CAPAZO TÉRMICO DIY

Este Proyecto llevaba en mi mente mucho tiempo, y es que desde que empecé el blog, siempre he intentado que los DIY además de ser bonitos fuesen útiles,
y sin duda este capazo es una muestra de ello.

Hoy os enseño a hacer un CAPAZO TÉRMICO para que lo que llevéis en su interior, se mantenga a una buena temperatura, además, en este DIY os enseño como forrar las asas para que sean cómodas 
(y no terminar con los hombros destrozados)

¡Por que el DIY también sirve para mejorar las cosas!


 

¡Espero que os guste y gracias por los comentarios!

Lee el post original

El reto pinterest: A los dinosaurios les gusta el verde

Cada mes en “Scarlata y el Sr Don Gato II” quedamos para hacer todas el mismo DIY, sacado de pinterest (toda la info aquí). La propuesta de Marta para junio, son marcadores para el huerto.

Hace tiempo que hice unos de fimo y  me van de maravilla ¡no quiero otros! Los uso sobre todo para los semilleros. Estamos aprendiendo a asociar cultivos, así que lo de los marcadores ,ya en el huerto, es un lío (y una que se va volviendo rural, reconoce una tomatera en cuanto la ve).

Pero lo que sí me hace gracia es darle más vidilla al huerto ¡y le he puesto dinosaurios herbívoros! No sé qué tal irán contra las plagas, pero seguro que los caracoles se lo piensan dos veces antes de acercarse a las lechugas.

Me hacen mucha gracia estos muñecos. Hice el colgante jurásico, luego se lo puse al capazo y los que quedan ¡me los he llevado al huerto!

Los materiales que necesitamos son
– Dinosaurios (en cualquier excavación los encuentras)
– Pintura en spray
– Fimo o cualquier otra arcilla que luego se pueda mojar.
– Cuter
– Vaso de cristal
– Imprentilla

Por un lado pintamos los dinosaurios con el spray.

Por otro hacemos los carteles. Sólo hay que hacer una bola, aplanarla con el vaso (o un rodillo) como si fueran galletas y cortarla con la forma que quieras. Si quieres saber cómo hacer el efecto marmolado aquí lo explico paso a paso.

Finalmente con la imprentilla escribimos los textos. Hornear según las instrucciones de cada fabricante ¡y a ponérselo a los dinosaurios!



¡Como poco son divertidos!

Esta es mi propuesta y tienes muchas más aquí: El reto pinterest de junio

Archivado en: DIY

Lee el post original

Peinado: Tomate hecho con donut de algodón

¡Hola! Soy Gaby, y La Vida en Craft me trajo a este inspirador espacio para compartir el infinito mundo de la peluquería.

Soy Diseñadora Gráfica y Peluquera, y a lo largo de este tiempo me he dado cuenta de lo conectadas que están estas dos áreas, ¡así que fue imposible elegir sólo una! Las posibilidades de crear cosas simples son muchas, además de ir entendiendo el mundo de la belleza como algo alcanzable para todos.

Les dejo un DIY entretenido y muy fácil de hacer: partiremos por confeccionar una donut en casa, y luego haremos con ella un simple peinado, ideal para dar altura y estilizar cualquier tipo de cara.

final

Materiales:

  • Algodón
  • Pinches u horquillas
  • Peineta fina
  • Cepillo
  • Hilo y aguja
  • Malla para el pelo (la pueden encontrar en cualquier tienda de peluquería o usar una panty negra o café, dependiendo del color de tu pelo)

materiales

Primero arma un rollo de algodón lo más compacto posible. Ideal que sea de unos 30 cms si tienes el pelo largo y quieres que la donut sea grande, o bien de unos 20 cms si lo tienes más corto.

paso 1

Luego envuelve con la malla el rollo de algodón para ir dándole forma de donut.

paso 2

Por último cose los extremos con hilo y aguja. Es importante que sólo unas los extremos, dejando el centro libre.

pasos 3 y 4

¡Listos para armar el peinado!

Haz una coleta simple primero (bien firme con un elástico o colet) y luego pon la donut pasando la coleta por el centro de ésta.

pasos 5 y 6

Abre el pelo en el centro, y distribúyelo siguiendo la forma de la donut. Ayúdate con la peineta para ir escondiendo las puntas del pelo en el sentido del reloj, dando la vuelta completa.

pasos 7 y 8

Usa las horquillas para dar firmeza a los bordes de tu peinado, pasando el pinche por debajo de la donut.

paso 9

Y para terminar, decora tu pelo con unas lindas craspedias, dándole un estilo natural al peinado.

paso 10 final 2 final 1

¡Un abrazo!

Gaby.

Pueden seguir el trabajo de Gaby en su cuenta de Instagram, o contactarla en el mail gsantanderp@gmail.com

Lee el post original

Tutorial: Acolchar telas

¡Buenas!

Ayer me pasé todo el día cosiendo, bueno, más bien acolchando. Estaba tan concentrada en lo que estaba haciendo que se me olvidó la cámara para sacar las fotos del tutorial, así que esta mañana, con unos retales, me he puesto manos a la obra para que lo podáis ver.

En la entrada de hoy os explicaré un poco cómo he hecho yo el acolchado y al mismo tiempo os iré dando otras alternativas que he leído por la red.

Esta es la (mini) pieza que vamos a acolchar hoy.

01

Para acolcharla necesitaremos guata para el relleno y una tela para la parte trasera. Ambas tendrán que ser más grandes que nuestra pieza delantera.

02

Con las 3 piezas montaremos un ‘sándwich’. Arriba la tela de que queremos acolchar, en medio la guata y debajo la tela inferior.

03

Tenemos que sujetar las 3 capas juntas. Para ello disponemos de varias alternativas, podemos hilvanarlas con puntadas largas por toda la pieza, podemos pegar la entretela a las dos telas con spray adhesivo, o bien podemos sujetar las 3 capas con unos imperdibles. Descartad la idea de sujetarla sólo con alfileres porque no quedará bien.

Cuando ya tengamos sujetas las 3 capas, marcaremos el dibujo que queramos hacer para el acolchado. En mi caso, como era la primera vez que acolchaba una tela, opté por un diseño sencillo: líneas diagonales.

Podemos marcar las líneas con cinta de carrocero (la cinta que utilizan los pintores) y coser cerca del filo de cada lado de la cinta.

04

Otra opción sería pintar las líneas con un bolígrafo especial para telas.

05
Una vez que tengamos marcado el dibujo, toca ponernos con la máquina. Yo utilicé una aguja universal, la 14/90 y me fue muy bien. ¡Ah! Al principio, en el retal de prueba, se me saltaban algunas puntadas, pensé que el motivo era que el hilo se trababa en la guata, pero cuando cambié la aguja por una nueva el problema se solucionó.

Si tenéis un prensatelas de doble arrastre usadlo porque os facilitará mucho la tarea en el acolchado. Yo no lo tenía (pero ahora mismo me voy a por uno) así que tuve que ir cosiendo al golpito con mi prensatelas universal.

06
(¡Ahora no os puedo enseñar la colcha entera porque es para regalar en unos meses!)

Esta ha sido mi primera experiencia acolchando y aunque he tardado muchísimo más de lo esperado, al final creo que el resultado ha merecido la pena. ¿No os encantan los osos amorosos?

Lee el post original

Blog que me encanta: El nido de mamá gallina

Hacía tiempo que no te traía un blog nuevo en esta sección. Y ya que no estoy publicando tanto como antes, y siento que te tengo un poco abandonada, he pensado que el mejor blog que podía traerte es este: El nido de mamá gallina.
El nido es un blog que conocí en algún reto/desafío hace mucho tiempo y desde entonces estoy enganchada a sus fotografías y a sus diy con ingenio y personalidad. Y además Saralu cocina de maravilla!
En el tiempo que hace que lo conozco ha cambiado y mejorado su diseño pero el contenido de los posts y de la fotografía es de 10 desde el principio. Saralu me tiene alucinada con su buen gusto, y me ha sido muy muy díficil seleccionar unas pocas fotos para incluirlas aquí.
Foto de Nido de mamá gallina
Reconozco que la sección que más me gusta de su blog son los diy. Y es que esta cocina es alucinante, o los cactus pintados, o la tabla de cortar.. Date un largo paseo por esta sección, que verás mil y una idea, literal, para hacer todo tipo de cosas especialmente para la casa.

En su sección de costura también hay ideas geniales, con mucha gracia e ingenio.

Todo en estas secciones es muy sostenible, pues le encanta reciclar y dar vida nueva a los materiales. 
Bueno, y ya sabes que yo no soy nada cocinillas, pero yo veo estas fotos y me dan ganas de comérmelo todo. Porque comer sí me gusta, eh?

Fotos de Nido de mamá gallina

Si eres de la que te gusta meterte en la cocina, esta es tu sección, y encontrarás todo tipo de recetas, porque Saralu se atreve con todo, y como buena vasca cocina con mucho gusto. Además tiene una sección de postres que son increíbles!

Espero algún día atreverme, porque ya sólo dándome un paseo por su blog me ha entrado un hambre.. eso, o que me invite un día a Donosti, que yo voy encantada 🙂


Y por último, su sección de fotografía, que en realidad es todo el blog, porque ya has visto que fotos, no? Estoy prendadita!
Foto de Nido de mamá gallina
¿A qué te ha enganchado ya?

Paula

Lee el post original

Shibori

Junio. Ese mes en el que no puedes ir caminando a Mordor, porque ya estás en Mordor. Y te está atacando el Imperio. Mientras Voldemort se cuela en tu cerebro y lo hace puré. Junio.

A ver, empieza el verano y eso siempre está bien, aunque por la noche se te peguen las sábanas y no consigas dormir hasta que entra la brisa de las tres de la mañana. Pero es que junio es un mes maldito con el que tengo una relación de amor-odio.

Este año, además, el pompón friki ha terminado la primaria. Whaaaat? Sí. A mí me parece que hace media hora todavía tenía tres años, pero no, se ve que no. De hecho, si buceáis por el blog vais a encontrar unas cuantas fotos del friki con dientes de leche todavía, pero de algún modo se ha hecho mayor. Él solo, porque los demás estamos plantados en un cómodo limbo de juventud.

Pero yo hoy venía a contaros otra cosa. Y todo empezó hace muchos meses. Fue culpa de Núria y de mi famoso culoveoculoquierismo. Cuando vi que ella se había apuntado a una comunidad creativa llamada Handbox, yo también quise. Y aunque al principio no entendía muy bien dónde me había metido, con el tiempo la comunidad ha ido creciendo y convirtiéndose en un sitio chulo para buscar tutoriales y conocer blogs nuevos.

Hace unas semanas me escribieron de Handbox para preguntarme si quería unas muestras de Tintes Iberia para probar y para hacer algún proyecto. Aunque junio es MAL, como soy una inconsciente dije que sí. Y así, en lugar de traducir, me metí en la cocina a teñir, mezclar colores, hacer pruebas y pasármelo bien en general.

He hecho un montón de cosas diferentes (y todavía me queda un poquitín para algún otro proyecto que tengo pensado), pero lo que hacía mucho tiempo que tenía ganas de probar era el shibori. Que es una manera pija y japónida de referirnos a las camisetas hippies que hacíamos con nudos y los mismos tintes Iberia cuando yo era pequeña. Si no pasasteis por el momento camiseta hippy en vuestra infancia… no fuisteis niños.

Aquí tenéis una pequeña pista de otro proyecto teñido que os muestro la semana que viene…

El shibori se suele hacer con añil y en color azul, pero me pareció chulo hacerlo en otros tonos. El resultado, qué queréis que os diga, me encanta. He usado una sábana antigua de algodón y ha teñido perfectamente, pero la técnica se puede aplicar a cualquier prenda siempre que sea de fibras naturales.

Está de moda hacer trapos de tela de varios tamaños que se usan como mantas de pícnic, manteles o pañuelos, pero podéis ir más allá y convertir vuestros trapos en furoshikis, los envoltorios japoneses de regalo que me parecen chulísimos. Voy a ver si la semana que viene me pongo con eso y os lo enseño.

Pero me voy por las ramas. Con tinte y la técnica shibori podéis conseguir un montón de acabados diferentes. Yo opté por tres de los que me parecían más curiosos.

Necesitáis:

  • Tela de fibras naturales
  • Agua
  • Sal
  • Tintes de colores (yo usé los de Iberia)
Para hacer shibori vais a teñir a mano y no en máquina, evidentemente. No necesitáis tener recipientes dedicados únicamente a teñir, se pueden lavar después con un poco de lejía y ya está.
Usé tres litros de agua caliente para cada color, no porque los necesitara el proyecto del shibori, sino porque hice otras cosas con cada tinte. Por cada litro de agua, se añaden cinco cucharadas soperas de sal.
Abrid vuestro tinte y seguid las instrucciones. En el caso de los tintes Iberia, hay dos sobrecitos de color, para que gradúes la intensidad y otro de fijador, que se tiene que usar entero.
El color se disuelve primero en un vaso de agua caliente y luego se mezcla con el agua con sal y el fijador. Y ya tienes el tinte listo.
Los dibujos que crea el shibori van en función de lo que hagamos con la tela. Podemos anudarla, atarla, doblarla…
Para crear el dibujo de estrellas, doble mi tela como si fuera un acordeón longitudinalmente, es decir: un doblez hacia delante y otro hacia atrás. Cuando tuve un rectángulo muy largo de tela, hice el mismo movimiento de acordeón, pero formando triángulos. Si no entendéis bien cómo se hace, decídmelo y os grabo un vídeo. Sujeté el triángulo con un par de pinzas (de centro de bricolaje: una de las mejores compras ever, baratísimas y súper útiles) y mojé las tres puntas del triángulo un ratito.
En principio, para conseguir un color muy vivo hay que sumergir la prenda durante 40 minutos, pero yo trabajé con intervalos de entre 10 y 15 minutos y estoy muy contenta con el resultado para el shibori. Eso sí, las prendas de ropa (que también he teñido) sí que necesitan un poco más de tiempo sumergidas.
Sacáis la prenda del tinte y la enjuagáis bien. Pero muy bien. Hasta que el agua salga transparente. Con ganas. Luego solo os queda poner la prenda a secar y ya la tenéis.
Para hacer el shibori naranja doblé la tela a la mitad dos veces, como para formar una cruz, y luego, sencillamente, la enrollé y la sujeté con cuatro gomas elásticas. Usé las de los espárragos que son más anchas y me gustan mucho. Metí el churro resultante en vertical, para que sobresaliese una parte.
Y la técnica del verde era la que tenía más ganas de probar. Normalmente se hace con bloques de madera, pero yo no los tenía y no sabía qué usar. Hasta que me fijé en la caja del queso que mi madre nos había traído de Francia (gracias, mamá!). Desmonté la caja y voilà. En este caso hay que doblar la tela formando un cuadrado un poco más grande que las piezas que vamos a usar. Ponemos una pieza delante y otra detrás y las sujetamos con gomas elásticas, apretando muchísimo. Sumergimos completamente en el tinte durante un rato y ya está.
Os voy avisando: es completamente adictivo. Pero mucho. Vais a empezar a buscar en casa trozos de tela que podáis convertir en pañuelos maravillosos. No se puede hacer nada por evitarlo, es así.
Y para que veáis que no paré en el shibori, aquí tenéis a la pompona luciendo camiseta nueva con tinte naranja y rojo. Sus hermanos quieren una camiseta igual. Lo que os decía: sin camiseta teñida no hay infancia…

Lee el post original

Set de escritorio: mis imprescindibles

¡Buenos días!

Ayer, te enseñaba mi set de escritorio, la cajita con mis imprescindibles que tengo en mi mesa de trabajo, repleta de los materiales craft que más utilizo en mi día a día. Estos posts donde os enseño un poco más de mi espacio de trabajo siempre os gustan mucho, así que hoy, vamos a ver todos los materiales que yo guardo en esta caja.

Todas las cosas que ves en mi set de escritorio son las típicas que uso igualmente para un packagings, para los DIY que fotografío o para fotos de inspiración que veis muchas veces en mi Instagram. Es probable que haya cosas que vosotros cambiaríais por otras o que coincidamos en muchas. Pero lo cierto es que nunca faltan washi tapes sobre mi mesa, como no podía ser de otra manera.

Me gusta almacenar en mi set de escritorio postales. Estas que ves, las compré en Soufflé (C/ Piamonte, 5). ¡Me encantan! Además, incluyo una tinta, en concreto el color Tuxedo (negro) de la marca Memento, mi sello corporativo, clips divertidos, blondas (¡me encantan y son súper versátiles y útiles!), papeles pequeños de scrap (tamaño foto de 10 x 15) y brads, que uso para etiquetas y para decorar mis libretas.

Espero que os haya gustado y me encantaría saber qué incluís vosotros en vuestro set de escritorio, qué no puede faltar… ¡Contadme! Y si queréis preguntar, en comentarios podéis dejarme vuestras dudas, os responderé uno a uno 😉

¡Que tengáis un buen martes!

Lee el post original

CR: Top con la espalda al aire… ¡en un paso!

¡Buenos días!
No sé si es por esta ola de calor, pero me ha venido a la cabeza este Closet Rehab súper rápido y fresquito y lo he tenido que hacer.
Me encanta cómo queda la espalda al atar los extremos y, simplemente, me encantan las espaldas abiertas.


Espero que os sirva para refrescaros aunque sea un poquito y que os haga más llevaderos estos días de sofoco.

Sólo necesitáis robarle una camiseta grande a vuestro chico/hermano/padre/amigo o usar una vuestra tipo oversize. Lo ideal es que sea de punto, de tejido de camiseta.
Tenemos que cortar la espalda como en el dibujo y podemos cortarle también  el borde del escote para que tenga todo el mismo acabado.


Para ponérosla sólo tenéis que meter los brazos y atar con una lazada o un nudo los extremos a la altura que queráis en la espalda.
A mi, personalmente me gusta muy bajito, en la cadera. Y me lo he puesto en plan look playero con mis shorts con encaje de hace ya un par de veranos 😉
¿Qué os parece?¡Ánimo con los calores! Mucho agua, mucho hielo, y los suertudos, mucha pisci y playa!¡Besos! 🙂Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Reto Pinterest Junio. Marcadores de Hierbas Aromáticas

Marcadores-plantas-cucharas-madera-papel-tutorial
Un mes más toca Reto Pinterest. Después del tuneo de capazo del mes pasado, esta vez Marta nos reta a realizar unos marcadores de hierbas aromáticas y quien dice hierbas dice plantas y quien dice aromáticas dice huerta.
La foto como veis (no hay que ser un lince) no es de la huerta pero es que todavía no he podido ir a la de mi suegro, que es increíble,a sacar las fotos pero….todo se andará!.
Por la red había muchas ideas con cucharas metálicas, de madera  y como yo tenía éstas desde que hice el Empaquetado Bonito con Papel de Periódico (si os lo perdisteis le podéis echar un ojo aquí) pues me lancé a por ellas!.
Primero las decoré con papeles de colores. Trocitos de papel que pegué a las cucharas con Mod Podge casera que no tiene más misterio que mezclar cola blanca y agua a partes iguales y ya tenemos la famosa mezcla cuyo efecto si no es el mismo que la comercializada es parecidísimo y con un precio eso sí, muy diferente 😉
Una vez decoradas, me queda la tarea de nombrarlas para convertirlas en auténticos marcadores. En un primer momento pensé escribirlo con rotulador pero al ser una madera muy blandita y porosa me dio la sensación de que iba a emborronarse todo e iban a parecer letras chinas….jejejeje…así que opté por esta opción más fácil, cómoda, rápida y con un resultado que me convence mucho. Pegatinas de letras y….otra vez mezcla mágica por encima!.
Esto es lo más cerca que han estado de la huerta, por ahora…..;)
Y ya por último para darles un aspecto más rústico…sale a escena mi personaje preferido: el cordón, yute, cuerda…que ni sé en la cantidad de proyectos que me ha acompañado!!
Pues listo! Un mes más que acepto el Reto de Scarlata y el Sr. Don gato, si quieres ver mas ideas para realizar tus propios marcadores de hierbas aromáticas pásate si falta por el blog. 

Reto Superado??

Lee el post original

DIY Estampado fácil de camisetas

Que las piñas están de moda es algo que está claro, nada más que hace falta darse un paseo por las tiendas y sin duda, junto a las sandías, es uno de los estampados estrella este verano. Y si a […]

La entrada DIY Estampado fácil de camisetas aparece primero en mariquillasaez..

Lee el post original