arcillaverde

3 tratamientos con arcilla verde

3 tratamientos fáciles con arcilla verde

Hasta hace poco no había utilizado nunca arcilla verde para cosmética. Si es cierto que una de mis mascarillas favoritas que he usado durante años está hecha con distintas arcillas, pero ya venía preparada en un bote, así que no es lo mismo. Fue a raíz de comprar un envase enorme de arcilla verde (para hacer los polvos faciales) cuando pensé en qué podría usarla. Por supuesto, lo primero que me vino a la mente fueron las mascarillas, pero hay muchas aplicaciones más que yo desconocía.

¿Qué propiedades tiene la arcilla verde?

Su principal propiedad es que es purificante y cicatrizante. La arcilla verde se puede usar sobre pequeñas heridas para curarlas y evitar que se infecten. Al ser purificante, es adecuada para pieles grasas y con impurezas, ya que limpia los poros. Además, deja la piel suave y estimula la circulación. Esto sería más o menos un resumen de sus principales características, pero si buscáis un poco podréis encontrar todos los usos y aplicaciones de este ingrediente.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprarla y prepararla?

Como en todos los productos que vamos a utilizar para cosmética casera, lo más importante es comprarla en un sitio de confianza. Acude a un herbolario o tienda de productos naturales y si puede ser ecológico o bio, mejor que mejor. Merece la pena saber con seguridad de dónde proviene la arcilla y su proceso de extracción antes que ahorrarse un par de euros. Yo utilizo esta arcilla que viene en un envase de 1 kg y como veis es para uso externo (existe otra para uso interno que se bebe). Es un producto que rinde bastante así que no tengáis miedo de comprar un paquete grande porque le vais a dar uso.

Otra cosa que debemos tener en cuenta al utilizar arcilla verde o cualquier otro tipo de arcilla, es no utilizar cuencos ni cucharas de metal para manipularla o prepararla. ¡Esto es muy importante! Utiliza sólo recipientes y utensilios de madera, cristal, gres o plástico, ya que el metal desactiva las propiedades de la arcilla y además la arcilla estropea los metales.

Si es posible, utiliza agua sin cloro para preparar los tratamientos de arcilla. Puede ser agua de botella o agua destilada, no es imprescindible, pero sí recomendable.


Como he dicho al principio, hay cientos de usos cosméticos para la arcilla verde. Hoy voy a compartir aquí 3 tratamientos cosméticos a base de arcilla que he estado utilizando en los últimos meses. Son súper fáciles de hacer, naturales… ¡y funcionan!

Mascarilla facial para pieles grasas

Si tienes la piel grasa y con imperfecciones, la arcilla verde es ideal para ti 🙂 Desinfecta y cicatriza granitos, limpia los poros y alivia la inflamación, además, controla el exceso de producción de grasa de la piel.

Ingredientes:

– 1 vaso de arcilla verde en polvo.
– 1/2 vaso de agua mineral.
– 1 cucharadita de miel.
– 1 cucharadita de aceite de oliva.
– 1 cucharada de zumo de limón.

Preparación:

En un recipiente de cristal o plástico ponemos el agua y disolvemos en ella la miel, el aceite de oliva y el zumo de limón. Cuando esté todo bien mezclado, vamos añadiendo la arcilla poco a poco mientras removemos hasta que se forme una pasta homogénea. Podemos aligerar o espesar la mezcla añadiendo más arcilla o más agua.

Forma de uso:

Aplicamos la mascarilla en el rostro limpio y dejamos actuar 10 minutos. Es normal ir notando la piel tirante conforme se va secando la arcilla. Para retirarla enjuágate la cara con agua templada (puedes también utilizar una toalla facial húmeda o una esponja mojada).

Baño de arcilla

No puede ser más simple, un baño con arcilla verde que elimina toxinas de la piel, cierra los poros y además la deja suave y revitalizada. También va genial si tienes dolores musculares. Y ya si lo preparas después de hacer deporte, mejor aún.

Ingredientes:

– 3 ó 4 puñados de arcilla verde en polvo(si no quieres añadirla con la mano, usa una taza).
– Opcional: aceite esencial favorito.

Preparación:

Llena la bañera con agua caliente (es importante que el agua esté bien caliente pero que no queme, para que la piel absorba todas las propiedades de la arcilla) y ve añadiendo la arcilla en polvo. Se disolverá al contacto con el agua. Añade ahora el aceite esencial si lo deseas.

Forma de uso:

Métete en la bañera y quédate dentro durante unos 15 minutos. Al salir, no te enjuagues ni te laves con jabón, ¡la arcilla verde no ensucia la piel!

Por cierto, no temas por las tuberías porque no las obstruye, aunque imagino que dependerá del tipo de arcilla y marca, en la mía viene especificado.

Tratamiento relajante e hidratante para pies y manos

Esto lo he estado utilizando un montón este verano. Tengo los pies súper delicados, y en verano se me secan muchísimo (además, noto mucho en los pies las caminatas bajo el calor y el sol). Combino esto con crema hidratante todas las noches. Y aprovecho para hacerlo también en las manos.

Ingredientes:

– 1 cucharada de arcilla verde en polvo.
– 3 gotas de aceite esencial de lavanda o melisa (yo uso de lavanda porque es el que tengo siempre a mano).

Preparación:

En un cuenco lo suficientemente grande como para sumergir pies y manos, añade agua caliente y la cucharada de arcilla. Luego añade el aceite esencial.

Forma de uso:

Mete los pies y frótalos uno contra el otro para masajearlos. Alterna manos y pies hasta que el agua se enfríe. Después seca sin enjuagar y termina con la crema hidratante.


Espero ir probando más cosas con la arcilla verde, los usos son casi infinitos… y hay mil adaptaciones de la mascarilla facial básica. De verdad, probadla, te cambia la piel de la cara (pero hay que ser constante, no vale ponérsela una vez cada medio año). Y como último tratamiento/consejo os recomiendo aplicarla sobre picaduras de mosquitos y demás bichos, siempre lo había escuchado, pero justamente ahora estoy haciendo mi propia crema para aliviar las picaduras y la arcilla calma completamente el picor. Mezclad la arcilla con un poquito de agua (lo justo para formar una pasta) y aplicadla sobre la picadura.

¿Utilizáis arcilla verde en casa? ¿Cuál es vuestro tratamiento o forma de uso favorita? Aquí se ha convertido en un imprescindible junto con el aceite de coco 😀

*Imagen original del post de aquí.

Entradas relacionadas:

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *