, , , , , , , ,

Transformación de una mesita infantil

10 Septiembre, 2013
por Telas, Cajas y Tinajas

Llevamos una temporada metiendo entradas de muebles infantiles, pero el reto que nos plantearon este verano era diferente: se trataba de darle a esta mesita de noche infantil un aire más adolescente.

Os enseñamos el paso a paso:


1.- desmontamos tiradores de los cajones4.- usamos cinta de pintor para delimitar
las zonas que no queremos pintar3.- decapamos y lijamos,
con paciencia todo el mueble
2.-desmontamos la puerta y quitamos tirador

5.- pintamos el mueble (salvo la madera
superior) en barníz acrílico azul; dando
varias capas y un leve lijado entre cada
una de ellas


6.- para darle el aire juvenil que le

faltaba a nuestra mesita, adquirimos

un papel de empapelar (lavable) con

motivos de cómic

8.- también aprovechamos para
decorar todo el interior de la mesa
7.- con cola diluida pegamos el papel
en el interior de la puerta y el cajón

9.- lijamos las esquinas de cajones

y puertas para darle aspecto usado


10.- colocamos nuevos tiradores
en tono plateado en puerta y cajón11.- colocamos tiradores que faltaban

Y, por último, le dimos una generosa capa de cera para madera, para proteger la pintura y darle un brillo muy natural.

Y el resultado "salta a la vista":


Esperamos que os haya gustado el cambio... a nuestro "cliente" le hemos dejado muy satisfecho.

¡Qué tengáis buena semana TeCeTer@s!


, , , , ,

DIY: Espejo con toque industrial

5 Septiembre, 2013
por Que ficha eres tú

Este proyecto me rondaba la cabeza hacia ya mucho tiempo pero no había encontrado los materiales adecuados o el tiempo necesario para ponerme manos a la obra hasta ahora.

La idea surgió como muchas veces cuando no estas pensando en ello. Si que quería poner un cuadro/espejo/vinilo en el comedor pero nada parecía convencerme. Un día acompañando a una amiga a mirar un sofá de repente me fije en un espejo que tenían colgado en la exhibición. El marco era una foto de una chapa lagrimada y me hizo mucha gracia porque en el trabajo las veo a menudo. El precio, cómo no, se salía de presupuesto así que pensé en que podía hacerlo yo misma y voila! un nuevo proyecto DIY en marcha

Una vez estudiado el hueco de la pared llegué a la conclusión que las medidas adecuadas serían de 140x60 y el espejo de 120x40 para dejar 10cm de borde-marco.

Para hacerme con los materiales pedí presupuesto de la chapa a una ferretería y del espejo a una cristalería pero se me planteaba el problema de las fijaciones.... cuando de repente navegando por la página de ikea vi que tenian un espejo de las medidas justas que necesitaba y que venia con sistema de fijación!!!! Ya tenia todo lo que necesitaba así que no me enrollo mas y os cuento como lo hice en 3 fáciles pasos

Comprar

Un espejo de 120x40, a poder ser el

MINDE de Ikea

(ya que viene con las fijaciones)

Una chapa lagrimada de aluminio de 140x160cm


Montar

Con las medidas que nos pone Ikea (80x37 cm) hacer 4 agujeros centrados en la chapa.

Colocar la chapa sobre la pared como si fuera una plantilla y marcar las posiciones de los agujeros. Taladrar y poner tirafondos.

Colocar los soportes como

indican las instrucciones

pero en vez de directametne sobre la pared poner la chapa en medio.



DISFRUTAR!!!!!


, , , , , , , , , ,

Marco con corchos de vino

22 Agosto, 2013
por Yo no lo tiraria

Hoy volvemos con un tuneo de esos que os gustan. Se trata de un super-reciclaje, ya que todo es aprovechado: -Un marco antiguo que encontré en la basura. Era negro y dorado y yo lo pinté en blanco -Corchos de vino que me ha ido guardando Brigitte de su restaurante -Un cartón que hará de "trasera" del marco -Cola termoadhesiva, o lo que es lo mismo, la pistolita que se ve en la foto

Lo primero, de lo cual no hice fotos fue cortar el cartón con la medida del marco que había pintado en blanco. Para cortarlo tomé la medida de la trasera del marco y lo grapé con la grapadora de tapizar.

Luego "aboqué" la caja de corchos sobre el marco y retiré los que estaban rotos, eran de cava o de goma (en la foto de encima se ve uno verde que asoma la cabeza). Escogí exclusivamente los corchos de vino para nuestro marco.

Coloqué unos cuantos para probar combinaciones y opté por ponerlos en horizontal.

Con la pistolica bien caliente y unas cuantas barras de cola fui colocando los corchos lo más rectos posibles y asegurando bien cada uno.

Lo siguiente por muy laborioso que pueda parecer fue un rato, que además se me pasó volando.

Echaba pegotes de cola y sin dormirme en los laureles ponía el corcho y presionaba 3 segundos.

Así hasta cubrir el total del cartón. En los huecos que quedaban al final de las filas puse recortes de corchos de vino.

Y como el resultado me ha parecido muy oportuno para un bar he inventado una nota para probar que tal se clavan las chinchetas, así de paso lo "tanteo" antes de llevárselo a Brigitte, que como agradecimiento por los corchos se ha ganado este tablón de notas. Además he desgastado el marco para que parezca más "currado" por el paso del tiempo.

Aquí otra foto con más detalle de los corchos de vino ya en su nuevo lugar.

EDITO: Ayer aproveché que pasaba por Cambrils y paré en

"Lo Café de la Maite"

para entregarle el corcho-tablero a Briggite, le encantó y sonrió al ver la nota "ficticia" que había colgada en él (mis platos prefes de la casa).

Si vais por Cambrils no dudéis en llenar la panza en el restaurante, donde os aseguro que vais a comer de PM. Está en Avenida de la diputación nº 18 (en primera línea de mar).

Me han sobrado unos pocos corchos, alguna propuesta de qué hacer con ellos???

, , , , , , , , , , ,

cómo convertir un sillón en un espejo perchero

12 Agosto, 2013
por Telas, Cajas y Tinajas
Telas, Cajas y Tinajas: cómo convertir un sillón en un espejo perchero

Páginas

Página principal conócenos cómo convertir un sillón en un espejo perchero Sí, parece mentira... pero no... es posible... Y es que cuando nos encontramos esta joya de sillón de castaño no lo dudamos, algo había que hacer con él. Cómo veis, estaba destrozado...
Pensamos en recuperarlo, pero la madera del asiento estaba casi podre y le faltaba un apoyabrazos. Pero el respaldo tenía posibilidades.


Así que cuando lo desmontamos lo vimos claro: ¡un espejo!. Por lo menos, intentarlo, a ver qué sale ¿no?
  1. Desmontamos el sillón
  2. Lijamos para quitar el barniz
  3. Recuperamos los trozos
  4. Pegamos con cola de carpintero y rellenamos con masilla
  5. Pintamos con pintura acrílica diluida en agua, unas tres manos lijando entre capa y capa. Desgastamos la pintura con una lija suave
  6. Dimos una mano de betún de judea diluido en aguarrás. Y también una capa de cera para darle un brillo natural.
Pensamos que en la barra de abajo podíamos poner unos pomos para convertirlo en perchero.
Por último fuimos a un cristalero que nos hizo un espejo a medida con bisel. ¡Y ya está!


Así de contentas nos pusimos con el resultado, jeje.
¡Un abrazo!Pin It Ahora! Publicado por en 20:38 Etiquetas: , , , , , Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Suscribirse a:

Enviar comentarios (Atom)
, , , , , , , , , , , , ,

reconstrucción, tuneo y tapizado de una silla

12 Agosto, 2013
por Telas, Cajas y Tinajas
Nunca pensamos que esta silla que nos dio Andrés (nuestro principal proveedor ;) ) iba a ser uno de los retos más complicados desde nuestra andadura tecetera.
Nos las prometíamos felices cuando creíamos que sería darle simplemente un lavado de cara.

Pero cuando quitamos las chinchetas y el tapizado...

... se desmoronó la pobre...

Con el paso del tiempo, se desencoló alguna pata, así que optamos por desarmarla entera, y empezar de cero. Ardua labor, como podéis ver en el making-of:


  1. Con la lijadora eléctrica, lijamos cada parte de la silla
  2. Con una lija de grano grueso, limpiamos las juntas de restos de cola
  3. Encolamos las juntas con cola de carpintero
  4. Montamos la silla y le pusimos unos "arneses" para fijar la cola
  5. Dimos una capa de imprimación...
  6. ... y dos de pintura acrílica verde, lijando, como siempre, entre capa y capa
  7. Lijamos los cantos para desgastarla
  8. Con cinta hicimos la base del asiento (es la cinta aprovechada de unas mochilas)
  9. Forramos la base con tela de saco, para que no rozase la espuma con las cintas
  10. Medimos el asiento y cortamos la espuma
  11. La fijamos con unas grapas al asiento...
  12. ... y también al respaldo
  13. Tapizamos con ayuda de una grapadora
  14. Forramos la parte de abajo con tela blanca
  15. Colocamos chinchetas nuevas en el respaldo

Después de muchas horas de trabajo, os mostramos el resultado:



Un toque de color entre tanto gris....

, , , , , , , ,

Cómo pintar lámpara de hierro (o plagiar una vista en una tienda)

12 Agosto, 2013
por Yo no lo tiraria

En el barrio tenemos un señor muy simpático con un poco de síndrome "yonolotiraria" que se gana la vida recogiendo metal y vendiéndolo. Un buen día Josep lo vio cargando con una lámpara (de las que tantas veces le había contado que me moría por encontrar) y se acercó a él:

-Te la compro.

-Toma, te la regalo.- Le contestó mientras le dejaba la lámpara a su lado.

No sé que se imaginaría el señor al darle ese viejo trasto.... Casualmente días antes en una visita a Zara home me encantó una lámpara en concreto, que era esta:

Así que ya tenía 2 cosas:

1. Había visto una lámpara que me encantaba, pero no estaba dispuesto a pagar 129,90€.

2. Llegó a mis manos una lámpara vieja y sucia que me guiñaba la bombilla cada vez que la miraba. No sería muy difícil pintar el metal!

Como veis es la típica lámpara de casa de abuela, de hecho la mía tenía una muy similar. El hierro tenía algún que otro desconchón y estaba llenita de polvo. Lo que más me llamó la atención es la cera que cubre el portalámparas: es cera de verdad!!! Así que mientras la limpiaba con agua caliente se fue sola, y no tuve que preocuparme en rascar ni lijar. Ese fue el primer paso: limpiar todo bien con agua caliente y jabón, después dejar secar al sol. Lo siguiente fue lijar con lana de acero toda la lámpara, para igualar los desconchones. Le dí 2 capas de imprimación universal (lijando entre una y otra) y finalmente rematé con un esmalte. El acabado no me gustó, ya que el esmalte la dejó demasiado brillante (la que me inspiró la recordaba mate!), así que lijé de nuevo y le dí una capa de imprimación blanca que quedó mate y suave al tacto. Para la pantalla me volví loco buscando alguna bien de precio, y lo más económico que encontré fue esta de Leroy Merlin, que me gustó muchísimo:

Una vez montada su pantalla decidí tapar el cilindro donde antiguamente estaba la cera con una cuerda natural para darle un toque más rústico e integrarla a la decoración de casa (mezclas raras entre actual y "añejo"). Para pegar la cuerda utilicé cola termoadhesiva de esa que tanto me gusta, y fue coser y cantar.

Aquí la tenéis acabada y ya en su sitio, en mi rincón de lectura del dormitorio. Si quieres ver como tuneé la otra parte de la estancia

clicka aquí

.

Aunque al final he decidido variar un poco la idea principal (la inspiración que os comentaba) estoy encantado con el resultado y los muchos euros de diferencia (unos 100) entre la original y mi cutre-réplica.

, , , , , , , ,

Reciclar perchero Thonet

12 Agosto, 2013
por Yo no lo tiraria

No me canso de repetir que cuando busco algo.... aparece! (excepto los euromillones)

Quería un perchero Thonet, lo deseaba, e imaginaba en mi cabecita un perchero de pie (el de colgar ya lo tengo y lo tuneó mi madre) de color blanco y decapado.

Algunos os preguntaréis: Qué es eso del perchero Thonet? Os voy a dar una mini-lección, que os permitirá rápidamente reconocer piezas de este estilo: Thonet era un señor carpintero alemán, pionero en la "curvatura" de la madera para el diseño de muebles. Experimentó técnicas para laminar y curvar la madera a fin de obtener formas que evitaran los costosos sistemas de modelado a base de cincel y de uniones mediante ensamblajes. Thonet obtuvo una primera patente en 1841 para el doblado en caliente de la madera, patente que le permitió mejorar su organización a escala industrial. El invento consistía en someter láminas de madera embebidas de cola al calor y la humedad producidos por el vapor, con el fin de obtener una masa compacta, elástica y flexible que había de someter seguidamente a presión y al modelado en formas especiales. Una vez alcanzado el grado necesario de enfriamiento, se quitaban los moldes y la madera se presentaba lista en el tamaño y en el dibujo correspondiente a las piezas de los distintos muebles, que luego se ensamblaban de manera muy simple, por medio de tornillos. Pues eso, las sillas, mecedoras y percheros que veáis con formas retorcidas son de este estilo y realizadas con esta técnica, pero sigamos con mi perchero: Llegó a mí de forma un tanto casual, y enseguida me puse al lío con él. Era así:

Su estado era bastante bueno, aunque llevaba encima varias capas: barniz, pintura verde y finalmente una pintura marrón. En las fotos no se aprecia demasiado, pero el color que veis no es madera, si no un tono "chocolate con leche" que me dolía a la vista.

Tenía un poco de carcoma y las patas bailaban, pero eso era lo de menos. Con un tratamiento (y su posterior cuarentena envasado) y apretando un poco los tornillos quedó listo para entrar en chapa y pintura.

Me encanta tunear objetos pequeños, es fácil y rápido, no ocupas media casa (y parte de la calle) y en unas horas tienes el resultado ante tus ojos.

Como siempre le dí un lijado. Con tantas capas de pintura a lo largo de su vida estaba lleno de "chorretones" que rebajé. Para el cuerpo lo hice con la "mouse", y los brazos y patas con las manitas y lijas de distintos grosores, rematando la pieza entera a mano con una lija al agua para un resultado suave al tacto.

Siempre digo que no hay que matarse a lijar cuando uno después lo va a pintar, lo más importante es abrir poro para que la imprimación agarre mejor, y en este caso disimular chorretones y brochazos de capas anteriores.

Como veréis en la siguiente foto fui dándole la imprimación que os hablaba con una paletina y acto seguido repasaba con rodillo de lacar para que no se notaran los brochazos. Fue coser y cantar.

Una vez seca la imprimación (abajo foto izquierda) lijé de nuevo suavemente para preparar el terreno a la laca. Se aprecia en las siguientes imágenes que una solo tiene imprimación y la otra ya está lacada.

Y como en mi habitación tengo algunos detalles decapados, como las butacas que os enseñé aquí , pensé que el perchero quedaría bien, y también lo "desgasté" en cantos y salientes con lija a mano, y lo he puesto en el rincón "salita" de mi habitación, sustituyendo la lámpara que reciclé y os mostré hace tiempo por este perchero, más útil y decorativo.Si quieres ver el resto del dormitorio clicka aquí.
, , , , , , , , , , , , , , ,

Espejos Malma envejecidos

Cuando os enseñe

estos Malma

que tengo en mi dormitorio para mantener ordenados los collares y colgantes, os conté que al mismo tiempo también transforme otros que puse en una de las paredes del salón. En este caso, además de pintarlos, también les di un aspecto envejecido:

Para conseguir este aspecto, necesitamos:

- Pintura del color elegido (en mi caso utilice un blanco roto).

- Imprimación.

- Lija de grano fino.

- Cera para muebles.

- Betún de Judea.

- Pincel o brocha pequeña.

Y el paso a paso es muy sencillo:

- Lijamos suavemente toda la superficie de madera del espejo y limpiamos con un paño que no suelte pelusa.

- Aplicamos una capa de imprimación y al menos otra de pintura (dependiendo del color elegido y del color de la madera podrían ser más).

- Una vez seca la pintura, con una lija de grano fino desgastamos algunas zonas del espejo de manera irregular y limpiamos con un trapo.

- Finalmente aplicamos una mezcla de cera para muebles y betún de Judea en toda la superficie, dejamos secar brevemente y retiramos el sobrante con un trapo limpio.

Notas:

- Si tapáis la superficie del espejo con cinta de carrocero evitareis que se manche con la pintura.

- Siempre lo digo, pero yo uso imprimación y pintura al agua porque se limpian fácilmente y no huelen. Me resultan mucho más cómodas de utilizar que las sintéticas, pero si preferís estas últimas también pueden utilizarse.

- Podéis graduar el aspecto más o menos envejecido utilizando mayor o menor cantidad de betún en la mezcla con la cera para muebles. Siempre podéis empezar envejeciendo poco y si veis que os gusta el efecto aplicar una segunda capa para intensificarlo.

Como veréis el procedimiento en muy sencillo y lo podéis seguir para envejecer cualquier superficie de madera (muebles, marcos de fotos, cajas de fruta...).

Espero que os haya gustado la idea y si la ponéis en práctica me encantaría que me lo contaseis y colgaseis las fotos en

mi muro

de

Facebook

. Y si os apetece ver muchas más ideas con espejos

Malma

, podéis echar un vistazo a

este tablero

en

Pinterest

.

Besos,

Pd: nos vemos el miércoles con un nuevo post (y toca receta fácil fácil de las mías ☺).

, , , , , , , , , , ,

cómo decorar un espejo con tela II

25 Junio, 2013
por Telas, Cajas y Tinajas
Bueno, después de la entrada de los espejos de calacas mejicanas que publicamos hace un tiempo, ya sabéis lo fácil que es decorar un espejo con tela, ¿no?

Pero si todavía no os convencimos, a ver si con una preciosa tela de niños y niñas japoneses como ésta os animáis:

El paso a paso, super fácil:



  1. Aplicando calor con un secador, quitamos la pegatina del espejo (¡¡¡TRUCO INFALIFLE!!)
  2. Lijamos para que se adhiera mejor la solución de cola blanca y agua para pegar la tela
  3. Tomamos las medidas al espejo y las marcamos con un lápiz
  4. Pasamos un pincel empapado en la solución sobre las marcas del lápiz. Cuando esté seco, podremos cortar sin que se deshilache la tela (otro ¡¡TRUCO INFALIBLE!!)
  5. Damos una capa de la solución de cola y agua por todo el espejo, sin que queden huecos, y sin echar demasiada cantidad
  6. Con cuidado, posamos la tela al espejo y la vamos alisando para que no queden burbujas

Así podemos tener un precioso espejo de forma fácil y rápida.



¿Quién se anima?