Actualizar una colcha con borlas

Actualizar una colcha con borlas

Hola:

Como parece que hemos cogido carrerilla con la re-decoración de nuestro dormitorio hoy os vamos a mostrar otro diy que hemos hecho, esta vez se trata de una colcha a la que le hemos dado un toque, no se como definirlo……….quizá mas bohemio, motivado en parte por que las medidas que tenía no coincidían con las de la cama 😉

Aunque no únicamente por este motivo, y es que esta colcha era la del “equipo” de mi madre cuando se caso. No se si entendéis el término “equipo”, como se llama en mi tierra; para que lo entendáis es como el ajuar que llevaba la novia. Es una colcha bastante sencilla a la que mi madre bordo unas flores, y que tiene un gran valor sentimental para mi……….además de que me gusta muchísimo 😉 ¿queréis ver como la he tuneado colocándole unas borlas?


Materiales que he necesitado:

  • Trapillo del color deseado
  • Hilos de ganchillo de los colores deseados.
  • Cartón y cinta de carrocero.
  • Anillas y mosquetones.
  • Hilo, aguja, tijeras,….

Ya os aviso que es un diy un tanto laborioso porque hay que coser bastante, y lo más engorroso es que muchas de ellas son cosas pequeñas y no se puede hacer a máquina………..pero por otra parte lo podéis hacer mientras veis la tele o escucháis la radio, pues es bastante mecánico.

Este diy lo hice el verano pasado, por lo que no hay fotos del proceso, pero es muy gráfico y sencillo de explicar, así que espero que se entienda bien.

En un principio pensé en coser directamente las borlas en la colcha, pero como ya me vais conociendo y sabéis que soy muy práctica………….me dio por pensar que pasaría cuando tuviera que lavar la colcha si no podía quitar las borlas.
Una vez que tuve claro que las borlas tendrían que ser de quita y pon y que utilizaría para ello mosquetones y anilla me dio por pensar si coserlas directamente a la colcha, cosa que la dañaria por que tendría que hacer una especie de ojal para enganchar el mosquetón……….idea que se descaro por que quería una reforma que se pudiera deshacer en cualquier momento.

Deje la idea en stand- by en mi cabeza durante un tiempo para que la fuera madurando…………..hasta que un día se me ocurrió que sería buena idea poner un trozo de trapillo cosido a modo de cinta, en la que posteriormente cosería los mosquetones sobre las que irían colocadas las borlas con las anillas ;-D. Y me acorde de un ovillo de trapillo, en rosa fucsia, que compre hace un tiempo, no se para que y que daba vueltas por casa………..además de ese color iría genial con las flores bordadas de la colcha y con el resto de la decoración del dormitorio………………así que una vez tenía la idea clara me puse manos a la obra.

He de deciros que el proyecto desde este momento fue bastante rápido por que unos meses antes ya había ido haciendo las tropecientas mil borlas que decidí colocar ;-D. Ah, que no os he explicado como hice las borlas!!!, bueno pues retrocedo y os lo muestro, aunque hay muchos tutoriales por la red 😉

Lo primero que hice fue cortar un trozo de cartón, lo más rígido posible, de la largura que queramos nuestras borlas, os aconsejo que mejor que sobre que no que falte porque las borlas siempre se pueden recortar después.
Cogemos un trozo de hilo un poco mas del doble de la longitud de nuestro cartón medidor y lo colocamos en el canto superior del cartón, sujetándolo con cinta de carrocero para que no nos moleste mientras hacemos la borla.

Dejando el extremo del hilo en la parte inferior de nuestro cartón empezamos a enrollar el hilo sobre nuestro cartón, tantas veces como queramos, dependiendo de como queramos de gruesas las borlas y dependiendo también del grosor del hilo que utilicemos. Yo creo que di unas 50 vueltas, pero el hilo es de tipo ganchillo y como no tiene mucha caída me quedaron las borlas bastante finas…………..cosas de la inexperiencia 😉

Una vez que tenemos el grosor deseado cortamos el hilo por la parte de abajo, a ras de nuestro cartón medidor y con el hilo que habíamos dejado en el canto hacemos varios nudos cerrando los hilos de nuestra borla. OJO no cortéis estos hilos porque en ellos hemos de atar las anillas para poder sujetar las borlas con los mosquetones posteriormente.

Ahora ya dependiendo del gusto de cada una la podemos hacer de una o mas cabezas, os explico!!!. Yo las hice de dos cabezas, porque me gustaba como quedaban; para ello debéis de coger un trozo de hilo y lo atarlo con varios nudos a la altura de la borla que queráis, formando una especie de cabeza; acordaros de juntar los hilos para evitar que se os vea la borla separada por ambos lados, intentando que os quede lo mas redondita posible.

Si la queréis de dos o mas cabezas, con ese mismo hilo hacer otra cabeza de la misma manera que antes a la altura que queráis. Para finalizar rematar con varios nudos y meter el hilo sobrante entre los hilos de la borla……………y listo borla hecha!!!

Yo decidí usar hilo de ganchillo en varios colores y en degradé…………..que últimamente me encanta ;-)). Intente coger colores parecidos a los tonos de las flores bordadas y utilice varios tonos de hilos, para darle un toque mas bohemio al acabado.

Tras este paréntesis ahora si retomamos la tarea de la colcha donde la dejamos y empece a coser la cinta de trapillo en la colcha. Para que no quedara muy recargada decidí colocar solo la cinta en los laterales anchos, dejando el cabecero y los pies de la colcha tal cual. Medí e hilvane antes de empezar a coser, intentando que la puntada no se me notara mucho………………y un rato después ya estaba la cinta en su sitio 😉

Una vez decidida la distancia que dejareis entre cada una de las borlas llega la tarea mas tediosa de todo este diy y os aconsejo que el programa de TV o la música que escuchéis sea bueno y os guste…………porque a mi se me hizo bastante largo, sobre todo si como a mi no os gusta coser ;-D
Simplemente fui cosiendo los mosquetones donde había marcado y colocando posteriormente cada borla en su lugar correspondiente, alternando colores.

¿Que os ha parecido? ¿Os gusta el apaño que le he hecho?. Y bueno ya os he desvelado también el lugar definitivo del cojín faunístico ;-D

A mi pese al esfuerzo y tiempo invertido me encanta y creo que se disimula bastante bien lo corta que es la colcha.
Me encantan también las alfombras de trapillo, son prácticas sobre todo para el invierno cuando pones el pie en el suelo, para no notar el frío y se lavan en la lavadora sin problema………….es que lo de ser práctica no lo dejo pa ná. ;-D

Espero que os haya gustado, aunque haya sido un poco rollazo de contar 😉

Nos vamos a visitar el Finde Frugalde Marcela y al blog de Kate, ¿os venís a ver el resto de propuestas?

Nos vemos en la próxima. Sed felices

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *