Renovación baño sin obras + estante pared DIY

¡¡Buenos días!!
Llevaba un tiempo sin aparecer por el blog, pero es que el verano me deja sin ganas apenas de hacer DIY”s. Vivir en esta zona del mediterráneo y sin aire acondicionado, solo me hace estar fuera de casa para combatir el calor…
Pero hoy os traigo un post que no tenía para nada planificado y me surgió de un momento a otro cuando realmente iba a Ikea a comprar un armario para una habitación, jajaja. Fue surgiendo de una cosa que quería hacer, a ir pensando cambio tras cambio conforme iba avanzando, que es lo mejor de todo.
Os enseño cómo he cambiado mi cuarto de baño sin ningún tipo de obra (¡ni siquiera un agujero en la pared!), y por menos de 100 euros. La pena es que no tengo foto completa del antes, pero con el proceso podéis haceros una idea.

Lo primero que pensé en hacer fue en eliminar el bidé, ese sanitario que tenemos olvidado y nadie usa… y claro, si lo quitaba, el suelo de alrededor iba a quedarse bastante feo por los restos de silicona, etc, que no eran pocos. Así que aunque quería poner un armario en su lugar, porque me hacía bastante espacio en el baño, no era suficiente.
Conclusión: cambiar también el suelo, que por cierto no me gustaba nada porque era bastante sucio al ser tan clarito. Además las juntas necesitaban un blanqueamiento también…
Opté por uno vinílico en color gris, que me costó bastante, bastante económico, y además son súper fáciles de colocar. Lo único que hay que tener un poco de cuidado al medir y cortar con mucha exactitud en todos los bordes que van a la pared, porque normalmente ninguna habitación está hecha milimétricamente cuadrada con sus ángulos de noventa grados, que es el único incordio que encontré aquí.

Lo demás, limpiar bien el suelo y dejarlo sin restos de polvo, empezar desde el centro de la estancia e ir pegando uno tras otro bien alineados.
Ni siquiera quité los sanitarios, en este caso, lavabo y wc. Simplemente se cortaron más o menos a medida marcando la forma antes en papel y después levantando un poco la zona pegada al suelo para meter el suelo vinílico un poco por debajo.
Como consejo, creo que habría sido más fácil quitar los sanitarios, pero oye, a mí, aunque haya sido más follón, me ha quedado estupendo así y el tiempo que habría tardado en quitarlos habría sido el mismo o incluso más. 
Eso sí, paciencia, e ir probando, cortando un poquito…hasta encajarlo.
Compré una masilla de silicona en color gris para las pequeñas juntas separadas que hubieran quedado, que fueron dos o tres, y ya estaba el suelo listo, en unas horitas de nada.

Ahora viene lo mejor, no acabo de dejarlo perfecto cuando ya estaba visualizando el siguiente cambio sin haberlo imaginado antes, y es que cuando hay algo que no pinta nada, y ya has empezado, es imposible parar y la imaginación es como que trabaja más rápido y mejor.
La bañera…a mí me encanta la bañera y jamás la cambiaría por una ducha, pero esos azulejos de abuela, no, gracias, eso ya no tenía lugar en este cuarto de baño…Así que me acordé del papel pintado que tenía y que también utilicé para el baúl de la terraza que os enseñé hace un mes.
No tengo fotos del proceso porque todo esto lo hice sobre la marcha y ni caí la verdad…
Pero nada, pegué con la cola de empapelar, corté con cuidado a la medida y en 15 minutos bañera nueva. Todo fue en la misma tarde-noche.
Una cosa menos…Suelo cambiado, armario en lugar del bidé a medio montar, bañera renovada…y ¡¡no!! Encima de la bañera hay otro dichoso azulejo que estaba deseando tapar en todo estos años…
Así que al día siguiente me puse manos a la obra, y con materiales que tenía por casa se me ocurrió otro DIY para solucionar ese problema.
Materiales para el estante de la bañera:
– Papel pintado (el mismo de la bañera)
– Lámina de propileno (Me encontré varias nuevas y con sus plásticos protectores hace años en la basura y aún me queda)
– Listones de madera ( basuriles también)
La cuerda que en principio la iba a usar para enganchar el estante al final no la utilicé.
Medí la zona del dibujo en el azulejo para más o menos hacer el estante de este tamaño. 
Corté los cuatro listones de madera a la medida y los atornillé formando la estructura.

Lo siguiente que hice fue, tras cortar la lámina de polipropileno, que iba a utilizar de fondo, a la medida, la encolé y le puse el papel pintado.

Una vez puesto y forrado, lo clavé a la estructura de madera por la parte de detrás.

Y el último toque fue ponerle un decorado con washi tape tropical en el borde pegado a la pared, para así también dejar más curiosa esa parte y que no se viera el borde del plástico.

En lugar de colgarlo con la cuerda, usé el adhesivo No más clavos, que funciona bastante bien para cosas no muy pesadas.
Seguí terminando de decorar añadiendo otros lienzos que tenía por casa, plantas…
La verdad que al ser un estante bastante estrecho a la hora de la ducha no molesta, y si el washi tape se acaba despegando, se coloca otro nuevo en unos segundos…
Y el papel es resistente al agua por lo que no hay ningún problema.

Pasé de tener un baño de abuela a un baño bonito con un gasto mínimo, algo de imaginación y maña, ¡y unas 24 horas!
Para que quedase perfecto a mi gusto podría tener los azulejos blancos, pero no me acabo de fiar de la pintura en azulejos de baño, con el agua y la humedad que cogen, y a parte no me disgusta del todo el tenerlos así con ese efecto “marmolado”. Así que puedo decir que el baño ha llegado a su fin de cambios en un buen tiempo…
¡Es pero que os haya gustado!
Que al otro aseo también le tengo que meter mano y le espera otro cambio más brusco todavía…Y ese sí que lo llevo en mente desde hace tiempo ;).

Lee el post original

Otra funda para Ikea

Me está gustando esto de vestir MUEBLES. Sobretodo si es con telas bonitas, si el mueble no es muy caro (a riesgo de que la cosa quede peor) y si se trata de un diseño de Ikea. Dime lo que quieras, pero después de desnudar varios de estos muebles suecos, soy una admiradora number one. Está todo tan bien montado, con técnicas sencillas, sin piezas complicadas que se entrecrucen… Su pensamiento es simple y los muebles están diseñados para que su estructura sea más fácil de montar que cualquier juguete la mañana de Reyes.

Después de intentarlo con las sillas de comedor modelo HENRIKSDAL cuyo tutorial y patrón lo podeis descargar AQUÍ, no me lo he pensado dos veces. Seguro que reconocereis el popular sillón SOLSTA OLARP, o no, pero si os enseño una foto seguro que sí. A que muchos lo tenéis por casa?

Pues en mi caso, esta butaca forma parte de la DECORACIÓN de mi habitación. Desde el año pasado estoy modificando toda la casa, con muebles nuevos y colores. Mis hijos ya son mayores y puedo permitirme detalles que antes acabarían rotos, con manchas de todo tipo o usados a modo de juguete. Ya sabéis de lo que hablo, no?

Pues bien, entre pintar paredes, poner papel pintado, coser cortinas y tapizar el cabezal, llegó el momento de la butaca. Debido al uso y el paso del tiempo, la tela que la recubre estaba llena de manchas y era necesario hacer un cambio de tejido. A continuación os detallaré con imágenes y breves INSTRUCCIONES el paso a paso de este antes y después:

El sillón consta de dos piezas: la estructura y el cojín. Éste está sujeto por una tira de tela cosida y grapada a la base de la estructura, que es lo primero que hay que DESGRAPAR. Siguiendo con la tela del respaldo delantero que va sujeta al asiento. También es necesario retirar las múltiples grapas de la parte inferior que tensan la tela trasera del respaldo. Para facilitar el trabajo, desenroscar primero las patas de madera. Es importante que las grapas salgan enteras para no dejar restos puntiagudos en la superficie.Con la funda ya suelta, toca ponerse con los patrones. Yo tuve que fusilar las piezas originales, pasando a papel cada una de las partes de la funda. Aquí lo tenéis fácil y os ahorrareis mucho tiempo, podéis descargar el PATRÓN con un simple CLICK.

Impreso el patrón, es necesario calcar cada pieza en papel y colocar la tela para el CORTE siguiendo las instrucciones que se indican en el archivo descargable. La costura no tiene complicación ninguna. Y si se necesita ayuda para aclarar el montaje siempre disponéis de la funda original para ver cómo van unidas las piezas.

NOTA. La nueva funda que se crea recicla la pieza negra del cojín que va unida a un lado de la cremallera. Esta pieza por lo tanto no aparece en el patrón porque se usa la original.

Las piezas que forman el COJÍN son bastante sencillas. Prestar atención únicamente a la costura de la tira que va a ir grapada a la estructura del sillón. Os recomiendo el remallado de todo el contorno de esta tira antes de su costura al cojín.

Cuando la funda de la ESTRUCTURA ya esté lista, es necesaria mucha paciencia para colocarla. Esto es así porque la pieza que coseis queda muy justa y tensa, aspecto ideal para que el resultado sea perfecto. Si hace falta, se rectifica la colocación por si ha quedado torcida o descentrada.

Una vez colocada correctamente toca GRAPAR a tope. Primero se colocan los puntos principales de forma opuesta, para que no sobre tela, y posteriormente se rellena con grapas todo el contorno de la tela. Como se muestra en las fotos, he remallado los márgenes tanto del bajo como del asiento, para que quede más limpio. Cuando grapes lo agradecerás.

Lo último en grapar es la tira de unión del cojín a la estructura. Asegurar antes muy bien la colocación de éste para que no quede torcido respecto a los brazos del sillón. El ACABADO de la butaca será cuando ya coloquemos de nuevo las patas, enroscándolas en los huecos correspondientes.

Pues esto es todo, el resultado es sorprendente y os deja un buen cuerpo que ni os cuento. El mismo que me quedó a mi contemplando mi nuevo sillón para la habitación.

Como podéis ver es muy sencillo y más contando ya con el PATRÓN en formato Pdf descargable que os dejo a continuación:

PATRÓN BUTACA SOLSTA OLARP

Sólo me queda por listaros los MATERIALES (por butaca):

1,5 metro de tela loneta o algodón grueso de 1,50 metros de ancho

1 grapadora de tapizar con sus correspondientes grapas que no superen 10mm de largo

Me encantaría ver vuestras creaciones, y si las compartís en redes o en vuestros blogs sería genial que adjuntaseis el hashtag #butacasolstaolarpmamacosesola, así le seguiré la pista.

No te lo pienses, a por tu butaca!

eLISA

La entrada Otra funda para Ikea se publicó primero en .

Lee el post original

Tendencias Muebles para el baño

Después de analizar las últimas tendencias en revestimientos para el baño y aportar ideas para reformar y modernizar el cuarto de baño, hoy vamos a centrarnos en uno de los elementos clave de este espacio, el mueble.  Los muebles de baño se han transformado tanto en las últimas temporadas que en nada se parecen a los sencillos diseños de hace solo una década, aquí podéis encontrar alguna ideas.

Hay tanta variedad de muebles de baño que es imposible no encontrar algo de tu estilo y presupuesto. La aparición de nuevos materiales y técnicas ha permitido fabricar muebles cada vez más originales, funcionales y duraderos. Los diseñadores más reconocidos por su parte, también han apostado por incorporar mobiliario de baño a sus colecciones, convirtiendo algunas piezas en objetos de deseo.

mueble-baño
Fotografía: foto&mohito

El solo hecho de cambiar los muebles de nuestro baño aporta un aire nuevo y conseguiremos actualizar su imagen. Si no cuentas con presupuesto para una reforma completa del baño, una de las soluciones más rápidas y que mayor efecto causa es sin duda el cambio de los muebles. Tanto el del lavabo como armarios o cajoneras auxiliares.

Si estás pensando cambiar uno o todos los muebles del baño y no sabes qué tendencia va con tu estilo, hacemos un repaso por las últimas novedades. En total, vamos a destacar 8 tendencias en mobiliario para el cuarto de baño que todo el mundo que esté en búsqueda activa debe tener en cuenta:

1. Madera natural: los bajo lavabos, cajoneras o armarios de madera al natural, con el tratamiento mínimo, es una de las tendencias más actuales y versátiles en la decoración del baño. Cuanto más sencillas sean sus líneas mejor se adaptará a cualquier estilo. Su color natural y su calidez lo hacen irresistible.

mueble-baño
Fotografía: Simon Whitbread
mueble-baño
Fotografía: Eve Wilson

2. Mármol + Madera: esta combinación funciona muy bien en baños de estilo nórdico y rústico. Si estás pensando instalar una encimara de mármol, la madera será perfecta para el muebles que va debajo.

mueble-baño
Fuente: Heather Bullard

3. A todo color: el color se ha ido incorporando poco a poco en el diseñó de muebles para el baño en el ultimo año hasta convertirse en todo un imprescindible de los baños más actuales. Suelen tener líneas minimalistas y los colores van desde el azul eléctrico al verde bosque o el rosa empolvado.

mueble-baño
Proyecto: Diego Revollo
mueble-baño
Vedi Scheda Progetto

4. De obra: los muebles de obra siempre han tenido cabida en el baño, pero esta temporada vienen además con diseños más funcionales y materiales más actuales. Es el mejor recurso para el mejor aprovechamiento del espacio.

mueble-baño
Fotografía: Filippo Bamberghi

5. Vintage: Si encuentras un mueble bonito de la década de los 50 o 60 puede ser una elección muy original para el baño. Es muy sencillo integrarlo con el lavabo y solo es necesario aplicar un tratamiento adecuado para la humedad.

mueble-baño
Nice Makers
mueble-baño
Fuente: Sarah Sherman Samuel

6. Tiradores de cuero: si los tiradores de cuero se instalan en todo el mobiliario de la casa, ¿por qué no también en el baño? Esta tendencia llega también a los cajones y puertas del cuarto de baño y lo transforman en un espacio mucho más cálido.

mueble-baño
Fotografía: Tom Ferguson

7. Efecto piedra: el granito o el terrazo se convierten en el estampado perfecto para los muebles del baño sin necesidad de dejarse un ojo de la cara o cargar con su peso. El secreto está en los nuevos paneles de DM a los cuales se les puede aplicar el efecto que deseemos (madera, piedra, metal, etc).

mueble-baño
Fuente:  EKBB

8. Con relieve: no es de mis tendencia preferidas pero he de reconocer su originalidad. Los muebles con relieve: líneas, capitoné o formas geométricas se ha convertido en la tendencia perfecta para los baños con diseños contemporáneos o clásicos renovados.

mueble-baño
Fuente: Super Front
mueble-baño
Fotografía: Felix Forest

¿Cuál es tu mueble para el baño preferido?

Lee el post original

Cómo decorar una habitación con tus series favoritas

A la hora de decorar una habitación es importante que los elementos elegidos sean significativos para la persona que va a hacer uso de ella. Es por esto por lo que son muchas las personas que optan por incluir en la decoración de sus estancias motivos de series, juegos o películas que les gustan o representan.

Como cada vez somos más seriéfilos (y digo somos porque desde luego me incluyo) gracias a las nuevas plataformas y la gran cantidad, variedad y calidad que hay en las series de hoy en día, en el artículo de hoy veremos algunos consejos para decorar una habitación con motivos de tus series favoritas.

Decorar con elementos de Juego de Tronos

Algunas de las temáticas más populares en los últimos años son la aclamada serie Juego de Tronos o Stranger Things, algo más joven pero también muy bien recibida. Seguro que eres seguidor de una de ellas o de ambas, así que sigue leyendo 😉

Juego de Tronos

Es, sin duda, una de las series más vistas y comentadas en la actualidad. Aunque su fama se originó con los libros y siguió con la serie, actualmente es un fenómeno que traspasa la pantalla y el papel. Actualmente, gracias al merchandising, es posible encontrar un sinfín de objetos, cuadros o posters que podemos introducir en nuestras habitaciones.

Cómo decorar una habitación con tu serie favorita

Vía Pinterest

Así mismo, se trata de una temática que puede dar mucho juego a la hora de decorar. Una buena idea es decantarse por un solo reino y establecer el estilo en función de su estética. Por ejemplo, si nuestra trama favorita es la de Khaleesi, deberemos decorar la habitación en tonos cálidos, introduciendo pinceladas de azul celeste o blanco en la ropa de cama o las cortinas, ya que se trata de colores característicos del vestuario del personaje. Así mismo, es importante integrar algunos elementos destacables, como referencia a los huevos de dragón o imágenes de estos particulares seres mitológicos.

¿Has pensado en una fiesta temática de Juego de Tronos?

Decorar una habitación con tu serie favorita

Vía eHow

Si, por lo contrario, nuestra casa favorita es la de los Stark, deberemos añadir elementos de los característicos lobos que los identifican. Una posibilidad puede ser la inclusión de vinilos con las siluetas de estos animales. Por otro lado, la paleta de colores de esta decoración se basará en tonos blancos y grises oscuros o negros, ya que son los colores que representan a Invernalia.

Así mismo, podremos apoyar la decoración con cuadros o fotomurales de las escenas que más nos gusten de la serie.

Stranger things

Se trata de una serie que ha captado la atención de adultos y adolescentes. Si lo que queremos es decorar nuestra habitación con motivos de esta trama de ficción no puede faltar el particular abecedario pintado en la pared. Para eso, deberemos dejar una pared libre para escribir las letras y colocar las bombillas de colores. Una buena idea es situar estos elementos en la pared en la que se encuentre el cabecero de la cama.

Consejos para decorar una habitación con tu serie favorita

Por otro lado, otra de las claves para este tipo de decoración será la ambientación ochentera. Para ello una buena idea es recuperar elementos de esta década. Esto nos dará libertad para aportar particulares toques que harán única nuestra habitación. Podrás encontrar este tipo de muebles y textiles en tiendas de antigüedades o de segunda mano. Así mismo, puedes rescatar viejos objetos que guardes en el desván o el trastero y que coincidan con la estética deseada.

En cuanto a los colores empleados para las paredes y los muebles, la serie se caracteriza por una decoración en tonos cálidos. Así mismo, una buena idea puede ser usar papel pintado de formas geómetricas para decorar las paredes.

Detalles de tus series favoritas

Vía Pinterest

¿Te animas a decorar una habitación ambientada en tu serie favorita?

¿Cuál de las dos series prefieres para decorar tu casa?

El artículo Cómo decorar una habitación con tus series favoritas es original de Decorar Mi Casa, blog de decoración – Blog de decoración de interiores. Ideas para decorar tu casa. DIY & inspiración

Lee el post original

Baúl estilo Coastal

Buenos días! Feliz Viernes Handmade!! ◠‿◠

Con la llegada del verano nos apetecen crear DIY´s con estilo costero y siendo el tema del Reto Handmade de este mes os traigo  un baúl de madera decorado con elementos marinos ;)

Pero no sólo eso, también con esta entrada me uno al reto “Versioname” que organizan las “Pulpitas Creativas” ^^ donde por sorteo nos tocaba versionar el trabajo de un blog compañero y a mi me han tocado mis queridos Sandra y Dani de SandriCreaciones, después de mirar y mirar las cosas tan bonitas que hacen me decidí por versionar su entrada de “Artesanía Marina” ^_^
Pinchando en la imagen podéis ver el paso a paso que ellos realizaron y el que me sirvió de inspiración para hacer mi baúl ;)
También podéis ver el resto de participantes a partir de las 21:00
en el Blog de MyriamIdeado a mano pinchando aquí ^_^

Necesitaremos:

★ Caja de madera

★ Palos finos de goma eva
★ Pintura a la tiza
★ Cuentas de madera
★ Cuerda de yute
★ Silicona caliente
★ Pasta de modelar
   
Paso a Paso:

1. Bueno mi cajita era un poco diferente a la suya, así que en mi caso lo primero fue pegar unos palitos de goma EVA en la caja para darle el aspecto de baúl, algunas cajas ya traen esta decoración pero como la mía no la traía las musas se pusieron a maquinar ^^

2. El siguiente paso era darle color, como quería que fuese de estilo Coastal le di una mano de pintura blanca a toda la caja, palitos incluidos.

Y luego, una vez seca pinté los palitos en un tono verde menta para que resaltaran, además con el pincel más o menos seco también di pequeñas pinceladas en verde a toda la tapa.

3. Llega la parte de crear la red de pesca para decorar la caja, cogemos cuerda de yute y cortamos 5 grupos de dos cuerdas, las sujetamos con un trozo de cinta de carpintero a la mesa de trabajo y vamos haciendo los nudos como muestran las imagenes ;)

Entre nudo y nudo podemos intercalar cuentas de madera en la misma tonalidad de la caja ;)

4. Luego queda crear las figuras marinas para complementar la decoración, podéis usar moldes si tenéis o como en mi caso modelarlos a mano ^^

También podéis ver con más detalle este tipo de figuras en el “3 en raya estilo costero” ;)

Finalmente vamos colocando los elementos sobre la caja y pegándolos con la silicona caliente…

y… ta chan!!! Baúl estilo Coastal acabado!  ◠‿◠ una manera sencilla y muy veraniega de darle un toque de color a una cajita para decorar cualquier rincón o para regalar ;) 
Espero que os haya gustado mi propuesta para esta semana y ahora a disfrutar del veranito! ^^

Y como cada finde os invito a dejar vuestras propuestas handmade de la semana ;)
Recoradad!
1. Mencionar en vuestra entrada que participáis en el: “Viernes Handmade de Little Kimono
2. La la entrada debe ser un handmade vuestro publicado durante la semana en curso.

3. Dejar tu comentario aquí y visitar algunos de los blogs de las compañeras participantes en el Viernes Handmade, les hará ilusión ver vuestro comentario ;)

Enlazad pinchando en el botón azul de abajo “Add your link

 

Por último os recuerdo:

❣ El reto handmade ““Estilo Coastal” podéis publicar desde ya y hasta el día 15 de Julio.

❣ El reto Amistoso Nº102 con el tema “Unicornios” inscripciones hasta hoy 29 de Junio, me hará mucha ilusión veros allí! ;)

No olvidéis suscribiros para recibir en vuestro mail los DIYs del verano ;)

Me llevo mi entrada al finde frugal de Marcela y al Handmade Monday de Julie ;)

Nos vemos el próximo Viernes con más ideas handmade!! 

 Un beso!

Lee el post original

DIY Mesa con baúl

¡Buenos días!
Aquí estoy otra semana más para enseñar un nuevo DIY desde cero. 
Como ya he comentado varias veces estaba con la decoración de la terraza en proceso, pero es que claro, mis procesos pueden ser eternos, porque cuando acabo lo que se supone que me faltaba para dejarla perfecta, se me ocurre una cosa nueva, y como espacio no me falta, y ganas tampoco… pus voy sumando DIY”s a la lista! Así hasta que acabe el verano! 
Os enseño mi nueva mesa-baúl para poder guardar todas las maderas que tenía por ahí tiradas y poder colocar platos cuando se hagan barbacoas!

Hace unos meses me encontré tres estructuras como ésta en un contenedor, y yo, pensando que las iba a utilizar para fabricar unas jardineras con palets, al final se fueron quedando a la espera.

Acabé tirando dos y quedándome sólo con una, hasta que el otro día se encendió la bombilla.
También desde hace años, no meses, que tenía unas placas de polipropileno que también me había encontrado en mi divino contenedor de entonces. 
Eran bastante grandes para poder tapar todos los laterales de la estructura y resistente para el exterior, ¡así que perfecto!

Con todas las maderas de palets desmontados que tenía en casa, para hacer las supuestas jardineras, las fui colocando en la base superior y marqué la medida para cortarlas con la caladora.

Una vez todas cortadas, las teñí con aceite de teca, como el resto de muebles de la terraza.

Se unieron todas, a cierta distancia unas de las otras, con dos listones largos y clavos.
Ya estaba la base lista.

El siguiente paso fue cortar todos los laterales de polipropileno a la medida. 
¡Muy rápido con el cúter!
Les repartí cola por los tres laterales visibles para colocarles papel de pared con efecto ladrillo.
Eran restos de un papel de pared que me dieron, ¡así que otro ahorro más!

Al secarse fui cortando todos los bordes sobrantes con el cúter.
En la parte frontal lo hice uniendo tres trozos al ser una parte grande.

Y una vez todos los laterales cortados y forrados, los uní a la estructura con la grapadora.
¡Una forma rápida, que ni siquiera se ve, resistente y fácil!

Ya tengo mi mesa auxiliar con baúl lista para usar.

Aquí tenéis la muestra de que en el interior escondo maderas hasta arriba.
¡Así me es imposible dejar la cabeza quieta en algún momento!

Cómo me gusta cuando hago un DIY totalmente diferente a lo pensado y me acaba gustando tanto como éste, sobretodo porque es súper práctico!
Que tengáis una buena semana y nos vemos en mi siguiente DIY, que no estoy segura del todo de cuál será…

Lee el post original

cabeceros infantiles diy nuevo producto

¡Hola! Hoy os traemos dos cabeceros infantiles diy nuevos para que los personaliceis como querais, uno con forma de montañas y con unos pinos silueteados y otro en forma de casita, con su techo con chimenea y su ventana que se pegan encima del cuerpo de la casita, para que podais darle más de un […]

The post cabeceros infantiles diy nuevo producto appeared first on Lagoa.

Lee el post original

Tres DIY para renovar tus lámparas

 

Las lámparas forman parte de nuestra decoración, son un elemento decorativo que tiene gran relevancia a la hora de embellecer ambientes. Además de ofrecernos un buen sistema de iluminación, las lámparas nos aportan elegancia y estilo en ciertos rincones o estancias de nuestro hogar.  Por ello, hay que darle la importancia que ellas se merecen, pues en muchas ocasiones son las protagonistas y punto de partida a la hora de decorar un espacio.

Una antigua lámpara pasada de moda, si le dedicamos un poco de tiempo puede convertirse en una pieza completamente renovada. Con una mano de pintura o un cambio de pantalla, se transformará en la nueva protagonista de la estancia.
¿Quieres saber cómo hacerlo? Te traigo tres DIY diferentes para renovar tus lámparas con pintura. 

 

1.- Con pintura en spray

Pintar con pintura en spray nuestras lámparas es la solución definitiva para renovarlas, es una forma rápida, y económica. Existe una gran variedad de pinturas en spray para todo tipo de necesidades y especialmente para gran variedad de superficies.
Son pinturas que secan muy rápido, perfectas para utilizar en objetos que tienen mucha textura o recovecos complicados de pintar.  Con la pintura en spray conseguimos unos resultados uniformes y sin marcas de brocha.

 

 

Hemos elegido dos tipos diferentes de pintura en spray para nuestras lámparas. Para una de las pantallas se ha elegido pintura Chalky Finish en el color blanco tiza.
Para la otra, nos hemos decantado por un toque de color y textura diferente, un esmalte ultra-brillante en color verde agua, especial para muebles de cocina o baño.
Como podéis observar en la foto, la pintura en spray es perfecta para nuestro tipo de lámpara, pues cubre perfectamente todas las zonas que con una brocha nos resultaría muy complicado.
Es importante proteger muy bien la zona donde pintemos y especialmente respetar los tiempos de secado si optamos por aplicar varias capas.
Y este es el resultado final
2.- Con Chalk Paint
En este segundo ejemplo os mostramos un aplique de pared metálico en color dorado.  El aplique tiene un diseño y tamaño perfecto, pero el color dorado le añade demasiado impacto visual en la zona donde está ubicado.
Para aligerarlo hemos optado por pintarlo con pintura Chalky Finish color crema. Esta pintura es perfecta para pintar sobre cualquier superficie sin imprimación y  su efecto empolvado le da un toque muy vintage.
 
Una vez seca la pintura para conseguir ese aire más vintage, pasamos una lija fina y decapamos algunas zonas. Insistiremos más en los relieves para dar sensación de  volumen.
Al decapar con la lija mostraremos a la vista el dorado inicial de la lámpara, consiguiendo así un aspecto mucho más sutil.
 
Para terminar y proteger nuestro aplique, aplicaremos cera. Hemos utilizado cera de patinar en color oscuro. Aplicaremos con brocha o un trapo de algodón limpio por toda la lámpara, insistiendo más en aquellas zonas que deseemos envejecer más.
 
 
 
3.- Con tinte para madera 
Y por último, os muestro un ejemplo para cambiar el aspecto de una pantalla y darle un aspecto diferente a nuestra lámpara.
La base de esta lámpara era de color azul y no se utilizaba. Se recicló y pintó con chalky finish color teja y crema para colocarla en un lugar muy concreto. La pantalla que tenía era completamente blanca y por supuesto, no encajaba en la decoración.
 
El primer paso es delimitar las zonas de la pantalla que vamos a pintar con cinta washi para no manchar el resto.
A continuación, utilizamos chalky finish color teja como la base de la lámpara para pintar la zona superior e inferior de la pantalla.
Una vez seca la pintura, vamos a teñir la pantalla de un color  más oscuro. Para ello vamos a utilizar tinte al agua para madera color roble.
En un frasco de cristal mezclaremos agua y tinte dependiendo del tono que queramos conseguir. Hay que tener en cuenta que al ser al agua cuando lo aplicamos quedará un tono oscuro, pero al secar, el tono del tinte será más claro.
Podemos aplicarlo con brocha o como en mi caso con trapo de algodón en forma de muñequilla para no dejar marcas. Si al secar el tono es demasiado claro, podemos aplicar de nuevo hasta conseguir el tono deseado, siempre dejando secar bien, antes de volver a teñir.
Y este es el resultado final.
 
Con estos tres DIY para renovar tus lámparas, tu rincón favorito volverá a brillar de nuevo de un modo  muy sencillo. Anímate a actualizar tus lámparas y presume de nueva decoración en tu hogar.  
 
Muchas gracias por tu visita 

  Sígueme en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram  YouTube

 

Lee el post original

PROTECTOR CAMA BEBÉ

(function(i,s,o,g,r,a,m){i[“GoogleAnalyticsObject”]=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,”script”,”//www.google-analytics.com/analytics.js”,”ga”); ga(“create”, “UA-42995679-1”, “knitandlove.blogspot.com.es”); ga(“send”, “pageview”);

Cuando los peques de la casa van creciendo tenemos que ir adaptando su habitación a la nueva etapa, es por eso que desde el inicio pusimos los muebles sencillos e imprescindibles para esa primera etapa y luego ya adaptaríamos su habitación a la nueva etapa. Y menos mal que no nos gastamos una fortuna en una cuna, porque al año de dormir en ella ya no la quería ver y se volvía loca si la metías dentro despierta, es ahí cuando decidimos hacer la inversión de una buena cama que le durara años y que la disfrutara desde el primer momento.
La cama por la que optamos fue de la casa Flexa y no podíamos estar más contentos, es sencilla, súper cómoda y segura para la peque al ser bajita y con los cantos redondos.

Pero no se si a vosotros os pasa igual que el peque se da cocos con la cama porque se mueve mucho y aunque le pongas cojines de protección, se acaban moviendo de sitio. Así que decidí mirar algún protector de cama que no fuera muy caro y que fuera un poco acorde con la decoración. 
Al final decidí hacerle uno yo, pero era muy laborioso, hasta que ví los ovillos de Maxi Cotton de la Web de Maria Trapillo y no lo dudé. 
En el tutorial de hoy os muestro como hacer un protector de cama muy sencillo y bonito, os doy dos opciones hacerlo más liso o más redondo y también si lo queréis hacer de uno o dos colores, y lo mejor de todo, es que se hace en un momento y  queda precioso en su cama.

Lee el post original

DIY Hamaca colgante

¡Buenos días!
Como ya comenté en el anterior post estoy poniendo a punto la terraza y poco a poco la voy terminando.
En el mismo rincón de la mesa del otro día quería hacer esta hamaca que veis en este post para terminarlo, ¡así que no te lo pierdas!

Lo único que hace falta para hacer una hamaca de este tipo es :
– 2m de loneta.
– 4 o 5 metros de cuerda con buen grosor.
– Un listón redondo de madera.
En mi caso como tengo un montonazo de listones en casa que encontré en el contenedor de una mueblería utilizé uno de ellos que ya de por sí era blanco, solamente tuve que cortarle un poco el largo. 
La tela la elegí de Ikea ya que es una loneta muy resistente para soportar el peso y además con el estampado a rayas quedaría bien con el resto de decoración de la zona donde iba a ir colocada.
Para empezar se dobla la tela por la mitad, quedando un metro de ancho, para hacer la forma y poder cortarla exactamente igual.

Se hace un corte diagonal, dejando que mida de la parte de arriba unos 50cm y de la parte de abajo unos 70cm.

Se hacen las costuras. En los laterales la cosemos a unos 5cm y así dejar bastante hueco para luego pasar por ahí la cuerda.

Una veza hechas las costuras, bien resistentes, preparamos el listón de madera, haciendo cuatro agujeros. Dos en cada extremo, de los cuales uno va separado del otro a unos 10 centímetros.

Una vez hecho todo esto ya sólo hay que ir pasando la cuerda por los agujeros y por la tela, haciendo los nudos correspondientes para que no se mueva la cuerda. 
Es muy fácil saber cómo va simplemente con mirar las fotos.
Aunque no tengo foto, la hamaca la colgué con tensores y mosquetones del techo.
Al llevar los tensores puede quedar un poco alta y al sentarse se estira perfectamente incluso para llegar con los pies al suelo.

El toldo y la alfombra también son nuevos de esta temporada, así que he creado por muy poco dinero este rinconcito bastante handmade para poder disfrutar los ratos libres de verano.

Quizás le haga un cojín a juego con la tela que me ha sobrado para darle algo más de forma…

Ahora falta que el dichoso sol de todo el verano no me apague mucho el color negro de la tela…aunque si me pasa, con cambiar simplemente la tela, el resto de trabajo lo tengo hecho :).
¿Qué os parece? Yo tenía unas ganas tremendas de tener una de éstas…y por fín la tengo sin apenas usar mucho tiempo!

Lee el post original