encantó dárselo a mi querida Iraima porque puso una carita de alegría que lo decía todo.

Quiero acabar el post retomando la reflexión que hacía al principio, sobre el potencial que tenemos todos y que está más o menos camuflado en miedos, inseguridades y complejos. Si yo con una simple hoja de papel he transformado un bote de galletas, ¿Qué no se podrá lograr con una persona?

Y como una imagen vale más que mil palabras, quiero compartir contigo este vídeo que a mí me sigue emocionando independientemente de las veces que lo vea. En él Andrea Villalonga hace su magia con unas personas que bien podrían ser cualquiera de nosotros (para verlo, en su página desliza el cursor hacia abajo). 

* Post patrocinado por El Pozu.

Lee el post original

Cojines caseros volumen 4, 5… 6?

cojín hecho con una camisa

Seguimos con la futura decoración  de la habitación de Malena de Vigo y aunque por ahora sólo tenemos los cojines, en mi cabeza os puedo asegurar que está el proyecto completo :-). Con lo que me gusta a mí cambiar la decoración…

cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa

Si hace unas semanas preparamos los primeros cojines a partir de un par de vaqueros gastados, hoy hemos completado la colección de cojines con una camisa en este caso nada gastada (típica compra de madre que al final no tiene éxito con tus hijas y acaba muerta de la risa en el armario…), que nos ha servido para hacer dos cojines más y de una manera muy, muy fácil.

cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
Ya habíamos hecho algo parecido y que además tuvo mucho, mucho éxito en Pinterest, con sus camisetas favoritas de leones hace un par de años. Pero la ventaja de hacer cojines con camisas, es que ya no tienes que colocar cremallera, ni botones ni ojales para desenfundarlo, ya que trae los botones de serie 🙂
En este caso hay dos partes: cómo convertir la parte central de la camisa en un cojín (almohada) y cómo aprovechar las mangas para hacer un cojín en forma de nube. Ya sabéis que yo no uso vídeo, pero he visto que tenéis un  tutorial similar en el canal de Menudo Numerito, (que si no conocéis, deberíais, porque Lucía hace cosas estupendas y además ella no puede ser más maja…) y yo como siempre os dejo los pasos en fotos 🙂
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa

Como imaginaréis, no tiene mucho misterio, basta con poner la camisa del revés, y dibujar un rectángulo con el tamaño del cojín dejando a un lado las mangas y el cuello que tendremos que cortar (sin dolor, que al fin y al cabo la camisa llevaba un año en el armario…).

cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
Damos la vuelta, introducimos el relleno y abotonamos…. voila! más fácil imposible. 
cojín hecho con una camisacojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
Peeeeero, todavía nos quedan las mangas, y no estamos para tirar nada :-). Aunque parezca que tienen poca tela, al igual que hicimos con los vaqueros, en cuanto descoses las costuras y las “abres” descubres que en realidad tienen tela suficiente para hacer un nuevo cojín (con las dos mangas claro..).
cojín hecho con una camisa
En este caso, como nos apetecía hacer un cojín con forma de nube, simplemente dibujamos una utilizando un plato como ayuda (ya habíamos hecho algo similar con este otro cojín en la prehistoria del blog!!)
cojín hecho con una camisa
Cosemos del revés, dejando un hueco para el relleno, damos la vuelta, rellenamos y cosemos el hueco como siempre.
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa

Y así ya van cuatro cojines para el cabecero de Malena, cómodos, bonitos y únicos :-). Porque reutilizar es de las cosas que más nos gustan en el mundo, porque tirar algo que todavía es aprovechable nos duele en el alma y porque tengo un padre que nos enseñó a aprovechar hasta los cartones de leche 🙂 y eso al final marca!

cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa
cojín hecho con una camisa

Lee el post original

Diy exprés con una maceta de plástico.

No hay objeto que se le resista a un empaquetado bonito de Patry y este mes le toca el turno a las macetas de plástico.
Mi propuesta es un diy rápido y sencillo, un diy exprés con una maceta de plástico.


como-regalar-con-maceta-plastico


Para que mi maceta quede bonita y diferente, primero lo que he hecho es darle una capa de pintura chalk paint que tenía en casa. Una vez seca, la he lijado con un trozo de tela de arpillera y la he barnizado.
como-regalar-con-maceta-plastico
He cogido un folio y lo he espolvoreado con tintas acrílicas en spray por los dos lados del folio. Una vez seco, lo he recortado con forma de triángulo y he envuelto con él mi maceta de plástico.


como-regalar-con-maceta-plastico


como-regalar-con-maceta-plastico


Ya tengo así mi bonita maceta como un empaquetado bonito, solo falta llenarla con algo para regalar.

 

como-regalar-con-maceta-plastico

 

como-regalar-con-maceta-plastico

 

Pásate por el blog de Patry para ver el resto de propuestas de regalar bonito con macetas. 
 
Posdata:  Tenemos nueva quedada del 3Rmas1conarte el 22 de octubre con el tema. ideas para reciclar en el baño. Eso es reciclar algo para usarlo en el baño.
¡Te espero! 

Orquídeas hechas con botellas de plástico

Estas orquídeas están hechas reciclando botellas de plástico

Una rama seca sirve para hacer el tronco de las orquídeas.

orquídeas reciclando botellas de plástico

Necesitaremos:

  • Botellas de color blanco (de gel de baño, champú, limpieza o yogourt líquido)
  • Hilo de alambre
  • Rotuladores permanentes
  • Tijeras
  • Plantilla que puedes descargar haciendo click aquí

A continuación se puede ver el paso a paso en imágenes:

Paso a paso para realizar orquídeas reciclando botellas de plástico

Recortaremos las botellas y haremos los pétalos sirviéndonos de las plantillas:

Plantilla orquídeas reciclando botellas de plástico

Daremos un poco de color a la pieza interior utilizando los rotuladores permanentes.

Podemos doblar los pétalos por la mitad para hacerlos más reales.

En el centro de los pétalos haremos dos pequeños orificios para poder pasar el hilo de alambre.

orquídeas reciclando botellas de plástico

Una vez unidas las tres partes con el alambre, ajustaremos en la parte trasera, dejando suficiente hilo para poder colocar la flor sobre la rama.

Podemos hacer varias flores para hacer una composición más grande.

orquídeas reciclando botellas de plástico

No importa el tipo de envase. En esta imagen puedes ver flores realizadas con diferentes botellas. Algunas son más duras y es un poco más costoso recortar y dar forma, otras son más ligeras y es más fácil trabajar con ellas, pero el resultado final es muy similarorquídeas reciclando botellas de plástico.

orquídeas reciclando botellas de plástico

Puedes ver más flores realizadas con material reciclado en este blog y en el canal de YouTube

Estas lavandas están hechas con envases azules, y para las hojas se han utilizado botellas verdes.

Estas otras están hechas con botellas de plástico de color rojo. El tallo es una percha de la ropa.

Esta flor está hecha con la base de una botella de plástico

¿Te ha gustado este tutorial?

¿Te animas a hacer tus propias orquídeas?

¿Crees que puede ser un buen regalo?

Espero recibir tus comentarios.

Puedes encontrar más inspiración de Reciclado Creativo en el blog.

Si te ha resultado interesante, te esperan más proyectos y novedades en este blog, o en redes sociales: Facebook    YouTube  o   Instagram

También puedes seguirme en redes sociales:

Facebooktwittergoogle_pluspinterestyoutubetumblrinstagramflickr

La entrada Orquídeas hechas con botellas de plástico se publicó primero en RECICLADO CREATIVO por Rosa Montesa.

Lee el post original

Cómo personalizar tus cuadernos con bolsas de papel

Este curso #laniña lleva a clase cuadernos grandes, de tamaño A4. Nos despedimos de los adorables A5 de pauta y en cierto modo, también de los años más dulces en la vida escolar. Empieza la etapa donde hay exámenes, deberes, más responsabilidades y menos tiempo libre.
Todos estos años he decorado sus cuadernos. Compramos de marcas blancas (baratos, pero de igual calidad que los de marca) y yo les doy un poco de chispa. He probado con toda clase de materiales: tela (aquí y aquí), flores prensadas (aquí), servilletas de papel (aquí) e incluso bordados (aquí).
El cambio de tamaño me trajo un problema, y es que por ejemplo las servilletas de papel se quedaron pequeñas. Con papel de regalo no me apetecía porque tendría que comprar de diferentes tipos para no repetir. Y además, estamos hablando de Pica Pecosa, la del reciclaje bonito.

Pensando, pensando, se me ocurrió un material reciclable, fácil de conseguir, con diferentes diseños y del tamaño que necesitaba. ¿Te imaginas de qué se trata?

Uno que me permitió estrenar un cuaderno 100% personalizado, único y barato. Sigue leyendo porque en este DIY te enseño cómo conseguirlo: reciclando bolsas de papel:
 
 MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Cuadernos: De grapas para poder forrarlos enteros, incluyendo el lomo. Además, #laniña dice que las hojas no se rompen tan fácil como los de espiral.
Bolsas de papel: De las que dan en las tiendas de ropa y/o de regalos, que suelen ser grandes y tener colores y diseños bonitos.
Cola blanca o de carpintero. Diluida con un poco de agua es más fácil extenderla y sigue pegando igual de bien.
Brocha. Para extender la cola.
Forro autoadhesivo transparente. Para proteger el papel.
Un paño suave. Para ir alisando el papel y el forro a medida que vamos pegando.
PERSONALIZAR EL CUADERNO (6 PASOS):

# Paso 1: Elige la bolsa que más te guste. Las mías eran de papel, papel reciclado y satinado, respectivamente. Como curiosidad te diré que este último tiene un grosor y un acabado que no necesitaría forrarlo (aunque yo lo hice para alisar la unión entre las dos caras de la bolsa en la trasera del cuaderno):

# Paso 2: Quita las asas, desdobla la base y recorta los laterales para dejar libres las dos caras de la bolsa, que es donde suele estar lo bonito. Aunque si te gusta el fuelle que las une, también puedes aprovecharlo.

Salvo que no haya estado mucho tiempo doblada, las marcas de las dobleces son difíciles de quitar. Se pueden disimular en el momento de pegar, frotando suavemente con un paño:

# Paso 3: Mide la cara que has recortado de la bolsa y asegúrate de que cubre completamente la tapa del cuaderno (mejor si sobresale un poco por los bordes).
# Paso 4: Extiende la cola sobre la tapa del cuaderno con la brocha y pega el papel. Te recomiendo que vayas pegándolo poco a poco y aplanando a la vez con el paño para que no salgan arrugas ni burbujas (pero suavemente, que es papel y con la humedad de la cola puede romperse o borrarse el dibujo). Aquí tienes un tutorial que te ayudará.

Si tienes que empalmar dos papeles, hazlo de forma que la unión entre ambos quede en la trasera del cuaderno, para que esté disimulado. En este de una bolsa de los Sylvanian Families se nota que el dibujo no casa, pero no tuve más remedio que dejarlo así porque era el único trozo que me quedaba:

# Paso 5: Deja secar el papel y luego recorta el sobrante (es más sencillo una vez seco porque está duro y no se desgarra).

# Paso 6 (y último): Mide el forro (dejando al menos 1 centímetro de margen) y pégalo. Te recomiendo la misma técnica que para pegar el papel: quita el protector del forro poquito a poco y a la vez ve pegándolo pasándole el paño por encima para evitar arrugas y burbujas.

El sobrante dóblalo hacia adentro para asegurarte de que los bordes del cuaderno quedan protegidos:


Así es cómo quedaron los cuadernos: divertidos, diferentes y con mucha personalidad.

Este es el primero que hice y si te fijas en la parte superior verás los dos agujeritos por donde pasaban las asas. Tuve que hacerlo así porque no me alcanzaba el papel y no me gustaba cómo quedaba empalmando el papel en horizontal:

Mira qué bonita esta bolsa de Natura Selection. Llevaba en casa una pila de años porque sabía que la utilizaría para algo así. Se nota en las marcas de doblez que te comentaba, porque ya ves que ha sido imposible eliminarlas del todo:

Con este me llevé una sorpresa porque creía que iba a ser el que más le gustase a #laniña, y puso una cara un poco rara cuando lo vio. Se ve que está creciendo y Kitty va perdiendo puestos…

Esta bolsa tenía un papel tan fino que parece que el dibujo está pintado directamente en la tapa:

Y por último, la bolsa de Sylvanian Families de la que te enseñaba el apaño que le hice en la trasera. Muy fans #laniña y yo de estas figuritas y sus complementos:

Otro año más que tengo que agradecer que mi hija me deje volar la imaginación y hacer estas cosas que tanto me gustan. 
Y sobre todo, otro curso más en que #laniña continúa siendo mi niña, aunque la fea preadolescencia ya está llamando a la puerta (sobre ese tema te recomiendo este vídeo de Nuria Pérez, de Sparks and Rockets, lleno de buenísimos consejos y reflexiones que dan mucho qué pensar).
P.D.: Este post no está patrocinado por ninguna de las marcas y tiendas que cito en él. Aunque como siempre digo, si alguien de ellas lo lee, que sepa que yo estoy encantada de colaborar.

Lee el post original

5 estilos para decorar el escritorio

El nuevo curso ya está más que empezado, pero quizás aún no has tenido la oportunidad de renovar tu decoración para este nuevo otoño. Si es así, una de las zonas que seguramente más usarás estos meses venideros, será tu rincón de trabajo. Para que no te equivoques con el tipo de ambiente que quieres darle a esta zona, hoy veremos cinco estilos diferentes para decorar el escritorio. Elige el que más se adapte a tus gustos y sigue las claves para conseguirlo en tu propia casa. A elegir estilo!

Estilo industrial

El estilo industrial requiere hierro y madera como base. Puedes añadirle texturas envejecidas o que imiten al óxido, y conseguirás un industrial más puro con tonos oscuros.

Cinco estilos diferentes para decorar el escritorio

Vía Whon:projekt

Estilo Vintage

Para conseguir un ambiente vintage en tu escritorio, las piezas antiguas son la clave. Te será fácil encontrar un flexo, una silla o una mesa que evoquen épocas anteriores. No tengas miedo de usar el color, si es con acabado envejecido, mejor que mejor.

5 estilos para decorar el escritorio

Vía Pinterest

Estilo nórdico

Este estilo tan extendido y popular es genial para el propósito de una zona de trabajo o estudio, ya que se basa en líneas puras y colores neutros, la mezcla perfecta para no distraerte de tu tarea. Con una silla Eames y mobilario en blanco y negro, ya tienes tu rincón nórdico.

Estilos para decorar el escritorio

Vía Eslamoda

Estilo eco-friendly

Decorar con reciclaje es una tendencia que ya hace tiempo se impuso y es muy usada. Los básicos aquí serían elementos hechos con material reciclado, como una mesa con palets. Para completar el look, añade algunas plantas y colores que evoquen a la naturaleza.

Cinco estilos para decorar el escritorio

Vía Gravitiy home

Estilo bohemio

Si lo tuyo es lo distinto, no pierdas de vista el estilo bohemio para decorar tu escritorio. Un ambiente delicado que conseguirás con piezas únicas y poco habituales, como una mesa antigua y tus fotos favoritas o complementos en blanco y negro.

Ideas para tu escritorio

Vía Hang our at Kate´s

¿Qué estilo prefieres para decorar el escritorio?

El artículo 5 estilos para decorar el escritorio es original de Decorar Mi Casa, blog de decoración – Blog de decoración de interiores. Ideas para decorar tu casa. DIY & inspiración

Lee el post original

Ideas de reciclaje para la vuelta a la rutina

La vuelta a la rutina es dura, cuesta mucho aunque parezca mentira. Digo que parece mentira porque se trata de volver a hacer lo que prácticamente haces todo el año y en teoría no debería costar tanto… pero claro, aquí entran muchos factores que hacen que cueste lo suyo… los horarios, el trabajo, el fin de las vacaciones, del verano, el acortamiento de los días, etc, etc…

Para volver con nuevas energías y mucho optimismo, tengo de nuevo la fiesta de enlaces del reto #3Rmas1conarte, que haciendo memoria, son ideas para hacer en casa nosotras y/o con nuestros niños utilizando como material principal algo que queramos tirar ya sea ropa estropeada, plásticos, cartones, tetrabriks, vidrio…  Cualquier objeto que ya no nos sirva. La idea es reducir basura, reutilizar basura, como no, reciclar basura y con plus, reinventar esa basura en el mundo de las manualidades, eso es con arte.

Hoy empezamos con el tema son ideas de reciclaje para la vuelta a la rutina. La fiesta activa hasta final de mes. 

En mi caso, mi idea ha sido reciclar un objeto y darle una nueva utilidad. Crear un objeto nuevo de algo que estaba destinado a ir a la basura y lo he utilizado para que mi vuelta a la rutina sea diferente y creativa.

De un bote de gel de baño me he hecho un mini neceser o bolsa para guardar el peine, una lima, mi cepillo y pasta de dientes.

como-reciclar-bote-gel-en-neceser

Esta vez, te cuento todo el proceso en el blog de Yoli que me ha invitado para ser su colaboradora creativa de este mes de septiembre cosa que me ha hecho mucha ilusión y le estoy súper agradecida.
El blog de Yoli está lleno de ideas super bonitas y muy bien explicadas con goma eva y fieltro que son una delicia. Es una ARTISTAZA ¡¡con mayúsculas!!

Tiene además una sección de colaboradores que está llena de grandes artistas 
y yo me he colado entre ellas! jejeje.
 Así que ves corriendo a verla porque es muy fácil y ¡te encantará!

como-reciclar-bote-gel-en-neceser

como-reciclar-bote-gel-en-neceser
¿Te ha gustado? Pues si la haces, no dudes en enseñármela.

Vuelvo al reto 3Rmas1conarte,
¿Te apetece participar? Entonces te cuento:

– Si participas desde Instagram o Facebook, recuerda mencionarme (así me entero jejeje)
El Hashtag para localizarnos es #3Rmas1conarte.

– Si participas desde tu blog, no olvides mencionarme y enlazar esta entrada para que llegue a más gente y para que todo el quiera se pueda unir.

Si no sabes enlazar la foto. dame un toque y ya te enlazo yo mismamente. 

Y ahora ya te dejo con las ideas de mis compañeras. Espero que te inspiren y que te ayuden a que tu vuelta a la rutina sea una vuelta creativa y divertida.


document.write(“”);

Posdata:en octubre el tema es reciclar en el baño. ¿Te animas? Como excepción empezaré el lunes 23 de octubre hasta el martes 31 de octubre. 

Manualidad infantil de reciclaje: decoramos bolígrafos

Ya si, que si, se acabó el verano y los colegios han empezado, con ellos los gastos de libros, mochilas, material escolar… Es un dineral lo que nos dejamos en la vuelta al cole, por eso cuando las niñas empiezan a pedir material para el cole, para casa… hay que pensar en que podemos ahorrar por eso cuando encontré un montón de bolis de publicidad por casa pensé que incluso sería divertido tunearlos y así las niñas tienen bolis nuevos y bonitos, pero sobre todo, reciclados.

Y la manualidad de reciclaje que os proponemos hoy es muy sencilla y en solo dos pasos podemos tener un bolígrafo completo nuevo, único y bonito.

¿COMENZAMOS?

reciclamos-boligrafos
 

MATERIALES QUE NECESITAMOS

reciclamos-boligrafos

1. Bolígrafos de publicidad

2. Flores de scrap

3. Cinta floral

1-

Como tenemos un montón de material de scrap, vamos a darle algo de salida. Estas flores tan monas van a decorar unos bolis de publicidad.

Primero afianzaremos las flores con un poco de celo en el sitio donde se van a quedar.

reciclamos-boligrafos

2-

Cogemos la cinta floral y empezamos a enroscarla por todo el bolígrafo, de arriba hacia abajo sin dejar ningún hueco sin cubrir.

Esta cinta floral es estupenda porque tiene un auto pegado que facilita mucho a la hora de ponerla.

reciclamos-boligrafos

Y ya está el boli reciclado y bonito, cada una tiene el suyo y espero que lo utilicen un montón. ¿Qué os ha aprecido esta mini manualidad infantil?

reciclamos-boligrafos

Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diy´s. Y si quieres ayudar a que nuestro blog sea un poco mejor, haz click en G+1 de nuestro blog que encontrarás debajo de “gracias por seguirnos”.

Lee el post original

Macetero tribal DIY

macetero diy tribal

Que tod@s tenemos en casa cualquier bote de detergente, encurtidos o lo que sea es una verdad como un templo.
Así que la forma más fácil de reciclarlo es convertirlo en un macetero.

macetero diy tribal

Solo hay que quitarle la pegatina.

macetero diy tribal

Limpiarlo y tener a mano un rotulador negro permanente para decorarlo.

macetero diy tribal

En mi caso utilicé motivos tribales.

macetero diy tribal

Y solo tuve que meter dentro la plantita que me regalaron, con cierta holgura con respecto al macetero para que pueda drenar el agua.

Y poco más, ya ves que es algo muy simple y resultón, ideal para reciclar o dar una segunda vida a las cosas. Mi casa ya empieza a parecer un jardín botánico… aparte que me estoy convirtiendo en una cactus lover, jeje.

cactus lover

FELIZ DIA, COMO SIEMPRE. 

Lee el post original